La moda 'comfy' es una gran tendencia y las principales marcas 'low cost' no han tardado en sacar su propia colección

La ropa cómoda se impone ante los conjuntos imposibles.
La ropa cómoda se impone ante los conjuntos imposibles.
ZARA

Este año ha sido uno de los más extraños en cuanto a la moda se refiere. La Covid-19 ha trastocado nuestras vidas y también nuestros armarios, cambiando los zapatos de tacón de aguja por unas pantuflas muy calentitas para llevarlas mientras teletrabajamos.

Durante el confinamiento −y también ahora, para que engañarnos− dejamos colgados en su percha los pantalones pitillos y los sujetadores de aro, optando por tejidos más suaves, que se adaptasen a nuestro cuerpo, que no nos apretaran y con los que nos sentíamos cómodas. De este modo, las ventas de la ropa de diario cayó y empezamos a comprar más ropa de deporte y de algodón.

Muchas marcas vieron que se abría un nuevo mercado, y en seguida las principales firmas low cost comenzaron a sacar sus propias líneas de ropa cómoda, o como la llaman ellos, comfy.

La primera en adentrarse en este mundo fue Zara, y si fuera poco, ha sacado varios tipos de colecciones distintas: New comfort y una nueva línea de lencería con tejidos muy suaves y agradables.

New comfort se basa en prendas relajadas con tejidos muy confortables que se adaptan a nuestro cuerpo y no nosotras a ellas. Se trata de una línea repleta de prendas delicadas pero versátiles para teletrabajar con estilo o simplemente para estar a gusto en casa pero a la moda.

La extrema comodidad y las tendencias se unen en esta nueva colección sin renunciar a poder llevarlas también en la calle, ya que son muy ponibles. La nota común son el tacto suave y gustoso con una estética minimalista, haciendo que aunque sean prendas muy actuales, no dejen de estar nunca de moda.

Mango también se ha apuntado a esta tendencia y ha sacado su nueva línea Comfy collection, donde destacan tejidos como la lana, el algodón y el nylon. La firma low cost también sigue las tendencias de la temporada, aunque no tanto como Zara, y se centra más en prendas que nos permitan crear un armario cápsula de homewear y tiremos ya de una vez la camiseta promocional de la frutería del barrio que utilizamos para estar por casa. El objetivo de esta colección es que el look final sea fácil de conseguir y, sobre todo, fácil de llevar.

Los diseños de esta colección se basan en texturas suaves y siluetas cómodas. Los estilos hogareños tradicionales de tricot, como jerséis y pantalones anchos, se actualizan prendas minis de punto, leggins y crop tops deportivos que resultan confortables para mujer. Estas se elevan combinándose para salir a la calle con maxi-abrigos sastre, que dan el toque elegante, o anoraks y zapatillas deportivas, para el punto streetwear.

H&M también se ha sumado a esta moda con su colección The comfort zone, donde más que patrones tendencia, la marca se decanta más por ropa activewear o de deporte con sudaderas, joggers y tops deportivos. Este mismo camino también lo han seguido Pull&Bear, Massimo Dutti o Stradivarius en su mayoría.

La ropa deportiva también está siendo un gran reclamo para los compradores, que dejando atrás las marcas típicas como Decathlon, recurren a la sección de activewear de su tienda de ropa favorita. Zara, Mango y otras grandes firmas low cost como hemos visto antes, también han sacado una línea de ropa perfecta para hacer ejercicio.

Durante el confinamiento nos dedicamos a la pastelería o a hacer ejercicio o ambas cosas,  así que necesitábamos prendas que nos permitiesen movernos con libertad.

Desde Seamless de Zara, a The Wellbeing Community de Mango, donde la marca se compromete a crear una conexión entre cuerpo y mente con una colección cápsula de prendas pensadas para las disciplinas deportivas que promueven ese equilibrio, como el ballet, el yoga o el pilates. Siguiendo con esta iniciativa, Mango está realizando a través de su perfil de Instagram varias clases y charlas en directo, precisamente con el bienestar como hilo conductor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento