Sin Semana Santa ni Sanfermines

Miles de personas celebran el Chupinazo de los Sanfermines de 2019 en Pamplona (Navarra).
Miles de personas celebran los Sanfermines de 2019 en Pamplona.
David Domench - EP

Vamos a tener que rehacer la famosa canción de la cuenta atrás de los Sanfermines, ya saben, "1 de enero, 2 de febrero, 3 marzo, 4 de abril…", así hasta el 7 de julio. Vamos a tener que completar el calendario, llegar hasta diciembre y dar la vuelta entera porque, este año, la conocida escalera se ha quedado parada en el segundo peldaño, el dos de febrero. 

La presidenta navarra, María Chivite, anunció ayer que este año tampoco habrá Sanfermines. Y ya van dos años suspendidos. En un foro económico dio la peor de las noticias para los hosteleros de Pamplona y, aun siendo consciente de ello, quiso ser muy clara: la decisión está tomada, no se le va a dar más vueltas al tema ni se va a replantear de aquí a unos meses (quedan 5 para el chupinazo) y, además, no cree que sea responsable alentar unas esperanzas que no se van a poder cumplir. Tema zanjado. Pensemos ya en los Sanfermines de 2022. Y crucemos los dedos.

No sería sensato pensar que, durante 8 días, miles de personas se apelotonen en las calles de Pamplona

A Pamplona, cada año, (cuando no había Covid), acuden en julio millones de personas de todo el mundo intentando revivir el sueño de Hemingway y buscando experimentar las fiestas más internacionales de nuestra geografía. Los encierros se retransmiten en televisiones de todo el mundo, hay agencias australianas que viven, literalmente, de los viajes que les organizan a sus nacionales para conocer los Sanfermines. 

Decía Chivite ayer que, aunque se cumplan las mejores previsiones de vacunación, no sería sensato pensar que, durante 8 días, miles de personas se apelotonen en las calles de Pamplona, o que los bares y restaurantes abran como si el virus ya no estuviera y la parte vieja de la ciudad, donde es imposible dar un paso durante esos días, acoja a miles de personas vestidas de blanco y rojo.

Habrá que guardar el ‘pañuelico’ aunque nos cueste, aunque duela, pero la realidad es la que es. No habrá Sanfermines como tampoco podemos pensar que habrá Semana Santa. El plan de vacunación se está cumpliendo a trompicones y, en el mejor de los casos, pensando que ya no habrá más retrasos ni las farmacéuticas intentarán de nuevo hacernos trampas al solitario, en verano todavía nos quedará mucho para decir que hemos vencido al virus.

Europa parece que, por fin, se abre a la posibilidad de valorar la compra de otras vacunas como la rusa o la china

Creo sinceramente que, conforme otros laboratorios vayan sacando sus vacunas, el problema de la falta de dosis se solucionará. Pasará, en parte, como ocurrió cuando todos salimos a buscar desesperadamente mascarillas y EPI al mercado internacional. Como diría alguno, es el mercado amigo y, ahora mismo, tiene mucha demanda y poca oferta

Europa parece que, por fin, se abre a la posibilidad de valorar la compra de otras vacunas como la rusa o la china. Dos vacunas de las que tenemos poca información, pero habrá que esperar a que la Agencia Europea del Medicamento las estudie, las valore y si las aprueba, adelante. Necesitamos toda la ayuda posible para dejar de seguir cancelando y posponiendo nuestro día a día. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento