El Air Canadá ha estado casi cinco horas dando vueltas porque "no tenía sistema de lanzamiento de combustible"

El F-18 de acompañamiento desde el ala del avión de Air Canadá
El F-18 de acompañamiento desde el ala del avión de Air Canadá.
EFE/Mº Defensa

El Air Canadá, que ha aterrizado sin incidencias en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas a las 19:06 horas de este lunes, ha sobrevolado durante casi cinco horas el espacio aéreo de Madrid para aligerar combustible porque no tenía sistema de lanzamiento de combustible, según ha explicado a 20Minutos Francisco Cruz, miembro del departamento de técnicos del Sindicado Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla).

El piloto ha explicado a este periódico que "algunos aviones tienen sistema de lanzamiento de combustible y otros no, como al parecer es este caso", por lo que el avión se ha visto obligado a permanecer en el aire durante casi cinco horas para quemarlo.

También ha contado a 20Minutos que "cuando un avión despega y tiene un problema, hace una salida de contingencia. Lo comunica al centro de control mediante un Mayday o un pan-pan y se le asigna un punto de espera, un área despejada, donde se valoran todas las opciones, en este caso la de aligerar combustible para que el avión pese lo menos posible para el aterrizaje al tener dañado el tren de aterrizaje". 

Cruz también ha querido enviar un mensaje de tranquilidad asegurando que este "no es un aterrizaje de emergencia", sino "de urgencia", porque el aterrizaje de emergencia se da cuando el "tiempo es crítico y necesitas una ayuda inmediata", y sin embargo, en este caso "no es crítico, pero sí que se necesita la ayuda de todos los servicios".

El avión, un Boeing 767 cuyo vuelo es el AC837 con destino a Toronto, ha despegado de Madrid a las 14:33 horas y ha detectado un problema, por lo que como dicta el protocolo, ha decidido volver al aeropuerto

Según ha informado el Sepla, el aeroplano ha perdido varias piezas del tren de aterrizaje que han entrado dentro del motor izquierdo, lo que ha obligado a los pilotos a activar el procedimiento y continuar en el aire para quemar combustible y aligerar el suficiente peso para aterrizar con seguridad.

El aterrizaje ha sido supervisado por al menos seis dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid y otras tantas del Ayuntamiento de la capital, además de personal sanitario del servicio municipal y regional de urgencias (Samur y Summa), bajo la supervisión del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que se desplazó al aeródromo, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento