Sánchez aleja la posibilidad de los indultos por el 'procés': "Acatar la sentencia implica su íntegro cumplimiento"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha garantizado el "íntegro cumplimiento" de la sentencia del procés dictada por el Tribunal Supremo.
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha garantizado el "íntegro cumplimiento" de la sentencia del procés dictada por el Tribunal Supremo.
Ballesteros / EFE
La sentencia del procés está destinada a marcar las próximas semanas e incluso meses en la vida política española. No tardó el presidente del Gobierno en funciones en comparecer tras conocerse el fallo del Tribunal Supremo. Pedro Sánchez expresó desde Moncloa que esta sentencia concluye con un proceso que se ha desarrollado con "plenas garantías y absoluta transparencia".

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha disipado este lunes la posibilidad de un indulto a los políticos condenados por el proceso independentista en Cataluña. En una declaración institucional desde La Moncloa, ha afirmado que el fallo del Tribunal Supremo "abre una nueva etapa" pero también ha advertido que su acatamiento "significa su íntegro cumplimiento".

Sánchez ha comparecido, sin aceptar preguntas, para "manifestar el absoluto respeto y acatamiento" de la sentencia por parte del Gobierno. Según ha dicho, con la sentencia termina "un proceso judicial que se ha desarrollado con plenas garantías y absoluta transparencia" y ha puntualizado que "acatamiento significa su íntegro cumplimiento". "En una democracia, nadie es juzgado por sus ideas o por su proyecto político, sino por delitos recogidos en nuestro ordenamiento judíco", ha dicho frente las reacciones en el mundo independentista, que consideran la sentencia una "venganza" y afirma que no ha condenado "hechos", sino "ideas".

Para el presidente, la sentencia da por concluida una fase en la que ha quedado demostrado que el independentismo "ha fracasado" y abre otra "etapa nueva" en la que ha apostado por la "concordia" para restañar el "dolor y fractura" que ha dejado tras de sí el soberanismo en estos años.

Sin citarlas, Sánchez ha reiterado las advertencias que se han hecho en las últimas semanas desde el Gobierno, sobre la posibilidad de aplicar la Ley de Seguridad Nacional o incluso un nuevo artículo 155 de la Constitución. El Ejecutivo, ha dicho, "se mantendrá atento" para "garantizar la convivencia, la seguridad y el respeto a la legalidad democrática", con "proporcionalidad, firmeza y legalidad" y sin "excluir" ninguna medida "en el ordenamiento vigente".

El Gobierno responderá con "firmeza democrática", con "proporcionalidad", "prucencia" y "serenidad" a "las trasngresiones que puedan cometerse" y también con "unidad" de todos los partidos, En este sentido, fuentes de Moncloa ha señalado que Sánchez tiene previsto llamar por teléfono esta tarde a los líderes del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

El presidente ha comparecido en Moncloa tras la intervención en el Palau de la Generalitat del presidente catalán, Quim Torra, que en un mensaje comedido, en el que no ha hecho llamamientos a la desobediencia o la defensa del derecho de autodeterminación, ha anunciado que enviará sendas cartas al rey y al presidente en funciones para analizar la situación que plantea la sentencia del Supremo.

Proceso ejemplar

Para el presidente del Gobierno, con el fallo de este lunes queda probado que durante el procés "se han ignorado los derechos de la mayoría social no independentista de Catlauña", que el autogobierno que se apoya en el Estatut "fue atropellado y quebrantado unilateralmente" por los líderes independentistas y que "la integridad territorial y el principio de soberanía nacinal fueron atacados" y, con ellos, "los derechos y libertades del conjunto de la scoiedad española y del conjunto de la nación española".

La sentencia demuestra que "nadie es juzgado por sus ideas", ha dicho el presidente, que ha reconocido la "labor independiente del Tribunal Supremo, que ha trabajado con escrúpulo respeto a sus funciones".

Sánchez, que después de su intervención en castellano ha hecho otra en inglés para fijar la posición del Gobierno en el exterior, ha afirmado que con la sentencia "termina un proceso judicial ejemplar" que ha mostrado que el independentismo "ha fracasado" y "deja tras de sí un solo saldo de dolor y sufrimiento de fractura de la convivencia en Cataluña".

Nueva etapa

Por lo mismo, ha afirmado que "se abre una nueva etapa" que podrá dar comienzo "si dejamos de lado los extremismos" para que "la vuelta a la concordia sea uno de los principales pilares de Cataluña". Su intención es "facilitar el reencuentro de la sociedad catalana y del conjunto de la sociedad española".

"Una nueva etapa en la que Cataluña moderna, plural y tolerante acceda a la posición destacada que le corresponde por derecho y por historiaa dentro de España", ha dicho Sánchez, que ha concluido su intervención "apostando por Europa como futuro compartido" puesto que es "el proyecto donde la sociedad catalana y también el conjunto de España se encuentran y se reconocen".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento