Atenery Hernández: "Parecía que los Juegos de Tokio no querían que fuera, pero el destino me da otra oportunidad"

La levantadora canaria recupera la ilusión pese a la difícil situación mundial.
La levantadora canaria recupera la ilusión pese a la difícil situación mundial.
AH
Atenery Hernández (San Cristóbal de La Laguna, 1994) ha vivido un ciclo olímpico "bastante feo", ya que ha sufrido graves lesiones que han frenado su proyección y, según parecía, estaba destinada a quedaarse fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. No obstante el aplazamiento de los JJ OO al verano de 2021 le abre una puerta que parecía cerrada y recibe una dosis de motivación para volver con más fuerza.

Atenery Hernández (San Cristóbal de La Laguna, 1994) ha vivido un ciclo olímpico "bastante feo", ya que ha sufrido graves lesiones que han frenado su proyección y, según parecía, le dejaban fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La halterófila canaria, suplente de Lydia Valentín en Río 2016, comenzó el camino hacia la cita nipona colgándose medallas, pero los problemas físicos comenzaron a aparecer y a repercutir en sus resultados, complicando también el proceso de clasificación olímpica.

El último mazazo llegó a comienzos de este 2020, cuando tuvo que operarse del hombro, pues se quedaba sin opciones de pelear por un puesto para Tokio 2020, cita a la que parecía destinada a no acudir. No obstante, el aplazamiento de los JJ OO al verano de 2021 le abre una puerta que parecía ya cerrada y "aunque las opciones que tengo son de un 15% o un 20% voy a poder luchar por ello".

Antes que nada, ¿cómo está?

Estoy bien, en una ciudad universitaria de las afueras de Londres, con mi pareja. Aquí todo está tranquilo porque normalmente solo hay estudiantes y cuando cerraron las universidades se quedó vacío. Si voy a la tienda, estoy sola. Tomo mis precauciones y voy con mis guantes, mi gel desinfectante y mi mascarilla... y (en tono de broma) además no tengo que hacer colas.

¿Se siente la gravedad de la situación?

No es como en España, no se percibe sensación de alarmismo ni te piden que te quedes en casa... Han cerrado los comercios, bares y demás, pero se puede salir a pasear, a hacer deporte. Puedes tomar el aire y no se ve tanta policía por las calles como en España. Aunque hay una cultura bastante diferente y creían que el bicho no iba a llegar, la gente fue bastante precavida desde el principio al ver lo que pasaba en otros países y cerró sus negocios por su propia cuenta. Eso sí, Londres es muy grande, hay mucha gente y contagios... así que me imagino la cosa empeorará.

¿Sigue la evolución de la pandemia?

Lo justo. La cosa se está complicando en Inglaterra, pero yo sigo a lo mío tomando mis precauciones y cuidándome al máximo. En lo físico, estoy centrada en seguir con la rehabilitación y mantener la forma. En lo mental, aprovecho para liberarme un poco de esa rutina de concentraciones de alto nivel. Así, cuando reabran el CAR y se pueda volver lo haré a tope.

¿Sale mucho a la calle, usted que puede?

Yo no abuso, por precaución y respeto. Aparte de hacer la compra, solo salgo un día a la semana, para caminar hasta llegar a un parque. Creo que si todo el mundo está haciendo el esfuerzo de quedarse en su casa todos los días, no es respetuoso que nosotros salgamos, es un poco de respeto por los míos, porque yo soy española.

"No puedo hacer la recuperación habitual de un deportista de alto nivel, pero las circunstancias son las que son y entiendo que hay cosas más importantes" 

¿Qué se comenta por ahí de Boris Johnson?

(Ríe) Que lo que escupes para arriba te cae de nuevo (sigue riendo). Lo cierto es que fue bastante bruto al decir al pueblo que se mentalizaran porque iban a morir familiares suyos... Fue tremendo porque no quería que se cerrara nada, pero al final se puso malo y adoptó una postura más sensata.

¿Cómo acaba en Londres una deportista de élite canaria establecida en Madrid... y estando recién operada?

Todos los deportistas tuvimos que dejar la Residencia Blume del CAR de Madrid de un día para otro. Yo, que acababa de volver de viaje y no sabía si lo había pillado, me quedé helada, porque no sabía qué hacer. Tenía revisión con el médico de la clínica CEMTRO que me operó y necesitaba rehabilitación porque el hombro es una zona complicada que requiere mucha atención en nuestro deporte. Pero entonces estalló el coronavirus, me anularon la revisión y dejé Madrid para irme a Portugal, con la familia de mi novio. La idea era quedarnos allí, tal y como avisé a la federación, pero mi pareja estudia en Londres, donde la pandemia llegó más tarde y las universidades seguían abiertas. Así que decidimos venir y pasar el aislamiento lo más tranquilos posible.

Atenery Hernández continúa con sus entrenamientos, aunque sea de forma casera.

¿Un respiro tras el mazazo de perderse el Europeo... y la posibilidad de ir a los Juegos?

Tenía mucha ilusión por el Europeo, que iba a ser ahora, y no solo por la plaza olímpica. Hace dos años saqué medalla y el año pasado me fue bastante mal, así que este 2020 tenía la oportunidad de volver a meterme arriba. Pero la verdad es que ha sido un ciclo bastante feo para mí. Parecía que Tokio no quería que fuera. Tuve lesiones graves de rodilla que me obligaron a parar y el Europeo y otro Grand Prix iban a darme una oportunidad mínima de luchar por la plaza olímpica. Pero salió lo del hombro, que me hizo cambiar los planes.

¿Qué tal lleva recuperación?

Pude hacer un poco de fisio antes de que se estableciera el estado de alarma, pero, como cerraron todo, llevo más de un mes sin tratarme muscularmente. Solo hago los ejercicios que me manda el fisio de la federación. No he podido hacerme masajes ni ayudarme con la movilidad, pero la verdad es que el hombro va bastante bien. Obviamente no es la recuperación ideal, no es la recuperación que acostumbra a tener un deportista de alto nivel, pero las circunstancias son las que son y uno entiende que hay cosas más importantes.

¿Confía en volver al 100%?

Ese es el reto... o al menos me lo tomo así. Hago todos los días los ejercicios que me han marcado, trabajo la movilidad, estiro el hombro... y la cosa va bastante bien. ¡Ya puedo subir bien el brazo! Me molesta un poco cuando lo encajo, que es el movimiento fundamental de nuestro deporte, pero bueno, hay que ir poco a poco. No tengo las condiciones que tendría otro atleta en otra época más 'tranquila'... pero mi reto es que esto termine cuanto antes para coger una barra. Me veo con fuerzas, física y mentalmente. También tengo más ganas y más ilusión que nunca porque esta situación me da la posibilidad de ir a un Europeo que ya había dado por perdido por la operación e incluso podría llegar a ir a los Juegos. Al principio parecía que Tokio no me quería y ahora, en cambio, el destino me está dando otra oportunidad, por así decirlo. 

"Vivimos una situación muy grave, pero el lado positivo para mí es que cuando la superemos yo estaré saliendo de la lesión. Es como una segunda oportunidad"

¿Qué es lo que más acusa estos días?

El descanso mental es una de las partes más importantes del deporte y ahora lo valoras más. Antes, aunque apenas salíamos de la residencia, sí hacíamos los planes suficientes para desconectar la cabeza antes de volver a empezar otra semana. Con esta situación hay días que son algo más agobiantes porque no puedes salir ni a tomarte un café. Por eso el estado de ánimo está muy variante, como una montaña rusa. Un día estás bien y otro te empiezas a preguntar cuándo va a volver la normalidad, porque algo que marca mucho es que no hay una fecha definitiva que puedas marcar para ir haciendo una cuenta atrás.

​La levantadora no tiene la posibilidad de acudir a un fisioterapeuta profesional dadas las circunstancias, por lo que lleva a cabo la rehabilitación de su hombro con ejercicios recomendados por el fisio de la Federación Española de Halterofilia

Pese a todo, la suerte le ha sonreído.

Vivimos una situación muy grave, que afecta a todo el mundo, pero el lado positivo para mí es que cuando superemos la crisis volveremos a empezar de cero... y yo estaré saliendo de la lesión. Es como una segunda oportunidad. No viene de la mejor manera, pero quiero aprovecharla. Quiero ir a este Europeo, que en principio será a finales de año, y creo que el año que viene se va a hacer otro... así que mi intención es llegar a tres competiciones importantes antes de los Juegos Olímpicos y hacer las tres mejores competiciones de mi vida para intentar conseguir esa plaza olímpica.

¿Se ve con opciones de lograr un puesto para Tokio?

Es muy difícil, soy realista, y tendré un 15% o un 20% de posibilidades de conseguirlo. Pero la posibilidad está ahí, así que me hago mi estrategia, me hago mi ilusión y me motivo. Soy deportista, llevo muchos años en esto y hasta que no llegue 2021 y se cierre la clasificación olímpica no dejaré de pensar en clasificarme. Hay que creérselo y yo tengo motivación de sobra. Eso sí, aunque yo me recupere, lo más justo es que la federación haga un clasificatorio para ver quiénes van al Europeo, no voy a ir yo solo por estar de vuelta. 

Por el momento se ha parado todo el deporte. ¿Qué le parece?

Es lo lógico pero no por ello deja de ser triste. Es una sensación de vacío... ¿Tú pones la tele y qué ves? Todos los mejores deportistas están parados en su casa y les han quitado la mitad de su persona, o es lo que me pasa a mí. Llevo haciendo deporte desde que era niña y cuando empezó todo esto me preguntaba a diario, ¿y ahora qué hago? 

¿Y qué hace?

Intento hacer la misma rutina que hacía en el CAR de Madrid. Intento hacer doble sesión de entrenamiento de lo que pueda. No puedo levantar una barra pero puedo hacer los ejercicios de rehabilitación, puedo hacer cardio, puedo fortalecer las piernas con gomas... aprovecho lo que puedo. Creo que debemos plantearnos la crisis como un paréntesis, todos estamos parados y cuando termine tendremos que volver. Por eso lo mejor es mantenerse dentro de lo que era tu vida de antes, para que la vuelta no sea tan chocante.

¿Siente algo de frustración por estar 'parada'?

Lo único malo de la situación, en el plano deportivo, es la incertidumbre. Ahora debemos mirar por la salud de todos, pero estás viendo que se ha parado tu vida de deportista, que tiene un límite y termina más pronto que tarde. Yo soy joven pero soy consciente de que cada día que pasa no lo puedes recuperar y la verdad es que, por ese lado, la situación es un poco triste. 2020 me está dejando un sabor amargo porque es un año que no estamos aprovechando como teníamos previsto y como nos gustaría.

"Ahora te das cuenta de todo eso que antes no hacías y que ni te dabas cuenta. Es bueno que veamos lo que debemos cambiar para vivir mejor"

¿Y qué piensan sus compañeros del equipo nacional?

Todos estamos un poco aburridos, porque hay pocos que disponen de los medios para trabajar con las pesas en casa. Hacemos ejercicios de fitness, abdominales... pero lo que nos gusta es sentir la adrenalina y sentir el peso que levantas. Especialmente la gente que más opciones tenía de estar en los JJ OO está bastante fastidiada porque justo se paró todo cuando estaban a un mes del Europeo. Estar a un mes de una competición en nuestro deporte es que tu forma física estaba ya en un punto alto. El sacrificio de trabajo ya estaba hecho... y se han quedado sin poder competir en el Europeo y los Juegos sin recibir recompensa por el trabajo previo. 

¿Confía en que las competiciones vuelvan a corto o medio plazo?

Quieren volver a la normalidad, por tema económico, pero es muy complicado y creo que esto va para largo, porque la gente que no tiene síntomas del virus pero se ha contagiado lo puede transmitir. Por desgracia, creo que cuando se relajen las medidas volverán a aumentar los contagios. De todas formas, aunque las cosas se calmen en España, hay que ver cómo están en los demás países. Por ejemplo, nuestro Europeo no se puede hacer solo con los de España o los de los países que estén bien... y te hablo de un campeonato que mueve muchísimas personas entre competidores, técnicos, jueces y organizadores. Si se está intentando que no se junten diez personas... ¿Cómo se va a organizar un evento que mueve a más de 600?

¿El parón dejará secuelas en el deporte?

Creo que sí, en el aspecto económico y también en el deportivo. Puedes tardar semanas o meses en recuperar lo que has perdido en unas semanas de parón. Y, antes de que vuelvan las competiciones, los deportistas de todas las disciplinas van a necesitar tiempo para volver en condiciones. En mi deporte, un Europeo no se prepara en dos meses... Normalmente lo preparamos en cuatro y con esta situación necesitaremos aún más de tiempo para coger la forma. Hace falta trabajo de barra, preparar tu cuerpo y luego ir metiendo cada vez más peso... Veremos cómo evolucionan las cosas.

¿Deberían las autoridades hacer una excepción con los deportistas de alto nivel?

Se podría hacer una excepción. Es cierto que gestionar los deportes de contacto sería más complejo, habría que dividir los espacios y organizar unos turnos, pero gente como los de piragüismo, que solo necesitan salir a palear ellos solos, no tienen mucho problema. Al fin y al cabo, no podemos olvidar que el deporte es un trabajo para nosotros. 

¿Qué está aprendiendo de toda esta situación?

Yo, que siempre he sido bastante independiente, llevo fuera de casa desde los 18 años y no tenía mucho contacto telefónico con mi familia, siento que, con esta situación todos estamos más sensibles y aburridos y aprovechamos para llamar a nuestros seres queridos. Hacemos más unión con la familia, pidiéndonos entre nosotros que nos cuidemos y tomemos precauciones. Además, me tomo este tiempo como otra prueba más, como un avance para cuando termine la vida de deportista. En la Blume no cocinamos ni nada y he visto que soy bastante apañada en los temas domésticos: cocino, limpio, hago la colada... es algo que además hago porque ocupo más el tiempo. 

La canaria demuestra que domina el arte culinario con diferentes recetas.
La canaria demuestra que domina el arte culinario con diferentes recetas.
AH

¿A qué más dedica el tiempo?

También estoy estudiando para la prueba para acceder a la UCAM, que es ahora en junio, porque quiero hacer marketing. Es una oportunidad que antes por falta de tiempo no podía aprovechar. No sabía si tenía la capacidad de estudiar como lo estoy haciendo, mañana y tarde, de pasar tantas horas delante del portátil. Pero parece que sí (se ríe).

¿Y de ocio?

También veo alguna serie, como Peaky Blinders... y cocino bastante. Desde pollo en salsa, albóndigas o tortilla española, que me sale muy buena, hasta cosas de repostería. Somos tan golosos que nos gusta y yo preparo magdalenas, tartas, brownies... un poco de todo. Aún no me atrevo con los potajes, necesito algo más de tiempo, pero todo se andará porque quiero aprender a hacer el potaje de rancho, un plato canario que está buenísimo y da mucha fuerza. 

"Todos estamos más unidos para enviar fuerza y transmitir agradecimiento a los sanitarios y los trabajadores que hacen que el mundo pueda seguir girando"

¿Qué cree que va a aprender la gente?

Creo que la gente va a aprender a ser más obediente, porque recuerdo que cuando dijeron lo del estado de alarma fue todo un disparate, ver a la gente en los bares o en los parques. Además, estamos muy acostumbrados a no dar valor a las cosas pequeñas, como tomar un café o ver a la familia o los amigos, y la experiencia nos ayudará a ser más personas. Ahora debemos tener la cabeza calmada y ser fuertes. Cuando esto pase nos reiremos todos juntos, nos daremos abrazos y disfrutaremos más de todo.

La halterófila canaria Atenery Hernández muestra cómo se prepara su café helado preferido, una bebida refrescante ideal para estos días.

¿Existe en Londres alguna iniciativa de la población como el aplauso solidario?

No, el ambiente es más frío que en España o Portugal, donde sí que aplaudí. Es algo muy bonito y me emocioné porque todos estamos más unidos para enviar fuerza y transmitir agradecimiento, que estamos con los sanitarios y demás trabajadores que hacen que el mundo pueda seguir girando. Esos ánimos te llegan, nos pasa a nosotros en las competiciones, y es algo que te emociona de verdad.

¿Qué será lo primero que haga cuando todo termine?

¡Volver a la Blume, al CAR, a los entrenamientos y todo eso! (se parte de risa). No, en serio, No sé qué será lo primero que haga... pero sí te aseguro que todo lo que haga lo haré con más ganas. Entrenaré con más ganas, disfrutaré mucho más. También creo que me obligaré a salir más, porque muchas veces los deportistas estamos cansados y no nos esforzamos en desconectar como es debido. Madrid es tan grande y tiene tantos sitios para ir que ahora con esta situación nos damos cuenta de que no lo estamos aprovechando. Estos días no los vamos a recuperar pero si lo piensas así te animas un poquito, porque te das cuenta de todo eso que antes no hacías y que ni te dabas cuenta hasta que se dio esta situación. Es bueno que veamos lo que debemos cambiar para vivir mejor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento