Liarla Pardo
Cristina Pardo, presentadora de Liarla Pardo, tras la emisión del reportaje. LA SEXTA

La periodista de La Sexta Cristina Pardo publicado un tuit este lunes para pedir "disculpas" por un reportaje "desafortunado" emitido este domingo en el programa que conduce, Liarla Pardo, en el que intentaron localizar y hablar con las 44 personas que el pasado domingo 2 de diciembre votaron a Vox en Marinaleda, una localidad andaluza de mayoría de izquierdas.

En el programa, los reporteros tienen el objetivo de "saber quiénes son y por qué lo han hecho (votar a Vox)". Uno de los vecinos con los que hablan les dice que "no los voy a respetar. Están camuflados, pero la gente les conoce".

Los periodistas señalan que "aquí podría vivir un votante de Vox" cuando supuestamente consiguen la dirección de uno de sus 44 objetivos. Pero esta persona rehúsa hablar y la reportera le pregunta "¿por qué no quieren hablar? ¿Temen sufrir represalias?".

Fueron muchos usuarios los que se pronunciaron para criticar el programa en redes sociales. Entre ellos el propio partido Vox, que señaló que era "lo más repugnante que un canal de televisión ha hecho en España".

"La Sexta sobrepasa todos los límites democráticos y los códigos deontológicos del periodismo señalando dónde viven los votantes de Vox", continúa el tuit.

Vox denunciará si se señala "con nombre y apellidos" a sus votantes y simpatizantes

Vox ha explicado este lunes que denunciará ante los tribunales si sus militantes o votantes son señalados “con nombres y apellidos” o indicando dónde viven, puesto que la Constitución garantiza que es secreto el derecho al sufragio.

Pedro Rodríguez, vicesecretario jurídico de Vox, asegura que este intento de identificar a los votantes de su formación en Marinaleda "desde el punto de vista penal ha estado rayando en lo delictivo", ya que la Constitución establece que el voto es secreto.

No obstante, este dirigente de Vox indicó que no emprenderán medidas legales en este caso porque no se dieron acciones que pudieran permitir identificar a votantes de esta fuerza política en los pasados comicios andaluces.

El vicesecretario jurídico del partido de Abascal añadió que "en el momento en el que se produzca ese señalamiento con nombres y apellidos o direcciones" de sus votantes, afiliados o simpatizantes, entonces actuarán legalmente "con toda dureza". "Vamos a defender judicialmente a nuestros afiliados, simpatizantes y votantes", aseguró este dirigente de Vox.