Los satélites captan la disminución de la contaminación por el coronavirus: así se verá la caída en España desde el espacio

Vista de la contaminación por NO2 en Europa tomada por satélite.
Vista de la contaminación por NO2 en Europa tomada por satélite.
AGENCIA ESPACIAL EUROPEA

La Agencia Espacial Europea ha dado a conocer nuevos datos del satélite Sentinel-5P de Copernicus que muestran un descenso de la contaminación del aire en Europa, específicamente las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2). Esta disminución se aprecia sobre todo en el norte de Italia, coincidiendo con el bloqueo nacional decretado para impedir la propagación del coronavirus, aunque es previsible que esta situación se replique en España, sobre todo en Madrid y Cataluña, después del estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez. 

La animación muestra las fluctuaciones en las emisiones de dióxido de nitrógeno en Europa entre el 1 de enero y el 11 de marzo de 2020, empleando un promedio móvil de diez días. Estos datos proceden del instrumento Tropomi del satélite Sentinel-5P de Copernicus, que cartografía una gran cantidad de contaminantes del aire a nivel mundial.

Claus Zehner, responsable de la misión Sentinel-5P de Copernicus para la ESA, comenta: “La disminución de las emisiones de dióxido de nitrógeno sobre el valle del Po, en el norte de Italia, es especialmente llamativa”.

“Aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a la capa de nubes y el tiempo cambiante, estamos seguros de que la reducción en las emisiones que puede observarse coincide con las medidas de contención de Italia, que han provocado una reducción del tráfico y las actividades industriales”.

Sentinel-5 Precursor —o Sentinel-5P— es el primer satélite de la misión Copernicus dedicado a vigilar nuestra atmósfera. Transporta Tropomi, un avanzado instrumento capaz de cartografiar numerosos gases traza, como dióxido de nitrógeno, ozono, formaldehído, dióxido de azufre, metano, monóxido de carbono y aerosoles, que afectan al aire que respiramos y, por tanto, a nuestra salud y al clima.

Dada la importancia y la necesidad cada vez mayores de vigilar la calidad del aire, las próximas misiones Sentinel-4 y Sentinel-5 del programa Copernicus de la UE monitorizarán los gases traza y aerosoles clave para la calidad del aire. Estas misiones proporcionarán información sobre la calidad del aire, el ozono estratosférico y la radiación solar, además de vigilar el clima.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento