Entrevista de trabajo: las claves para destacar en una dinámica de grupo

El trabajo en remoto ha ido ganando espacio, pero lo que muestra el informe es que ya no serán necesarias tantas personas. Concretamente, se perderán 130.800 puestos.
La técnica de la dinámica de grupo es cada vez más utilizada en el ámbito de los Recursos Humanos para seleccionar personal en las entrevistas de trabajo.
Pixabay
El trabajo en remoto ha ido ganando espacio, pero lo que muestra el informe es que ya no serán necesarias tantas personas. Concretamente, se perderán 130.800 puestos.

Te inscribes en una oferta de empleo, la empresa te llama para una entrevista de trabajo y, tras ésta, te convocan para una dinámica de grupo. Y en ese momento, se disparan los nervios y la inseguridad, porque no estamos tan acostumbrados a esta actividad, no sabemos qué nos van a preguntar ni que acciones tendremos que desarrollar y además no estaremos solos, y es que todo se complica cuando nos tenemos que exponer delante de un buen número de personas.

Tranquilidad. A continuación, te ofrecemos todas las claves para calmar tu ansiedad y realizar una dinámica de grupo de forma exitosa.

Cómo destacar en las dinámicas de grupo de las entrevistas de trabajo

Rara vez en una dinámica de grupo de una entrevista de trabajo se superan los diez asistentes, seguramente, al inicio, el reclutador os explicará más detalles de la empresa y de la vacante, por tanto, hay que prestar mucha atención a esta parte y captar las claves que puedan ayudarte a adaptar tu actitud y tu rol en la dinámica grupal. Por ejemplo, si te dicen que uno de los requisitos es que la persona que se incorpore sea extrovertida y comunicativa porque el puesto vacante es de comercial, ya percibes que tienes que mostrar tu parte más sociable, sonreír, intervenir, proponer y liderar ideas. Si, por el contrario, la entrevista de trabajo es el puesto de gestor de reclamaciones y posventa, quizás necesiten ver tu parte más conciliadora, emocional, asertiva, y entonces te puedes mostrar más comprensivo, calmado, estable y resolutivo.

Porque esto es importante: todos tenemos un estilo de personalidad propio, pero podemos adaptar o exhibir nuestros rasgos de la forma que más nos favorezcan según el contexto. Teniendo claro lo que buscan, seremos capaces de ajustar nuestra forma de expresarnos para encajar en lo que la empresa necesita.

Los reclutadores apenas intervienen en la dinámica, se dedican a observar el comportamiento de cada candidato para tomar sus anotaciones en función de la actitud y el rol que desempeña cada uno en el grupo.

Un ejemplo muy común en las dinámicas de grupo en las entrevistas de trabajo es el de alguna actividad que implique que 'te vendas bien' o defiendas el papel que te haya tocado. Por ejemplo, por qué debes salvarte tú si se hunde un barco, cuáles son tus fortalezas y habilidades para convencer al grupo de que mereces un salvavidas, o que defiendas por qué eres importante según una profesión que ellos te asignen (torero, camarero, médico, astronauta, profesor...) Lo importante no es tanto lo que digas, sino cómo lo defiendas, buscan registrar cómo persuades e influyes en el grupo, si eres ingenioso, empático y diplomático o dominante o fácil de convencer o terco. 

También es muy habitual establecer algún foro, debate o lluvia de ideas para afrontar algún problema que el grupo deberá resolver unido, aquí se valora la creatividad, proactividad con humildad, liderar una idea pero sin ser impositivo ni rígido, ni 'pasar por encima' de las aportaciones o las argumentaciones del resto.

Es fundamental participar en todo pero sin mostrar ansiedad, ni gritar a pesar de tu entusiasmo o lo importante que creas que sea tu aportación. Recuerda que no es tan significativo el contenido como las formas.

Se debe mantener la compostura y el profesionalismo, las dinámicas de grupo no son un juego para pasar el rato, es un proceso de selección y como tal, exige un comportamiento ajustado a un entorno laboral, cuidado con las carcajadas, elevar el tono, los aspavientos y las expresiones faciales fuera de lugar (son más frecuentes de lo que pensamos).

No te precipites y no interrumpas. Concéntrate, escucha, toma apuntes, mantén la calma y elabora tu intervención con sentido, demostrando interés, guardando los turnos de palabra y organizando tu discurso para resultar más contundente.

Utiliza tu inteligencia emocional y social para destacar por encima del resto de candidatos para el puesto de trabajo una forma positiva, por ejemplo, utiliza el nombre de tus compañeros para referirte a ellos, destaca, halaga o agradece las buenas aportaciones de los demás, respeta y pon en valor las decisiones y soluciones del grupo por encima de las tuyas individuales, sé amable y cordial, cede en algunos argumentos si lo ves coherente, si surge un conflicto entre los miembros del grupo sé diplomático y media entre ellos, y, sobre todo, si puedes echar una mano a alguien, hazlo, facilita que las personas más tímidas, por ejemplo, se puedan expresar también.

Dejar el ego a un lado y mantener esta actitud es lo que realmente te convertirá en líder del grupo y además te sentirás bien contigo mismo.

Psicóloga y divulgadora

Soy psicóloga y divulgadora. Tras licenciarme, me adentré en el apasionante mundo de la Comunicación No Verbal y la Detección del engaño. También investigué sobre una nueva Psicología surgida en tiempos de coronavirus en el libro: 'Se hizo el silencio' (Ediciones Alfar).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento