Hacienda se abre ahora a esperar a las elecciones catalanas antes de presentar el proyecto de Presupuestos

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 7 de julio de 2020.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.
EUROPA PRESS/E. Parra. POOL - Europa Press

Al Gobierno se le acumulan los motivos para postergar la presentación en el Congreso del proyecto de Presupuestos para 2021 y este martes se han sumado las elecciones catalanas que previsiblemente se celebrarán en otoño. Hace unas semanas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que estos comicios no iban a influir en el proceso presupuestario. Sin embargo, este martes, fuentes del Gobierno han indicado que la propuesta de Presupuestos no se someterá a la votación del Congreso si no tiene los votos suficientes para ser aprobada y que, en plena contienda electoral entre JxCAT y ERC, será muy difícil, sobre todo para los republicanos, fijar una posición. Por eso, han apuntado a que la aprobación de los Presupuestos se retrase hasta que hayan votado los catalanes.

En todo caso, la intención del Gobierno es presentar el proyecto de Presupuestos en el Congreso "en tiempo y forma", es decir, antes del 30 de septiembre, tal y como marca la Ley Presupuestaria, Sin embargo, este martes han asomado al menos dos motivos de retraso, que podrían ser tres.

Por una parte, Hacienda ya asume que no llevará el techo de gasto y la senda de estabilidad a votación este mes de julio, sino más avanzado el verano. Preferiblemente antes de que entre septiembre.

Con este primer paso aprobado, el siguiente sería la aprobación por parte del Consejo de Ministros del proyecto de ley de Presupuestos para 2021, que es el que en principio querría aprobarse antes del 30 de septiembre, pero que apunta abiertamente a que se retrase para que antes se celebren las elecciones catalanas. Una vez despejada la contienda electoral, el Gobierno espera que ERC se sienta ya más libre para apoyar las cuentas del Ejecutivo central.

En tercer lugar, las difíciles negociaciones en Bruselas para cerrar un reparto Fondo de Recuperación de la UE es otro factor que podría distorsionar el proceso de elaboración de los Presupuestos. Montero necesita saber con cuántos fondos de la  UE contará para ello y de ahí a que el presidente, Pedro Sánchez, insista en en que el acuerdo debe llegar en julio, algo que no es seguro.

Volviendo a la situación de Cataluña, si el enfrentamiento entre los socios del Govern ha llevado al Gobierno a pensar en retrasar las Cuentas, también es un factor clave, a su juicio, para que la segunda reunión de la 'Mesa de diálogo' sobre Cataluña no tenga aún fecha.

Este martes, Montero ha asegurado que "el Gobierno está disponible para poder reunirse" en esta segunda mitad de julio, una vez pasadas las elecciones gallegas y vacas, y ha trasladado la responsabilidad de pedirlo a ERC y JxCAt.

"Corresponde al Govern decidir si quiere que se realice esta reunión y seguir avanzando en los compromisos que nos habíamos fijado a principio de la legislatura", ha dicho la portavoz del Ejecutivo. Ha reiterado que "la disposición [del Gobierno de Sánchez] es muy clara y corresponde al Govern solicitar que se celebre [la Mesa]".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento