Una rodilla en el suelo: el gesto que se ha convertido en un símbolo de la lucha racial y contra la violencia policial

Manifestantes de rodillas en frente de la policía en Washington (EE UU).
Manifestantes de rodillas en frente de la policía en Washington (EE UU).
EFE

Con una rodilla aprisionándole el cuello y dos pies oprimiéndole la espalda. Así murió George Floyd, un negro estadounidense, a manos de tres policías blancos, convirtiéndose en la nueva cara de la lucha contra el racismo y la violencia policial y desatando el hartazgo de un sector que lleva décadas discriminado por su color de piel.

Un vídeo capturó el momento en el que unos agentes de policía detenían a Floyd, inmovilizándole con una violencia innecesaria -pues iba desarmado y no opuso resistencia-, y tan excedida, que hizo que el hombre de 46 años muriera de asfixia, a pesar de advertir "I can't breathe" (no puedo respirar); una frase que ya se ha convertido en el lema de las protestas. El hecho de que la brutalidad policial fuera grabada y viralizada en redes sociales, ha desencadenado en una oleada de furia e indignación de miles de ciudadanos, conocedores del racismo en el país, y que sienten que la muerte de Geroge Floyd a manos de agentes ha sido la gota que ha colmado el vaso. 

Ahora, una semana después de que se iniciaran las protestas en las calles de Estados Unidos y de otros países, están naciendo nuevos símbolos y gestos que se unen a los que durante décadas han ido conformando los discursos de la lucha racial. Cantantes, empresas, políticos, actores... Muchos famosos ya han expresado públicamente su rechazo -ya no solo al racismo, sino también a la indiferencia- e incluso alguno de ellos están llevando a cabo gestos de solidaridad, pagando multas de los detenidos en las manifestaciones, ayudando a pagar el funeral de George Floyd, o dedicando públicamente un minuto al ciudadano asesinado y a toda una comunidad discriminada. 

Hincar la rodilla con el himno como rechazo a un país que les discrimina

Colin Kaepernick, en el medio
Colin Kaepernick, en el medio
EFE

Asimismo, en los últimos días se están viendo imágenes de manifestantes e incluso policías de rodillas, o deportistas con una rodilla hincada en el suelo antes de empezar un partido, en homenaje a Floyd. No obstante, se trata de un acto que no viene de ahora, sino que está inspirado en lo que Colin Kaepernick, un conocido jugador de fútbol americano, hizo durante un partido de pretemorada en 2016.  Mientras sonaba el himno nacional de Estados Unidos, Kapernick se arrodilló para transmitir su indignación y rechazo a un país que no protegía, sino más bien al revés, a la comunidad negra. "No voy a levantarme y a mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y a la gente de color", explicó entonces el quarterback, cuyo gesto le costó su carrera, pero sirvió como concienciación y se convirtió en el emblema de la lucha contra el racismo.

Cuatro años más tarde, la muerte de George Floyd ha expandido el sentimiento que entonces sintió el deportista, no solo a los manifestantes que protestan contra el racismo, sino también a los deportistas que están arrodillándose antes de todos los partidos en conmemoración a Floyd y a la lucha racial. De esta forma, la rodilla en el suelo se ha convertido en un símbolo más de dolor, furia e indignación por la violencia y opresión policial que los ciudadanos negros llevan denunciando durante años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento