Préstamos para estudiantes: financia tu matrícula universitaria

Actualizado: 07/01/2024

La educación es un aspecto fundamental en la formación personal y profesional de cada persona. Esto se refleja en la cantidad de tiempo que dedicamos al estudio, desde las primeras etapas de nuestra vida hasta la edad adulta.

Es España, la educación es gratuita desde que se empieza la etapa escolar hasta la universidad, pero ¿qué sucede cuando se termina esta etapa? Para acceder a estudios superiores como un posgrado o máster será necesario asumir los costes con recursos propios.

Si deseas continuar tus estudios superiores más allá de la universidad, o realizar un curso específico tendrás que abonar su coste, que suele ser elevado. Llegado este momento, y ante la precariedad del mercado laboral para los jóvenes, es probable que no se cuente con los fondos suficientes para hacer frente a este gasto.

Por suerte, existen los préstamos para estudiantes con unas condiciones especiales para quienes los solicitan. Aquí te explicaremos qué son los préstamos para estudiantes, cómo te puedes beneficiar de ellos y algunos consejos para encontrar un préstamo que se ajuste a tus necesidades.

Los mejores préstamos para estudiantes de 2024

cetelem prestamo

No acepta ASNEF

  • TAE (desde): 7,43%
  • Importe: 4.000€ - 60.000€
  • Plazo: 48 - 96 meses
  • Ingreso en cuenta: 48 horas
Ir a la oferta
mrfinan logo

Acepta ASNEF

  • TAE (desde): 0%
  • Importe: 100€ - 50.000€
  • Plazo: 6 - 24 meses
  • Ingreso en cuenta: 24 horas
Ir a la oferta
Saber más de MrFinan
fineria prestamo

Acepta ASNEF

  • TAE (desde): 0%
  • Importe: 100€ - 1500€
  • Plazo: 61 - 90 días
  • Ingreso en cuenta: 15 min.
Ir a la oferta
Saber más de Fineria
Fintonic
Préstamos Fintonic

No acepta ASNEF

  • TAE (desde): 4,07%
  • Importe: 1000€ - 50.000€
  • Plazo: 12 - 84 meses
  • Ingreso en cuenta: 24 horas
Ir a la oferta
Saber más de Fintonic

La educación en España y los préstamos para estudiantes

El sistema educativo de España es gratuito para las siguientes etapas: la educación infantil, la educación primaria, la educación secundaria obligatoria (ESO) y el bachillerato. Por lo tanto, los jóvenes acceden a la educación obligatoria sin coste hasta los 16 años y de forma voluntaria hasta los 18 años.

La educación pública universitaria es mayormente gratuita. La mayor parte del coste del año universitario está cubierto, pero se tendrán que pagar los libros, los materiales y la matrícula de la universidad, que tiene un coste de entre 2.000€ y 3.500€ según la carrera. Si se elige acudir a una universidad privada, ya sea por su oferta formativa o por otro tipo de razones, esas cifras se elevan considerablemente: entre 5.500€ y 18.000€ por año escolar.

Debido a que este es un gasto importante, algunas familias o jóvenes no tienen los recursos económicos para pagar sus estudios. Sin embargo, esto no tiene que ser un impedimento para continuar con los estudios, porque en la actualidad hay una gran variedad de ofertas de préstamos online para estudiantes dedicados a este propósito.

Estos préstamos para estudiantes son productos de crédito con características más favorables que pueden ser la solución para acceder a la educación superior y encontrar mejores oportunidades laborales.

¿Por qué escoger un préstamo para estudiantes?

Es común creer que todos los préstamos comparten las mismas características, sin embargo, esto no es verdad. Según la finalidad del préstamo, las entidades financieras o bancarias ofrecen mejores condiciones y beneficios a sus clientes.

Los préstamos para estudiantes tienen requisitos básicos, aunque siempre se solicitan ingresos o avales que lo respalden para poder asegurar que será devuelto en el plazo y forma acordados. Algunas de sus características son:

  • Un periodo de carencia para comenzar a pagar el préstamo en meses o años después
  • Plazos flexibles con duración de varios años
  • Una tasa de intereses TAE que suele estar por debajo de la tasa habitual de los préstamos tradicionales o préstamos online
  • Mayores condiciones de vinculación, ya que en ocasiones debes contratar productos complementarios con la entidad (abrir una cuenta, contratar un seguro, adquirir una tarjeta, etc.)
  • La posibilidad de tener cotitulares o avales como garantía del pago

Además de sus beneficios, un préstamo para estudios es una de las inversiones más rentables, ya que al terminar tus estudios podrás acceder a un salario más competitivo. De hecho, se estima que los jóvenes con estudios superiores ganan hasta un 60% más que los jóvenes que llegan hasta la educación secundaria obligatoria.

¿Puedo conseguir un préstamo para estudiantes sin ingresos?

La ausencia completa de ingresos puede suponer un escollo casi insalvable para obtener un préstamo para estudiantes. El motivo es que las entidades que ofrecen estos productos necesitan alguna garantía, aunque sea mínima, de que la persona a la que le prestan dinero va a devolvérselo, y un justificante de ganancias recurrentes es lo que más seguridad les da en este sentido.

No obstante, las entidades que comercializan préstamos para estudiantes son conscientes de que las personas que se encuentran en su periodo formativo tienen más dificultades para obtener ingresos, motivo por el que muchas de ellas se muestran mucho más flexibles con este tipo de usuarios a la hora de revisar su solicitud de crédito y están más abiertas a aceptar alternativas.

En lo que se refiere al caso concreto de los ingresos, muchos préstamos para estudiantes aceptan que los beneficios recurrentes no provengan del titular del crédito, en este caso la persona que se está formando, sino de otros usuarios que le hagan de avalista, como por ejemplo sus padres u otro familiar. Si estos pueden aportar un justificante de que perciben un sueldo o alguna otra ganancia regular por un importe suficiente, el banco no pondrá el más mínimo problema y concederá el dinero.

Para que el usuario se pueda beneficiar de ventajas de los préstamos de estudiantes como ésta, o de otras como plazos más amplios o intereses más bajos, es habitual que las entidades de crédito soliciten un justificante de estudios, como la matrícula o el borrador de la misma, para certificar que, efectivamente, el solicitante va a destinar el crédito a su formación.

cetelem prestamo

No acepta ASNEF

  • TAE (desde): 7,43%
  • Importe: 4.000€ - 60.000€
  • Plazo: 48 - 96 meses
  • Ingreso en cuenta: 48 horas
Ir a la oferta
Fidea microcrédito

Acepta ASNEF

  • TAE (desde): 0%
  • Importe: 1.000€ - 20.000€
  • Plazo: 3 - 60 meses
  • Ingreso en cuenta: 15 min.
Ir a la oferta
Saber más de Fidea

¿Es posible conseguir préstamos universitarios sin intereses?

Sí, en el mercado crediticio es posible encontrar préstamos universitarios sin intereses, pero bajo unas condiciones muy, muy concretas. Algunas entidades financieras que comercializan este tipo de productos ofrecen, como promoción de bienvenida, el primer crédito para estudiantes sin intereses, de tal manera que el beneficiario sólo tendrá que devolver la cantidad prestada sin costes añadidos. Se trata de una propuesta muy atractiva, pero tiene dos inconvenientes importantes: las cantidades ofrecidas suelen ser bajas, por lo que difícilmente podrán costear gastos elevados como una matrícula completa en un centro privado, y sólo es gratuita la primera vez.

Lo que sí es más común es que las entidades financieras que conceden préstamos universitarios ofrezcan intereses más bajos para estos productos, ya que se dirigen a un colectivo que, en general, tiene más dificultades para acceder a unos ingresos recurrentes altos dado que dedican una parte importante de su tiempo a estudiar.

Una alternativa a los préstamos para estudiantes sin intereses se puede encontrar en las propias instituciones educativas, puesto que muchas de ellas permiten a sus alumnos diferir el pago total de la matrícula en plazos mensuales sin costes añadidos.

No obstante, no todos los centros de formación dan esta posibilidad, ni todos los gastos relacionados con los estudios tienen que ver con la matrícula, ya que muchos otros provienen de la compra de materiales, el transporte o la manutención. Por ello, a continuación podrás encontrar un listado de préstamos universitarios sin intereses (para el primer crédito) o con costes reducidos con los que podrás hacer frente a todos estos desembolsos.

mrfinan logo

Acepta ASNEF

  • TAE (desde): 0%
  • Importe: 100€ - 50.000€
  • Plazo: 6 - 24 meses
  • Ingreso en cuenta: 24 horas
Ir a la oferta
Saber más de MrFinan
Pezetita.com

Acepta ASNEF

  • TAE (desde): 0%
  • Importe: 100€ - 10.000€
  • Plazo: 61 - 90 días
  • Ingreso en cuenta: 15 min.
Ir a la oferta
Saber más de Pezetita.com

Cómo obtener préstamos para estudiantes

Para conseguir un préstamo para estudiantes el interesado debe cumplir con una serie de requisitos, el principal de ellos poder justificar que efectivamente va a utilizar el dinero que se le conceda para fines educativos, para lo que puede aportar, en el proceso de solicitud, documentos como la matrícula o el presupuesto de la misma.

En el mercado crediticio existe una buena oferta de préstamos para estudiantes que, a pesar de pertenecer a entidades financieras diferentes, suelen tener requisitos parecidos. Los más comunes son los siguientes:

  • Ser mayor de 18 años
  • Poder justificar ingresos suficientes con un trabajo propio, o a través de avales o garantías
  • Tener un justificante de estudios como la matrícula de la universidad o un documento de concesión de beca
  • No encontrarse en listas de morosos como ASNEF

Consejos para encontrar el mejor préstamo para estudiantes

Con el objetivo de ayudarte a encontrar el mejor préstamo para estudiantes que se ajuste a tus necesidades y tu situación económica, hemos preparado 4 consejos útiles. Estos consejos te ayudarán a seleccionar la mejor oferta de crédito para que puedas continuar tus estudios:

1.Evalúa el importe, la tasa de interés y plazo de devolución

Busca en internet entidades financieras o bancaria que ofrecen préstamos para estudiantes. Si no sabes cómo hacerlo, puedes utilizar nuestro comparador de préstamos online para conocer qué opciones hay en el mercado para estudios.

Selecciona 2 o 3 entidades que ofrezcan el tipo de préstamo que necesitas y revisa estos 3 aspectos:

  • Que el importe sea igual o superior al que necesitas
  • Que tenga plazos de pago flexibles
  • Que la tasa de interés TAE esté por debajo de la de los préstamos regulares

2.Compara más de una entidad financiera

Compara qué entidad te ofrece las mejores condiciones de importe, plazo e interés. Si necesitas más información sobre cada entidad puedes entrar en su página web y ver las condiciones de cada préstamo. Es importante revisar, también, los aspectos como la vinculación, si el interés es fijo o variable y las comisiones de impago. Estos aspectos pueden acabar encareciendo el préstamo si no se tienen en cuenta.

3.Fíjate en el periodo de carencia del préstamo

El periodo de carencia es un plazo temporal en el que no tienes que pagar interés ni amortizar el crédito si es total, o solo tienes que abonar los intereses, si es parcial. El tiempo de este periodo puede ser un par de meses o incluso años. En ocasiones este beneficio representa un alivio para los estudiantes que no tienen los recursos económicos al instante, pero no se recomienda que sea muy largo porque los intereses también serán más altos.

4.Asegúrate de contar con los recursos para pagar el préstamo

Por último, revisa tus finanzas sobre el plan de pagos para este nuevo préstamo de estudios. Es importante conocer tu situación económica actual o hacer un plan financiero para poder afrontar este crédito sin llegar a caer en impagos en el futuro.

Entonces, ¿cuál es el mejor préstamo para estudiar?

Financiar tu educación con un préstamo para estudiantes te permitirá realizar tus estudios superiores o especializarte en un área de tu trabajo, lo que en el medio plazo te ayudará a conseguir un mejor empleo, tener un salario más competitivo o crear un negocio propio.

En realidad no existe un préstamo ideal para todos los estudiantes, ya que cada necesidad es diferente y requiere de un préstamo que se ajuste a la situación. Es por eso, que en el texto te brindamos un listado de opciones de entidades financieras y bancarias con sus respectivas ofertas de crédito para que puedas elegir aquellas que te parezcan mejor, teniendo en cuenta el importe y los plazos de pago. 

Si te interesa alguna de estas ofertas puedes hacer clic en el botón verde e ir la página de la entidad para comprobar que cumples con sus requisitos e iniciar tu solicitud. Podrás hacer la solicitud de forma online, adjuntar la documentación en plataforma y recibir el depósito del dinero en tu cuenta bancaria en un plazo de 24 a 48 horas.

Metodología: cómo establecemos cuáles son los mejores préstamos para estudiantes

Para establecer cuáles son los mejores préstamos para estudiantes tenemos que tener en cuenta cuál es el interés general de los consumidores, para ello nos preguntamos qué pueden estar buscando en un préstamo para estudiantes y qué características son las más determinantes para diferenciarlos. Tras reunir todos los datos y mediante un exhaustivo análisis hemos ponderado los criterios para ofrecer un listado que ayude al lector a encontrar un producto que le interese y que se adapte a sus necesidades y preferencias.

Los préstamos para estudiantes analizados para hacer esta clasificación corresponden a diferentes entidades financieras que ofrecen productos de calidad con unas características destacadas y unas comisiones ajustadas o nulas.
Con el fin de explicar la clasificación vamos a desgranar los parámetros que diferencian unos préstamos para estudiantes de otros:

– Importe: es una característica importante porque esta cantidad determinará si puedes llevar a cabo o no tus propósitos. Valoramos positivamente que la entidad ofrezca un amplio rango de cantidades, ofreciendo préstamos pequeños pero también de mayor cuantía.

– Periodo de pago: es importante que la entidad ofrezca un plazo suficiente para devolver el préstamo cómodamente, pero también destacamos como positivo que permita devolverlo en un plazo corto o hacer pagos adelantados.

– TAE: es el precio a pagar por la financiación. Se valora positivamente que la TAE se ajuste de manera adecuada al tipo de préstamo.

– Otras características:

  •  Agilidad en la solicitud
  • Rapidez de respuesta
  • Condiciones para los usuarios
  • Atención al cliente
  • Fiabilidad y seguridad

Con todo esto creamos una lista donde el consumidor puede encontrar los productos ordenados según su utilidad, siempre basándonos en nuestros propios criterios. No se debe olvidar que las necesidades son personales y pueden variar según el lector, por ello se recomienda estudiar bien las ofertas antes de decidirse por una específica.