Un nuevo partido político entra en escena
Iván Espinosa de los Monteros, Ana Velasco, Santiago Abascal, Cristina Seguí, José Antonio Ortega Lara, José Luis González Quirós, Ana María Vidal Abarca e Ignacio Camuñas (i-d) durante la presentación de Vox. Ballesteros / EFE

El partido de extrema derecha Vox ha irrumpido con 12 escaños en el Parlamento andaluz. Los sondeos no previeron la fuerza con la que aterrizaría el partido de Santiago Abascal, el primero ultraderechista desde la instauración de la democracia en 1978. La historia es cíclica y "nos llaman a la puerta fantasmas del pasado", comenta el doctor en Ciencias Políticas de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Ernesto Pascual. Pero, ¿qué factores están aupando a Vox en la actualidad?

Si hace tres años Abascal iba "de banco en banco" (de los del mobiliario urbano, no de los que prestan dinero) difudiendo megáfono en mano su mensaje por Sevilla, hoy llena el palacio de Vistalegre de Madrid. Feudo, por cierto, de Podemos. Entre los factores que explican esta escalada del discurso de "la reconquista", Pascual señala en primer lugar "la corrupción del PP". Y lo explica: "El PP no es un partido votable por la cantidad de casos de corrupción que le acechan, es incómodo de votar, y muchos de sus votantes se han mudado a este otro partido que ha surgido dentro de su espectro, y que además encarna los valores más duros. Son aquellos que fueron más críticos con la moderación de Rajoy".

La crisis migratoria y el relato de que estamos "constantemente invadidos —que no es tal si nos fijamos en las cifras—", las políticas de igualdad entre hombres y mujeres, "que causan pavor incluso en muchas mujeres que tienen el sistema patriarcal muy integrado", y el procés, que ha causado una "reacción" a favor del nacionalismo, son otros tres pilares del discurso que ha logrado calar en 400.000 votantes, según aprecia el profesor de la UOC. En su opinión, "no es que haya 400.000 fascitas, pero sí 400.000 personas que entienden racional el mensaje de Vox", un  discurso —a juicio de Ernesto Pascual— "preocupante porque ataca a las mujeres y establece que hay ciudadanos de primera y de segunda".

El voto de un electorado "profundamente descontento con la situación política y económica del país", añade el analista de Metroscopia Francisco Camas. Un abanico de población que abarca tanto a personas de izquierda como derecha, si bien el 60% de los votantes proceden del PP y casi otro 20% proviene de Ciudadanos.

Desde Metroscopia respaldan también la tesis de que la marca PP está "bastante lastrada por los casos de corrupción" y señalan que "el cambio de líder no ha tenido ningún efecto sobre el electorado, que puntúa a Casado incluso peor que a Rajoy". 

Lectura nacional

De momento es pronto para hacer una lectura en clave nacional de los resultados de las elecciones andaluzas, pero de "forma muy provisional", Camas augura entre 15 y 20 diputados de Vox en el Congreso. Todo depende también de la distribución de los votos, pero desde Mestroscopia estiman que la formación de Abascal podría recabar entre 1,5 y 2 millones de votos, es decir, el 8% de los apoyos. En cualquier caso, las próximas elecciones europeas del 26 de mayo —el mismo día de las elecciones municipales y autonómicas, y quién sabe si las generales también— serán un termómetro preciso de la fuerza de Vox.

Los analistas Pascual y Camas coinciden al señalar que el votante de Vox es de clase media y media-alta, de entre 30 y 45 años, con estudios, ingresos por encima de la media española y "desacomplejado". Casi tres de cada cuatro votantes de Vox son hombres "conservadores, confiados y convencidos" que buscan nuevas vías para "expresar su descontento" con el sistema actual, "con el establishment". "Hay que desterrar la idea de que son restos del franquismo", apunta el doctor de la UOC.

Ernesto Pascual agrega una razón más para entender el auge de Vox: los medios de comunicación. "Le han dado mucha cancha y esto lo ha convertido en viable. Si los medios hablaran más de Pacma, por ejemplo, este partido también restaría votos a PSOE y Podemos porque harían al partido animalista más visible". También la propia Susana Díaz ha introducido a Vox en su discurso, una "estrategia errónea" para Pascual.

Fruto de una vulnerabilidad

La presidenta de la consultora 40dB, Belén Barreiro, destaca que la inmigración, la unidad de España, el freno al independentismo y el cambio del modelo territorial son las principales razones que han llevado a los electores de Vox a darles su voto. El "castigo al PSOE y a la corrupción" también se aprecian de una forma nítida", aunque por detrás de la identidad nacional, continúa.

"Del mismo modo que Podemos surgió fruto de una vulnerabilidad social, Vox es fruto de una vulnerabilidad de la identidad nacional", expone Barreiro. Los resultados del pasado 2-D en Andalucía han demostrado que el votante rural no es tan fiel como se pensaba, y es a ellos a quienes Vox ha llegado recuperando en su discurso la caza, los toros y la importancia de preservar las tradiciones. Para Barreiro, ha quedado patente que "la derecha ha perdido la fidelidad de voto".

Nadie acertó al medir el aterrizaje de un partido de extrema derecha en un parlamento español. Pero es que, el ascenso de Vox se registró principalmente "durante la última semana de la campaña, entre el lunes y el mismo domingo electoral", anota la presidenta de 40dB.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.