La Asamblea de Madrid celebró esta semana un pleno de investidura sin candidata.
La Asamblea de Madrid celebró esta semana un pleno de investidura sin candidata. COMUNIDAD DE MADRID - Archivo

Cincuenta días después de las autonómicas del 26-M, seis de las 12 comunidades que ese día celebraron elecciones siguen sin presidente y gobierno. PP, Cs y Vox aún tienen que ponerse de acuerdo en Madrid y Murcia mientras que en Aragón, La Rioja y Asturias Podemos pugna por entrar en los ejecutivos con consejeros que los socialistas rechazan.Es similar al pulso que mantienen Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por el Gobierno central, aunque en otros territorios los avances van más allá. En Canarias y Baleares, el PSOE ha accedido a coaliciones con Podemos aun cuando allí tampoco suman los votos necesarios y han necesitado de otros partidos, como ocurriría en Madrid.

En el aire

Madrid y Murcia. Son territorios gemelos por lo que respecta a la investidura de un nuevo presidente. En los dos casos, los partidos implicados son el PP, Cs y Vox y también es común que está previsto que haya Gobiernos de coalición solo entre PP y Cs, porque los de Santiago Abascal quedarán fuera. El murciano Fernando López Miras y la madrileña Isabel Díaz Ayuso tienen en comun ser del PP, candidatos a la Presidencia y que su Gobierno sigue pendiente un acuerdo con Cs que también satisfaga a Vox.

La Rioja. PSOE y Unidas Podemos llegaron sin problemas a un acuerdo para investir a la socialista Concha Andreu después de 24 años de gobierno del PP. Pero la ruptura entre Podemos e IU ha dejado al PSOE junto a la formación de Alberto Garzón, a falta de un escaño para la mayoría, precisamente el que tiene Podemos, que exige entrar en el Gobierno. Su militancia le reclama que apoye desde fuera con tal de que haya cambio político.

Asturias. Aquí también es importante IU, con quien el socialista Adrián Barbón ha acordado el apoyo a su investidura sin entrar en el Gobierno. Falta subir al mismo barco a Podemos, aunque su voto no sería imprescindible en una segunda votación por mayoría simple.

Aragón. Más multitudinaria es la situación aquí, donde el socialista Javier Lambán aspira a repetir dando entrada en el gobierno a consejeros del PAR y Chunta. Podemos, cuyos votos también son necesarios para la investidura, también reclama entrar, pero Lambán se resiste a tener consejeros morados.

Acuerdo sin investidura

Navarra. El Partido Socialista de Navarra ya ha llegado a un acuerdo programático para que Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra apoyen la investidura de su candidata, María Chivite. Todavía no se ha producido la votación, en la que previsiblemente quedará confirmado el espinoso asunto de que para tener más votos que Navarra Suma y ser presidenta, Chivite necesitará la abstención de Bildu.

Ya investidos

Extremadura y Castilla-La Mancha. Fueron los territorios más fáciles porque allí el PSOE obtuvo mayoría absoluta y Guillermo Fernández Vara y Emiliano García Page se bastaron y sobraron para tener apoyos suficientes en sus grupos parlamentarios.

Castilla y León. El popular Alfonso Fernández Mañueco se convirtió la semana pasada en presidente gracias al apoyo de Cs, que entrará en el Gobierno con rango de vicepresidencia, para Francisco Igea.

Cantabria. El líder del Partido Regionalista de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se convirtió de nuevo en presidente de un Gobierno de coalición con el PSOE.

Baleares y Canarias. Los dos archipiélagos tienen en común que en ellos gobernará el PSOE en coalición no solo con Podemos –que tendrá la vicepresidencia en el ejecutivo balear de Francina Armengol–. En en ambas también ha sido necesario un pacto más extenso con más partidos. Armengol también cuenta en su gobierno con dos consejeros del Més, pendientes de ser designados después de que la dirección decidiera defenestrar a los que había elegido inicialmente. En Canarias, Ángel Víctor Torres preside un Gobierno en el que también hay una vicepresidencia para Nueva Canarias y consejeros para Podemos y para la Asociación Socialista de la Gomera

La coalición se convierte en norma

La coalición es prácticamente la norma en las comunidades que fueron a las urnas el 26-M. Las hay de distinto signo político, porque Cs ya ha entrado en el Gobierno popular de Castilla y León y está previsto que lo haga en Madrid y Murcia.

Los casos de PSOE y Podemos son aún más. En Canarias y Baleares ya hay coaliciones en pie, no solo entre PSOE y Podemos, sino con más partidos. En Aragón o La Rioja los morados pugnan por tener consejeros, como Iglesias por ministros en el Gobierno de Sánchez.