Sánchez alude a un informe del Imperial College de marzo para asegurar que sin alarma habría 300.000 muertos

Un paciente con Covid-19 es atendido en la UCI del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona)
Un paciente con Covid-19 es atendido en la UCI del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona)
EFE/Enric Fontcuberta

El Gobierno vuelve a recurrir a datos de una institución internacional para reforzar sus decisiones. El presidente, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles en el Congreso que el estado de alarma "ha funcionado" porque sin el confinamiento y la limitación del movimiento en en España se habría dado una situación con 30 millones de contagiados y 300.00 muertos. Fuentes del Gobierno señalan que la base para tal afirmación es un estudio del Imperial Collage de Londres del mes de marzo, que después se ha visto revisado por la realidad del estudio de prevalencia en España.

Fuentes del Gobierno precisan que este informe incluía unos modelos para calcular, con el paso del tiempo, el número de afectados o, en su caso, de fallecimientos evitados por el sistema de "supresión" del riesgo -por oposición al de "mitigación"-por el que optaron países como España con la restricción de movimientos por el estado de alarma. Después, han sido expertos españoles los que han desarrollado el modelo hasta el momento actual para dar con una cifra que sería incluso superior a las 300.000 muertes que no se han producido de las que ha hablado este miércoles el presidente,

Estudio del Imperial College de Londres.
Descargar

Sánchez ha afirmado en el Congreso que la alternativa a las restricciones que ha traído consigo el estado de alarma era "permitir que el virus circulara libremente hasta que se alcanzara lo que los expertos epidemiológicos llaman “inmunidad de rebaño", situado en el umbral del 60-70% de la población. Por el contrario, la primera oleada del estudio de seroprevalencia en España concluye una inmunidad de solo el 5% de la población. 

"Hoy sabemos que, de haber seguido esa estrategia, se hubiesen contagiado dos tercios de la población española, es decir, 30 millones de compatriotas y en consecuencia hoy sumaríamos más de 300.000 víctimas. Probablemente hasta incluso muchas más porque evidentemente se hubiera colapsado el Sistema Nacional de Salud y hubiera habido muchísimos más fallecidos de los que desgraciadamente también hemos registrado a día de hoy", ha dicho Sánchez este miércoles en el Congreso.

No es la primera vez que Sánchez da la cifra de 300.000 personas que habrían fallecido de no haberse decretado el confinamiento de la población. La mencionó el sábado pasado y hace unos días también lo hizo el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cuando dijo que "dejar pasar libremente la enfermedad habría provocado de 250.000 a 300.000 fallecidos".

En ninguna de estas ocasiones ni el presidente ni Simón se habían referido al origen de esta cifra, que el Gobierno sitúa este miércoles en el estudio del Imperial College que a finales de marzo difundió un informe sobre la situación en España que después se ha comprobado que no fue del todo preciso y que tampoco contempla las cifras que ha dado ahora Sánchez, como una extrapolación.

En su análisis calculaba que un 15% de la población española podría estar contagiada por coronavirus, la media de una amplísima horquilla de entre el 3,7% y el 41% de la población. El estudio de prevalencia mostró que solo un 5% de españoles han estado en contacto con el virus.

El Imperial College tradujo esta previsión en que habría cerca de siete millones de casos positivos en España y también aseguró que las medidas de confinamiento habían salvado a finales de marzo la vida a 16.000 personas. Algo en lo que ahora se basa el presidente para decir a finales de mayo que sin estado de alarma habría habido 300.000 muertos.

Durante el debate de este miércoles en el Congreso, el diputado de UPN Sergio Sayas ha dicho que el número de víctimas que se han evitado "no lo sabemos ni usted ni yo ni nadie". Por el contrario, sí ha dado por seguro España "es el segundo país del mundo con mayor tasa de mortalidad por millón de habitantes y el mayor de personal sanitario contagiado".

OMS y John Hopkins

El aval de los datos que ofrece el Gobierno por parte de organismos internacionales ha provocado ya varias polémicas y evidenciado pasos en falso por parte de Ejecutivo a lo largo de la pandemia.

La primera vez tuvo que ver con el número de test que se realizan. Tras semanas recibiendo críticas por no hacer suficientes, el Gobierno anunció que una clasificación de la OMS situaba a España como el octavo país del mundo que más diagnósticos realizaba. Después se supo que el ranking estaba elaborado con datos que facilitaba cada Gobierno y que los de España no eran correctos. Cuando se subsanó el error, pasamos del puesto 8 al 17.

Más recientemente, Sanidad volvió a enredarse al sacar pecho por el número de tests que se realizan en España. Según aseguró el ministro Salvador Illa, en quinto lugar según un informe de la Universidad John Hopkins del que su departamento fue incapaz de dar más datos. Hasta el punto de que la cadena internacional de televisión CNN terminó difundiendo que el estudio "no existía".

Días después, Illa tuvo que atribuir el dato a una web que enlaza estudios pero que no utilizaba como fuente a la universidad americana de la que supuestamente salió el dato.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento