Carmen Calvo: "Nosotros no hemos convocado estas elecciones, nosotros convocamos las de abril"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en un acto de precampaña electoral celebrado en Zaragoza.
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.
EFE

La vicepresidenta del gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha declarado este lunes en una entrevista para la cadena de televisión estatal que asume la responsabilidad de "nuclear" y formar un gobierno "lo antes posible".

Ha querido destacar la participación, que según asegura, "no ha caído tanto como se preveía", agradeciendo a los votantes del PSOE por haber permitido que el partido se haya mantenido "bastante firme a pesar de la pérdida de los tres escaños". 

En cuanto a Unidas Podemos y Ciudadanos  "los dos partidos nuevos que vinieron hace relativamente poco a la política española", Carmen Calvo dice que han sido los que más perjudicados de estas últimas elecciones, y ha querido recordar que UP rechazó todas las fórmulas que ese experimentaron para conformar un gobierno progresista.

Poco más de seis meses después de las últimas elecciones, la vicepresidenta ha declarado que asumen "la responsabilidad de ser, por tercera vez, el partido que gana las elecciones y nuclear un gobierno lo más pronto posible" y ha negado que haya sido el Partido Socialista quien haya convocado las elecciones del 10 de noviembre. "Nosotros no hemos convocado estas elecciones, nosotros convocamos las de abril. Estas se han convocado porque ningún partido tendió ninguna mano, incluido UP que rechazó un gobierno de coalición".

Pedro Sánchez compareció el domingo a las puertas de la sede del partido en Ferraz, calificando estas elecciones como una "repetición automática" que hará que consigan un gobierno socialista "sí o sí",  e hizo un llamado a todos los partidos para que contribuyeran a desbloquear la situación.

Calvo ha querido remarcar que el resultado de las últimas elecciones muestra un "mensaje muy contundente", confesando que hay que "sacar adelante los retos de este país con una mirada progresista" a pesar de la "complejidad mayor" del Congreso de los Diputados. Ponen, según ha afirmado, el límite en "la radicalidad de donde no se mantiene el orden constitucional y la democracia", y también frente a la ultraderecha, a quien quiere hacer frente a su discurso que asegura vuelve a la "xenofobia" y a "traspasar líneas de valores de convivencia que este país ha cultivado ya durante 40 años".

Ha querido responsabilizar también al Partido Popular y a Ciudadanos del auge de la ultraderecha porque "no han sabido hacer frente a la radicalización del mensaje de la derecha española", asegurando que el partido de Casado se tiene que replantear su posición al obtener el segundo peor resultado de su historia y ayudar al freno de Vox.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento