CCOO y UGT convocan movilizaciones en toda España el 11 de febrero para exigir al Gobierno que suba el salario mínimo

  • Los sindicatos mayoritarios también piden volver a la mesa para derogar la reforma laboral y la de pensiones.
El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez
El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez
EP

CCOO y UGT anunciaron este martes que han convocado para el día 11 de febrero concentraciones frente a las sedes de las subdelegaciones del Gobierno de todas las provincias. Los sindicatos mayoritarios exigen, a corto plazo, que el Ejecutivo recule y se avenga a subir el salario mínimo interprofesional. Y además, reivindican que se vuelva a poner en marcha la negociación para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral y también para acabar con la reforma de las pensiones de 2013.

Así lo anunciaron este martes los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. Ambos dirigentes denunciaron que, a su juicio, el Gobierno le ha dado "derecho de veto de facto" a la patronal a la hora de subir el salario mínimo, dado que ha argumentado que no se subirá la cuantía salvo que exista un acuerdo entre los agentes sociales que los empresarios no quieren. 

"Igual que exigimos en su momento que se cumpliera con un proceso de consulta y diálogo para la subida del salario mínimo, también decimos que, una vez que se ha contrastado que no hay acuerdo, le toca al Gobierno mover pieza", planteó Sordo, mientras Álvarez recordó que en países como Alemania o Francia -y, de hecho, en la mayoría de los de la UE- sí se ha subido el salario mínimo. "No hay ninguna razón objetiva para no hacerlo aquí", insistió el líder de UGT.

El asunto genera una importante tensión dentro del Gobierno de coalición. La parte de Unidas Podemos, liderada por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, es partidaria de una actualización de unos pocos euros al mes en línea con el IPC, pero por el momento se ha impuesto la posición de la titular de Economía, Nadia Calviño, que apuesta por la congelación, al igual que lo hace el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En lo relativo a la reforma laboral y la de pensiones, lo que exigen CCOO y UGT es volver al punto donde la negociación quedó paralizada el pasado marzo, cuando estalló la pandemia. "Hay que poner el foco en la situación de la pospandemia, es el momento de recuperar una agenda social en nuestro país" para cuando decaigan las medidas de emergencia, señaló Sordo, que insistió en que los sindicatos tampoco piensan aceptar "vetos" en esta negociación. "No se puede volver a lanzar el mensaje de que si no hay acuerdo social no se cambia nada", planteó.

Ambos líderes, además, hicieron hincapié en que ninguna institución europea ha puesto pegas a la posibilidad de modificar la reforma laboral o la de las pensiones. "Ya estamos un poco hartos de usar a la UE como excusa para todo, si hay algún condicionante lo queremos conocer explícitamente", señaló Álvarez, mientras Sordo alertó de que "se está instalando una retórica peligrosa sobre una supuesta condicionalidad que no existe".

Más información en breve.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento