La Guardia civil libera a una mujer maltratada y retenida durante nueve días por su expareja en Lorca

La Guardia Civil ha liberado a una mujer en situación de riesgo que sufría malos tratos y estaba detenida de forma ilegal. Durante la operación se ha detenido a dos hombres. Uno de 38 años y vecino de Lorca, Murcia, por delito de maltrato y detención ilegal y otro de 34 años vecino de Dalia, Almería, como autor de mismo delito de detención ilegal. La expareja de la víctima había conseguido localizarla tras un año de búsqueda. El detenido, que quería retomar la relación, consiguió entrar en su casa y cerrar la puerta para evitar que escapara, mientras esperaba un "taxi pirata" de un conocido suyo, para marcharse con ella a su domicilio de Lorca. En un intento desesperado, la victima trató de escapar por la puerta trasera, pero fue retenida bajo amenazas de muerte, la introdujo a la fuerza en la casa. Una vez en el interior, tras golpearla por todo el cuerpo, le hizo un corte profundo en la cara con un cuchillo. A la llegada del taxi, uno de los detenidos camufló la profusa herida con mascarillas y pañuelos para evitar sospechas y ya en el municipio de Lorca, indicó al taxista un domicilio distinto al suyo para evitar ser encontrado. Durante los nueve días que estuvo retenida a la fuerza en la vivienda, la víctima estuvo en todo momento controlada por su expareja, pero aprovechando un descuido logró enviar por teléfono a una amiga fotografías de la agresión sufrida y de la situación desesperante en la que, bajo amenazas de muerte, se encontraba. Una vez ésta lo puso en conocimiento de la Guardia Civil, los agentes centraron su actuación en liberar a la víctima y determinar el lugar exacto de la vivienda.
La Guardia Civil ha liberado a una mujer en situación de riesgo que sufría malos tratos y estaba detenida de forma ilegal. Durante la operación se ha detenido a dos hombres. Uno de 38 años y vecino de Lorca, Murcia, por delito de maltrato y detención ilegal y otro de 34 años vecino de Dalia, Almería, como autor de mismo delito de detención ilegal. La expareja de la víctima había conseguido localizarla tras un año de búsqueda. El detenido, que quería retomar la relación, consiguió entrar en su casa y cerrar la puerta para evitar que escapara, mientras esperaba un "taxi pirata" de un conocido suyo, para marcharse con ella a su domicilio de Lorca. En un intento desesperado, la victima trató de escapar por la puerta trasera, pero fue retenida bajo amenazas de muerte, la introdujo a la fuerza en la casa. Una vez en el interior, tras golpearla por todo el cuerpo, le hizo un corte profundo en la cara con un cuchillo. A la llegada del taxi, uno de los detenidos camufló la profusa herida con mascarillas y pañuelos para evitar sospechas y ya en el municipio de Lorca, indicó al taxista un domicilio distinto al suyo para evitar ser encontrado. Durante los nueve días que estuvo retenida a la fuerza en la vivienda, la víctima estuvo en todo momento controlada por su expareja, pero aprovechando un descuido logró enviar por teléfono a una amiga fotografías de la agresión sufrida y de la situación desesperante en la que, bajo amenazas de muerte, se encontraba. Una vez ésta lo puso en conocimiento de la Guardia Civil, los agentes centraron su actuación en liberar a la víctima y determinar el lugar exacto de la vivienda.
Momento de la detención.

La Guardia Civil ha liberado a una mujer en situación de riesgo que sufría malos tratos y estaba retenida de forma ilegal en su domicilio de Lorca, en Murcia. Durante la operación se ha detenido a dos hombres. Uno de 38 años y vecino de la localidad por un delito de maltrato y detención ilegal, y otro de 34 años vecino de Dalia, Almería, como autor de mismo delito de detención ilegal. 

La expareja de la víctima había conseguido localizarla tras un año de búsqueda. El detenido, que quería retomar la relación, consiguió entrar en su casa y cerrar la puerta para evitar que escapara, mientras esperaba un "taxi pirata" de un conocido suyo, para marcharse con ella a su domicilio de Lorca. En un intento desesperado, la victima trató de escapar por la puerta trasera, pero fue retenida bajo amenazas de muerte e introducida a la fuerza en la casa. 

Una vez en el interior y tras golpearla por todo el cuerpo, el detenido le hizo un corte profundo en la cara con un cuchillo. A la llegada del taxi, uno de los detenidos camufló la profusa herida con mascarillas y pañuelos para evitar sospechas y ya en el municipio de Lorca, indicó al taxista un domicilio distinto al suyo para evitar ser encontrado. 

Nueve días retenida a la fuerza

Durante los nueve días que estuvo retenida a la fuerza en la vivienda, la víctima estuvo en todo momento controlada por su expareja, pero aprovechando un descuido logró enviar por teléfono a una amiga fotografías de la agresión sufrida y de la situación desesperante en la que, bajo amenazas de muerte, se encontraba. Una vez ésta lo puso en conocimiento de la Guardia Civil, los agentes centraron su actuación en liberar a la víctima y determinar el lugar exacto de la vivienda.

Ante las sospechas de la existencia de una situación de riesgo para la mujer y al conocer las circunstancias violentas que el detenido empleó sobre la víctima, los agentes realizaron una maniobra de distracción ya que desconocían si portaba algún tipo de arma con la que agredir a la víctima en el caso de que detectara la presencia policial.

Así, consiguieron acercarse a la víctima, que en ese momento se encontraba en un callejón en el exterior de la vivienda y con "gran habilidad y rapidez", lograron trasladara a un lugar seguro al mismo tiempo procedieron a la detención de A.E.M. y, paralelamente, a la detención en el municipio de Dalías de A.E.R. Ambos han pasado a disposición judicial investigados por un presunto delito de detención ilegal mientras que a la expareja de la mujer se le imputa, además, la presunta comisión de delitos de malos tratos habituales y lesiones.

La víctima, que se encontraba en una situación de grave riesgo por malos tratos, tanto físicos y psicológicos, esta recibiendo una "completa asistencia" ante tales hechos. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil junto con los detenidos han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Berja (Almería) y en el Juzgado en funciones de Guardia de Lorca (Murcia).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento