Gobierno y comunidades analizan este miércoles el proceso de vacunación tras el nuevo parón por las dosis de Janssen

  • Las comunidades tratan de optimizar las dosis: Madrid y Andalucía piden vacunar con AstraZeneca a los menores de 60 y Cataluña, espaciar más las dos dosis de Pfizer.
  • El Consejo Interterritorial de Sanidad acordará elaborar un manual de buenas prácticas para aplicar la Ley de Eutanasia.
Archivo - Vacuna de Janssen contra la COVID-19 de una sola dosis
Archivo - Vacuna de Janssen contra la COVID-19 de una sola dosis
JANSSEN - Archivo
Archivo - Vacuna de Janssen contra la COVID-19 de una sola dosis
EFE

Este miércoles tenía que haber sido un día grande para la vacunación contra la Covid, con las esperadas 300.000 dosis de la cuarta vacuna, Janssen, que al ser monodosis iba a acelerar el proceso. Sin embargo, la paralización de la distribución debido a varios casos de trombos en Estados Unidos asociados a ella, ha dejado a las comunidades esperando para saber cuándo podrán recibir las dosis que el Ministerio de Sanidad ya les había notificado. Este miércoles, el Consejo Interterritorial de Sanidad analizará cómo continuar con la inmunización, en una reunión en la que Madrid y Andalucía pedirán que AstraZeneca pueda inocularse entre los menores de 60 años que lo soliciten y Cataluña, ampliar el espacio entre la primera y segunda dosis de Pfizer, que actualmente es de 21 días.

En resumidas cuentas, los distintos gobiernos regionales buscan la manera de maximizar las dosis disponibles de las distintas vacunas para seguir inmunizando a la población. Con una mezcla de previsión y resignación, las comunidades discutirán cómo seguir adelante, de momento sin las esperadas dosis de Janssen. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reiterado a primera hora en el Congreso que cumplirá su objetivo de que a final de agosto esté vacunado el 70% de la población, siempre y cuando las farmacéuticas cumplan con sus compromisos de entrega, algo que vuelve a fallar con la vacuna de Jonhson&Jonhson.

Por otra parte y fuera del ámbito Covid, el Ministerio de Sanidad espera que en su reunión de este miércoles el Consejo Interterritorial acuerde crear un grupo técnico que se encargue de elaborar un manual de buenas prácticas para la aplicación de la Ley de Eutanasia.

AstraZeneca y Pfizer

Madrid y Andalucía van a pedir formalmente que se permita que las personas de 60 años puedan elegir vacunarse voluntariamente con AstraZeneca, el suero con el que iban a ser inmunizadas antes de que la semana pasada se decidiera suspender las inyecciones debido a los raros trombos que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) vinculó a la vacuna británica como un efecto secundario "muy raro".

Lo que proponen estas comunidades es que esta parte de la población pueda firmar un consentimiento escrito donde deje constancia de la existencia de ese riesgo, que en todo caso es escaso, porque en Europa a principios de abril no se habían notificado más de 222 casos entre 34 millones de personas.

Por otra parte, Cataluña quiere ampliar el periodo entre la primera y la segunda dosis de Pfizer, al considerar que la evidencia muestra que con una primera dosis, "el grado de protección es muy alto".

Así lo aseguró este martes la consellera de Salut, Alba Vergès, que urgió a vacunar "a cuanta más gente mejor y en el menor tiempo posible".

Janssen

Mientras se determina si hay cambios en la administración de AstraZeneca y Pfizer, Gobierno y comunidades analizarán la situación relativa a Janssen. De momento, se desconoce cuándo podrán llegar las 300.000 dosis, algo para lo que el Ministerio de Sanidad espera los "pocos días" de plazo que se dio la agencia del medicamento de Estados Unidos. Otros países como Italia, donde las dosis llegaron ya este martes, espera a que se pronuncie también la EMA, que de momento no ha visto vínculos directos pero que estudiará los trombos para ver si también tienen relación con esta vacuna.

Hasta entonces, las comunidades se resignan a no tener de momento la vacuna unidosis en la que el Gobierno tenía puestas las esperanzas para acelerar la vacunación y que planeaban administrar en primer lugar a la población de entre 70 y 79 años.

De momento, el Gobierno está "expectante y preparado" para recibir las dosis, según dijo la ministra de Sanidad, Carolina Darias, este martes en el Senado. También lo están comunidades como Castilla-La Mancha, que este miércoles ha firmado un contrato de emergencia para el almacenamiento y distribución de la vacuna de Janssen. Según ha explicado la portavoz del gobierno castellanomanchego, Blanca Fernández, se trata de tener preparada la logística para cuando lleguen las dosis y poder "acelerar en la medida de lo posible el plan de vacunación".

La frustrada primera entrega de Janssen iba a ser casi testimonial, 300.000 dosis de los 5,5 millones que el Gobierno tiene contratado hasta junio. Esta cantidad debía repartirse entre las comunidades de acuerdo a su población diana -en este caso, de 70 a 79 años-, de manera que por el momento son muchas más las dosis de Pfizer que están llegando semanalmente, 1,2 millones desde que empezó abril. Por el contrario, la última entrega de AstraZeneca ha sido menor de lo esperado. Así, la Comunidad de Madrid lamentaba hace unos días que no dispone más que de 20.000 y la Comunidad Valenciana también ha constatado que 14.500 dosis que le han correspondido son menos de las previstas.

A pesar de ello, el gobierno valenciano o el del País Vasco y han coincidido este miércoles en señalar que de momento mantienen su plan de vacunación y que no prevén por ahora que quede afectado por la ausencia de las vacunas de Janssen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento