Salud mental, transparencia, asistencia sin condicionantes de edad o enfermedades... los diez retos de los seguros privados en España

Los tumores malignos son más sensibles que el tejido sano.
Una doctora observa una mancha cutánea
ARCHIVO

Los seguros privados de salud registraron un aumento anual en el número de asegurados del 4% entre 2017 y 2021, con un incremento en el volumen de primas a una tasa del 5,1%. De esta forma, España cuenta ya con 12 millones de personas que tienen suscrita una póliza de esas características. En este contexto de crecimiento, la Cátedra de Salud Responsable y Sostenible de la Universidad Complutense de Madrid ha analizado cuáles son los desafíos a los que se enfrenta este sector

El estudio, titulado Un sistema sanitario en transformación. Los retos del aseguramiento privado en España, ha sido presentado este viernes en el marco de dicha cátedra, promovida junto a la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). El objetivo de este decálogo es "garantizar la calidad y sostenibilidad del sistema". "Teniendo en cuenta además que el sector asegurador representa para nosotros un aliado estratégico principal", ha señalado el secretario general de ASPE, Luis Mendicuti.

Uno de los retos que desataca el análisis pasa por "incorporar y desarrollar programas de salud mental para todos los asegurados". En ese punto insta igualmente a favorecer una atención social y sanitaria coordinada e integrada, dado el "aumento de la esperanza de vida, el envejecimiento poblacional y la mayor cronicidad, que provocan el incremento del uso de los servicios sanitarios".

El documento también alerta sobre la necesidad de garantizar la continuidad de la prestación sanitaria del asegurado, "con independencia de su patología y de su edad". Se refiere especialmente a las enfermedades crónicas o a aquellas complejas, como el cáncer, y apunta que "esta reflexión se realiza ante los riesgos de que las compañías aseguradoras pudieran limitar la accesibilidad a algunos servicios; condicionar las decisiones del prestador; incrementar el precio de las primas de forma significativa, y hasta expulsar al asegurado". 

Precisamente, ante la existencia de cada vez más patologías crónicas, los investigadores señalan "la oportunidad de transformar el seguro de asistencia sanitaria en un seguro de salud". Este apartado ponen el acento en el cuidado de la salud a largo plazo de los asegurados. "Las prestaciones actuales de las pólizas deberían complementarse hacia modelos de atención que promuevan la prevención de enfermedades y la promoción de hábitos saludables", señalan.

La cátedra propone asimismo "innovar en modelos de gestión que disminuyan la saturación del sistema privado de salud". El documento reconoce que "las pólizas de bajo coste, unidas a un cambio de modelo donde los ciudadanos hacen un uso inmediato de la póliza contratada, están dando lugar a una saturación del sistema privado". El texto habla de "listas de espera en determinadas especialidades y una reducción del tiempo dedicado por los profesionales a los pacientes en las consultas". Propugnan, así, una evolución hacia la segmentación de los asegurados para ofrecerles una atención de calidad adecuada a cada uno.

Los diez retos

  1. Mejorar la transparencia de las pólizas de salud.
  2. Garantizar la continuidad de la prestación sanitaria del asegurado.
  3. De un seguro de asistencia sanitaria a un seguro de salud.
  4. Garantizar el acceso a técnicas y tratamientos innovadores
  5. Garantizar la sostenibilidad de la prestación sanitaria privada.
  6. Disminuir la saturación.
  7. Incorporar un mayor número de profesionales.
  8. Establecer el futuro del modelo de mutualismo administrativo.
  9. Realizar una transformación digital con responsabilidad bioética.
  10. Desarrollar programas de salud mental y de atención integral.

Mejorar la transparencia de las pólizas de salud y dotarlas de mayor claridad, concreción y sencillez con el fin de facilitar su entendimiento es otro de los desafíos identificados por los académicos de la Cátedra de la Complutense. Estos señalan que, a la hora de contratar un seguro de este tipo, el ciudadano se suele encontrar ante una decisión compleja, con la existencia de un gran número de compañías y de diferentes combinaciones posibles de póliza que dificultan su toma de decisión.

Entre otras cuestiones, el informe también apunta que "para garantizar la sostenibilidad de la prestación sanitaria privada se hace necesario concienciar a los ciudadanos del coste real de la asistencia sanitaria". Los autores afirman que es la forma de "adecuar los precios del seguro, incrementar de forma progresiva los baremos pagados por las aseguradoras a los prestadores, mejorar la eficiencia de los procesos asistenciales y equilibrar la estructura asistencial a la oferta aseguradora". 

El análisis, del que Mendicuti ha dicho que "se convierte en una herramienta de trabajo útil para el sector de la sanidad privada", concluye que el "entorno actual se caracteriza por un incremento de costes, baremos muy bajos, escasez de profesionales, precios bajos de las pólizas de los seguros de salud, el aumento de la frecuentación y el incremento de la siniestralidad".

"Nos señala el camino para resolver algunas cuestiones, mejorar otras y ahondar en nuestros puntos fuertes, lo que sin duda nos ayudará a consolidar nuestro imprescindible papel en el sistema nacional de salud, del cual formamos parte integrante", ha valorado el secretario general de Aspe, quien ha resaltado que la sanidad privada es, "tanto una opción alternativa fundamentada en la libre elección de los ciudadanos, como un agente colaborador de la sanidad pública", que siempre les tiene "a su disposición cuando lo necesita".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento