ERTES, alquiler, trabajo en casa de los autónomos... ¿cómo afectará el Covid a la declaración de la renta de 2020?

  • Las prestaciones percibidas a consecuencia de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), total o parcial, están sujetas a tributación como rendimientos del trabajo.
Dos mujeres con mascarilla caminan por el entorno de la Torre de Hércules, en A Coruña.
Dos mujeres con mascarilla caminan por el entorno de la Torre de Hércules, en A Coruña.
EFE

Una vez finalizada, con carácter general, la Campaña de Renta de 2019, es importante empezar a centrar la atención en la incidencia que tendrán las principales situaciones derivadas de la fuerte crisis sanitaria y económica del COVID-19 en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del año 2020. La declaración y pago deberá abonarse entre los meses de abril y junio del próximo año 2021, según explica en 20minutos  Irene Rovira, profesora de los Estudios de Derecho de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experta en derecho financiero y tributario.

Prestaciones por ERTE, total o parcial

Así, en primer lugar, recalca Rovira, procede destacar que "las prestaciones percibidas a consecuencia de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), total o parcial, están sujetas a tributación como rendimientos del trabajo, igual que las prestaciones por desempleo (a no ser que se opte por su pago único con el fin de iniciar una actividad económica)". 

Por ello, recomienda la profesora de la UOC, "es importante revisar que se van practicado retenciones del IRPF sobre las mismas y en una cuantía adecuada, pudiendo solicitar al Servicio Público de Empleo Estatal una mayor retención".

Prestaciones por maternidad o paternidad y bajas por enfermedad

Asimismo, y a diferencia de las prestaciones por maternidad o paternidad satisfechas por la Seguridad Social (que están exentas), las que se hubiera percibido por estar de baja por enfermedad (a consecuencia del virus o no) también deberán tributar como rendimientos del trabajo, subraya Irene Rovira. 

No obstante, agrega, ninguna de estas prestaciones afectará a la aplicación de la deducción por maternidad y a su incremento por los gastos satisfechos a centros autorizados de primer ciclo de educación infantil, lo mismo que ocurrirá respecto a los meses en los que el contribuyente se vea afectado por un ERTE parcial (aunque si la suspensión del contrato es total, igual que ocurre en las situaciones de desempleo, perderá el derecho a su aplicación en las correspondientes mensualidades).

Maternidad, paternidad, nacimiento
Maternidad, paternidad, nacimiento
MINISTERIO DE TRABAJO - Archivo

Planes de pensiones

Y también tributarán como rendimientos del trabajo los derechos consolidados de los planes de pensiones que se hayan rescatado a consecuencia de alguna de las contingencias derivadas la crisis percibidos en 2020, tanto si se opta por su cobro total, en forma de renta periódica o por su combinación.

Deducción de gastos para los autónomos que hayan teletrabajado

Además, como venía ocurriendo, aquellos autónomos que hayan pasado a realizar su trabajo desde casa, podrán deducirse los gastos afectos a su actividad económica, siempre que hayan comunicado a la Administración tributaria los metros cuadrados de la vivienda que destinarán a su ejercicio y que, en caso de tratarse de una vivienda arrendada, el alquiler esté sujeto al IVA por su integridad.

Teletrabajo
Teletrabajo
NEEDPIX - Archivo

Alquiler de viviendas y locales de negocio

Por su parte, explica la experta tributaria, los propietarios que tengan bienes inmuebles arrendados (ya sean viviendas o locales de negocio), "únicamente deberán tributar por los rendimientos inmobiliarios que fueran exigibles durante el año". Por ello, añade, "si hubieran pactado una rebaja de la renta o incluso la dispensa de alguna mensualidad, sería conveniente que, a efectos de facilitar su prueba, la hubieran acordado por escrito como anexo al pertinente contrato de alquiler". 

Y las mismas consideraciones se deben realizar respecto a los arrendadores que hubieran accedido a diferir (total o parcialmente) el cobro de algún mes, debiendo tributar por tales rentas en el año en que las perciban (aunque podrán seguir deduciéndose los gastos soportados y no deberán practicarse ninguna imputación de renta inmobiliaria por los correspondientes inmuebles).

Alquiler, se alquila, Tu ciudad alquila,
Imagen de un cartel de alquiler y un edificio de fondo,
AY ALBACETE

No obstante, si para la prestación del arrendamiento contaran con una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, las rentas percibidas del alquiler no tendrán la consideración de rendimientos del capital inmobiliario, sino de actividades económicas, por lo que en principio deberán tributar por las relativas al alquiler prestado durante el año con independencia de su cobro. 

Sin embargo, dicho importe deberá computarse considerando la pertinente rebaja o dispensa acordada, sin que por la cuantía que no se perciba, al no resultar exigible, pueda constituirse una provisión fiscalmente deducible por el deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de los deudores, ni deba tener la consideración de liberalidad susceptible de imposición (aunque tampoco se verá afectada la deducción de los gastos que se hallen directamente correlacionados con los ingresos del alquiler y puedan probase suficientemente, ya sea porque se han ocasionado en el ejercicio de la actividad o porque han resultado necesarios para su obtención).

Venta de vivienda y ganancias patrimoniales

Y siguiendo con las operaciones inmobiliarias, la experta tributaria de la UOC destaca que, "con el fin de consolidar la exención de las ganancias patrimoniales derivadas por la venta de la vivienda habitual, no se considerará el tiempo transcurrido desde el 14 de marzo hasta el 30 de mayo de 2020, concretamente a la hora de computar el plazo máximo de dos años para su reinversión en una nueva vivienda".

Imagen de recurso de una mujer con una mascarilla por el coronavirus.
Imagen de una mujer con una mascarilla por el coronavirus.
Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

Los planes de pensiones heredados deben tributar

Finalmente, si por desgracia se hubiera recibido en herencia durante este año un plan de pensiones, también deberá tributar por el IRPF y no por el Impuesto sobre Sucesiones (bajo la consideración de rendimiento del trabajo), sin olvidar que serán los herederos quienes deban realizar la declaración y pago del IRPF del fallecido cuando se inicie la Campaña de Renta de 2020, concluye Irene Rovira.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento