Décima jornada de protestas y caceroladas contra el Gobierno: más policía, tensión en Alcorcón...

Vecinos de la localidad madrileña de Alcorcón participan este martes en una nueva cacerolada en contra de la gestión del Gobierno.
Vecinos de la localidad madrileña de Alcorcón participan este martes en una nueva cacerolada en contra de la gestión del Gobierno.
RODRIGO JIMÉNEZ / EFE

La décima jornada de este martes de concentraciones y caceroladas que fueron convocadas en Madrid para ¡para pedir la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por la gestión de la pandemia del coronavirus se han ido extendiendo por diferentes territorios.

A diferencia del descontrol que hubo los primeros días, Madrid ha estado marcado por un amplio dispositivo policial que ha evitado el cierre de la calle Ferraz, sede del PSOE, o el enfrentamiento entre grupos en la localidad de Alcorcón.

Y es que día a día se va apagando el tradicional aplauso a las 20:00 horas para los sanitarios que luchan contra la pandemia, mientras que las caceroladas se organizan en diferentes puntos de la capital. 

Enfrentamiento político

La jornada de este martes viene precedida por el enfrentamiento político con cruce de declaraciones entre el presidente de Vox, Santiago Abascal, y el vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Abascal hizo un llamamiento para que las caceroladas suenen "más que nunca" y el Gobierno escuche el "clamor" de los ciudadanos frente a una "dictadura camuflada de alarma". Por su parte, Iglesias mostró su preocupación por que se generalice la crispación que ha llevado a algunos a manifestarse frente a su casa o la del ministro Ábalos y alertó: "Esto se sabe dónde empieza pero no dónde acaba".

Este martes en Galapagar, un tramo de la calle donde se encuentra la casa de Iglesias, y la ministra Irene Montero, ha sido cortada al tráfico por agentes de la Guardia Civil. Ayer se reforzó la seguridad en las cercanías del chalé, según informan a Efe fuentes del Instituto Armado. Tanto este martes como en los días precedentes las protestas se han saldado sin incidentes en Galapagar.

Núñez de Balboa, el epicentro

Un día más, la calle de Núñez de Balboa, en el distrito madrileño de Salamanca, fue uno de los sitios más concurridos por los manifestantes, lugar donde se iniciaron las protestas. Los agentes desplegado en el lugar tomaron los datos de uno de los representantes de Movimiento de Resistencia, organizadores de la convocatoria.

Sin embargo, el paseo de la Habana ha sido este martes la zona donde se han reunido más personas, varios centenares, entre ellos una pancarta con la bandera de España y la palabra "libertad".

El amplio dispositivo policial ha evitado que frente a la sede del PSOE en la calle Ferraz, los manifestantes, alrededor de dos centenares, cerraran el tráfico como en los dos días precedentes. En todo momento, los agentes han requerido a estas personas que circularan por las aceras y no se quedaran parados en las cercanías de la sede socialista.

Tensión y enfrentamiento en Alcorcón

En otras zonas como Montecarmelo, Sanchinarro, Pinar de Chamartín, Aravaca y en municipios de la periferia como Arganda, Majadahonda, Las Rozas o Pozuelo, ha reinado la tranquilidad y ha disminuido el número de asistentes respecto a otras jornadas.

Otros barrios de Madrid han vivido la jornada con tranquilidad como la Plaza de Colón, Vallecas o Villaverde. El único momento de tensión que se ha vivido en estas manifestaciones ha sido en la localidad de Alcorcón donde hubo un enfrentamiento verbal entre los miembros de la cacerolada y otro grupo contrario.

El Ayuntamiento de este municipio decretó el cierre de la Plaza de los Príncipes de España, lugar donde se organiza la concentración, para evitar aglomeraciones y que no se produjeran confrontaciones. Sin embargo, la actuación policial consiguió evitar que el incidentes fuera a mayores.

Crecen las protestas en valencia con presencia de Vox

En los últimos estas protestas se han reproducido en otros puntos de la geografía española como Toledo, Navarra o Murcia, donde se concentran en la Plaza de Santa Catalina portando banderas de España y con el himno de fondo, desde el pasado fin de semana.

Aunque ha sido sonada la de Valencia, donde un millar de personas se ha concentrado este martes  en torno a las nueve de la noche y en pleno paseo de la Alameda de Valencia, frente al cuartel del Ejército de San Juan de Ribera para asistir al arriado de la bandera de España, corear gritos de protesta contra el Gobierno y exigir la dimisión de su presidente.

El acto ha contado con numerosa presencia policial -en la calle y desde el aire con un helicóptero- para evitar que los asistentes, la mayoría con banderas de España y que coreaban sobre todo "¡Sánchez, dimisión!" y "¡Viva España!", incumplieran las medidas de distanciamiento social que establece el estado de alarma, sin que se haya producido ningún incidente.

Entre los asistentes se encontraba el diputado de Vox en Les Corts Valencianes José María Llanos y tras el arriado de la bandera y una vez ha sonado el himno de España, los asistentes se han dispersado

Mostrar comentarios

Códigos Descuento