El Tribunal Supremo sentencia el juicio del 'procés' con varias condenas en el tramo de penas altas por sedición

El Supremo ha condenado a 13 años de cárcel a Oriol Junqueras y a penas de hasta 12 años a Carme Forcadell, los Jordis y a cinco exconsellers por sedición y malversación en el procés, en tanto que ha absuelto de malversación a los tres acusados en libertad, que no irán a prisión.
El Supremo ha condenado a 13 años de cárcel a Oriol Junqueras y a penas de hasta 12 años a Carme Forcadell, los Jordis y a cinco exconsellers por sedición y malversación en el procés, en tanto que ha absuelto de malversación a los tres acusados en libertad, que no irán a prisión.
EFE
El Tribunal Supremo ha firmado y hecho pública este lunes la sentencia en la que condena por un delito de sedición a nueve de los doce líderes independentistas juzgados por el 'procés', en concurso con otro de malversación en el caso de los exconsellers presos. La sala que presiden el juez Manuel Marchena ha rubricado la sentencia de calado histórico este lunes y ha dado permiso para la notificación de las penas definitivas a los condenados.

El Tribunal Supremo ha firmado y hecho pública este lunes la sentencia en la que condena por un delito de sedición a nueve de los doce líderes independentistas juzgados por el 'procés' y a cuatro de ellos, además, en concurso con otro delito de de malversación.

La Sala que preside el juez Manuel Marchena ha rubricado la sentencia de calado histórico con las penas definitivas a los condenados. Aquí puede consultar el texto íntegro del fallo.

Junqueras, la pena más alta

Los siete magistrados que componen el tribunal han acordado condenar por un delito de sedición, en concurso medial con otro de malversación agravado por razón de su cuantía, al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, que se lleva la pena más alta, 13 años. Junqueras también ha sido condenado a 13 años de inhabilitación absoluta. 

Los exconsellers Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa han sido condenados por los mismos delitos, sedición y malversación agravado por razón de su cuantía, pero los condena a 12 años de prisión y 12 de inhabilitación.

[A FONDO: Penas y condenas de los 12 acusados del juicio del 'procés'.]

De Junqueras, la sentencia señala "su destacado papel en el proceso que finalmente condujo a la inobservancia de las leyes y al contumaz desprecioa las resoluciones del Tribunal Constitucional y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña".

El Supremo destaca también su "preeminencia orgánica como Vicepresidente de la Generalitat", y su "liderazgo reconocido en los testimonios de algunos de los procesados y testigos. Un liderazgo fruto de su doble condición de Vicepresidente del Govern y Presidente del partido Esquerra Republicana de Cataluña".

La sentencia condena a 12 años de prisión, y otro tantos de inhabilitación, a Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa.

Después vienen los reos condenados solo por sedición.Carme Forcadell, expresidenta del Parlament, ha sido condenada a 11 años y 6 meses de prisión y al mismo tiempo de inhabilitación. Joaquim Forn y Josep Rull han recibido una condena de 10 años y 6 meses de prisión y los mismos de inhabilitación. Por su parte Jordi Sánchez y Jordi Cuixart han sido condenados a 9 años de prisión e inhabilitación por alzamiento tumultuario.

Finalmente, el Supremo ha absuelto del delito de malversación a los tres exconsellers que estaban en libertad, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Borrás, a quienes condena por desobediencia a un año y ocho meses de inhabilitación y multa de 60.000 euros.

La condena a los líderes independentistas, que sin duda irrumpe en la campaña de las elecciones generales del 10-N, ha activado las movilizaciones en Cataluña en protesta por la sentencia y que culminarán en la huelga general convocada para el próximo viernes.

La sentencia se ha conocido poco después de las 9.30 horas, cuando el Supremo la ha difundido tras notificar a las partes.

No hubo rebelión

En la sentencia, el Supremo da por probada la existencia de violencia, pero cnosidera que ello no basta para constituir el delito de rebelión. "La violencia tiene que ser una violencia instrumental, funcional, preordenada de forma directa, sin pasos intermedios, a los fines que animan la acción de los rebeldes", señala el texto. La violencia debe ser la necesaria "para lograr la secesión, no violencia para crear un clima o un escenario en que se haga más viable una ulterior negociación".

[A FONDO: ¿Qué diferencia hay entre los delitos de rebelión y de sedición?]

La Sala considera que la exclusión del delito de rebelión está justificada "por razones objetivas, ligadas a la falta de funcionalidad de la violencia, y "razones subjetivas", porque los hechos probados no eran instrumentales para la independencia, sino para presionar al Estado a negociar una consulta pactada.

Señala que los acusados eran "conscientes de la manifiesta inviabilidad jurídica de un referéndum de autodeterminación que se presentaba como la vía para la construcción de la República de Cataluña" y que solo ello "no podría conducir a un espacio de soberanía".

Los condenados a penas de cárcel por la sentencia del procés pueden ser inmediatamente clasificados en el tercer grado, dado que el Supremo no ha considerado la petición de la Fiscalía de obligar a cumplir la mitad de la sentencia en prisión.

Tras conocerse la sentencia, el juez Pablo Llarena ha decidido cursar una orden europea e internacional de detención y entrega contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, huido en Bélgica, por los delitos de sedición y malversación. Además, la Junta Electoral Central ha exigido que seis de los condenados dejen de figurar en las listas de las formaciones políticas que concurren a las elecciones generales del 10-N, en virtud de su inhabilitación.

Primeras reacciones

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha disipado este lunes la posibilidad de un indulto a los políticos condenados por el proceso independentista en Cataluña. En una declaración institucional desde La Moncloa, ha afirmado que el fallo del Tribunal Supremo "abre una nueva etapa" pero también ha advertido que su acatamiento "significa su íntegro cumplimiento".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha planteado, en una comparecencia en el Congreso, recuperar las competencias penitenciarias transferidas a la Generalitat para evitar el tercer grado. En idéntico sentido el líder de Cs, Albert Rivera, ha asegurado que exigirá que no haya privilegios penitenciarios para ninguno de los condenados.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que recurrirá la sentencia por entender que está probado el delito de rebelión, del que han sido eximidos. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, considera que la sentencia pasará a la historia como "símbolo de cómo no hay que abordar los conflictos políticos en democracia" y ha asegurado tras la declaración de Sánchez que "en España se indultó a los terroristas Barrionuevo y Vera". Más País entiende que "hoy estamos más lejos que ayer" de "rehacer puentes" tras conocerse la sentencia.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la considera "la peor versión de la judicialización: la crueldad". JxCat ha mostrado su "consternación" por la sentencia, con la que el Estado "entierra" la política y ha llamado a responder al fallo con "más urnas y más política". Para ERC, "la democracia ha muerto en el Estado" y la hoy vivida es "la mayor agresión" a Cataluña desde el juicio al expresidente catalán Lluis Companys, fusilado en 1940. Más País entiende que "hoy estamos más lejos que ayer" de "rehacer puentes" tras conocerse la sentencia.

Desde prisión, el líder de ERC y exvicepresidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras, ha acusado al Estado de "moverse por venganza", por lo que "la independencia es hoy más que nunca una necesidad para poder vivir en una sociedad más libre, más justa y más democrática". El de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, llamaba a la "reincidencia" y advierte que lo volverán a hacer, tras los que ha reclamado amnistía, democracia y autodeterminación. La expresidenta del Parlament Carme Forcadell denunció que la "injusticia se ha consumado" y añadió que la democracia vive "un día oscuro". Los exconsellers Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull han reivindicado el referéndum unilateral del 1-O y han clamado por una "Cataluña libre".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento