Norbert Feher o 'Igor el Ruso': asesino de cinco personas, paramilitar peligroso, bipolar... y padece delirio mesiánico

Norbert Feher, alias 'Igor el ruso', a su salida de la Audiencia, donde se ha celebrado la vista contra él por dos tentativas de homicidio, hechos ocurridos en diciembe de 2017
Norbert Feher, alias 'Igor el ruso', a su salida de la Audiencia, en diciembe de 2017
Javier Escriche - Europa Press

Con los dedos para formar una 'V', signo de victoria, y sonriente dentro de la cabina blindada por su "extrema peligrosidad": así se presentó Norbert Feher, alias Igor el Ruso, ante la Audiencia Provincial de Teruel en enero de 2020. En ese momento comenzó su primer juicio en España por dos tentativas de homicidio el pasado 5 de diciembre de 2017 en Albalate del Arzobispo (Teruel). Esto ocurrió antes de que el 14 de diciembre matara a dos guardias civiles y un vecino de Andorra por lo que se le juzga, desde este lunes. Pero, ¿quién es este criminal para al que se le ha preparado una cabina blindada en los juzgados y por qué es tan peligroso?

Se trata del asesino confeso de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y del ganadero José Luis Iranzo. Sin embargo, no solo cometió crímenes en España. En total, está acusado de matar a cinco personas, dos en Italia, un hostelero llamado Davide Fabbri y el guardia Valerio Verri, y los tres ya mencionados en nuestro país. Además, está acusado por robo con fuerza y violación en su país natal, Serbia.

Norbert Feher de unos 41 años tiene al menos tres identidades: serbia, italiana y croata. Llegó a España, huido de Italia, en bicicleta el 21 de septiembre de 2017, dos meses antes de los asesinatos, y se asentó en la provincia de Valencia inicialmente antes de poner rumbo a Teruel, según refleja el sumario judicial de este caso.

La Guardia Civil identificó a Igor el 15 de diciembre, ya que antes se le buscaba con el nombre de Igor Vaclavic. Norbert Feher, hijo de Jene y Zuzana, nacido en Serbia el 10 de febrero de 1981, sin domicilio conocido.

La prensa italiana y serbia lo tildan como un experto en el manejo de armas de fuego y en artes marciales.

Una difícil búsqueda: llegó a tener 23 identidades

Feher, que estaba buscado por las policías italiana y serbia, y por tanto Interpol había cursado una orden para su captura, llegó a manifestar ante la jueza que empleó hasta 23 identidades en ocho países, entre ellas la de Igor Vaclavic, nacido el 21 de octubre de 1976 en Rusia, de ahí que se le conozca como Igor 'el Ruso'.

Desde su llegada a España en septiembre tuvo contacto con "conocidos" en el país y residió en las localidades valencianas de Xirivella y Catarroja. Durante los días que permaneció en las montañas, en Teruel, Feher supuestamente cometió varios robos y forzó varias puertas en distintas viviendas, masías o parcelas agrícolas de Albalate del Arzobispo, hechos que fueron denunciados, tal y como recoge el sumario. En una de estas intentonas, mató a un perro.

Asimismo, confesó este martes que fue él quien disparó varias veces a Manuel A. y Manuel M. en un masico, resultando heridos, el 5 de diciembre de 2017. También admitió que introdujo un arma de forma ilegal en España, otro de los delitos por los que se le juzga

Entre los días 5 y 14 de diciembre, vivió en el monte, en una tienda, en las que tenía bolsas con su ropa. Al ser un hombre "muy religioso", señala, se pasaba cuatro horas leyendo la Biblia, disfrutando de la naturaleza y haciendo fotos. Algo que la prensa italiana señala que hacía: se tomaba selfies con los dedos en 'V' y con la pistola en mano, el mismo arma que utilizaba para matar. Él reconoció que tiene formación paramilitar y está "preparado" para la guerra.

"inquietantemente frío y sin un ápice de arrepentimiento"

Los informes psicológicos que se practicaron a Igor tras ser detenido revelan que sufre un trastorno bipolar, paranoide de personalidad-desconfianza y suspicacia hacia los demás durante largo tiempo- y trastorno disocial grave, conducta distorsionada, destructiva y de carácter negativo.

Además, tiene antecedentes de dependencia de alcohol y gastritis crónica, según expusieron en su momento en el estudio médico y psiquiátrico practicado por profesionales del Instituto de Medicina Legal de Aragón al que fue sometido en la cárcel de Zuera (Zaragoza).

En la actualidad no recibe tratamiento psicofarmacológico porque él mismo lo rechaza, pues tiene “nula conciencia de enfermedad”, apunta el psiquiatra que lo analizó, además de ser "inquietantemente frío y sin un ápice de arrepentimiento".

"Refiere delirio mesiánico en el contexto de desinhibición, con disforia crónica y desconfianza en todas las personas"

“Desde su ingreso permanece aislado, rechaza la comunicación y es desconfiado”, añade. Sin embargo, cuando se le requiere “acepta hablar y se muestra correcto y educado”, si bien “refiere delirio mesiánico en el contexto de desinhibición, con disforia crónica y desconfianza de todas las personas”, concluyen.

Una estancia conflictiva en prisión

Desde el día de su ingreso en la cárcel, 18 de diciembre de 2017, mostró desconfianza hacia los funcionarios, manteniendo una actitud de autoaislamiento en los 138 primeros días que pasó ahí.

En la prisión no abandonaba la celda, ni en los dos horas de descanso que tiene, y en el tiempo que está ahí no realizaba llamadas. Pasa su tiempo libre leyendo libros, entre ellos la Biblia, o cómics, recoge el Herlado de Aragón.

Su actitud se analiza a diario. A Igor el Ruso es al único al que se le hace este informe por su condición de interno de especial seguimiento, se encuentra dentro del Fichero de Internos de Especial Seguimiento (FIES), y de peligrosidad extrema. El Heraldo informó que fuentes penitenciarias confirmaron que el peligroso criminal amenazó a los funcionarios a finales de este verano al proclamar: "Cualquier día va a tener que pasar algo importante aquí".

Por esto fue trasladado de prisión en noviembre. Salió de Zuera (Zaragoza), en la que ha estado ingresado casi dos años en una celda del módulo de aislamiento, hacia la cárcel de Teixeiro (La Coruña). Este centro penitenciario mantiene fuertes medidas de seguridad sobre él.

Ataque con azulejos

El último episodio de violencia se ha vivido este fin de semana. La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), sindicato exclusivo en el ámbito penitenciario, denunció una nueva agresión a cuatro funcionarios del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) con un azulejo tras negarse a abandonar su celda para ser juzgado este lunes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento