Sánchez y Costa asentarán que entre España y Portugal solo circulará hidrógeno verde y evitan la polémica con Macron por el nuclear

Pedro Sánchez y António Costa.
Pedro Sánchez y António Costa, el año pasado en Bruselas.
EFE
Pedro Sánchez y António Costa.

Aunque es un proyecto avalado por tres países, el H2Med, el ducto que debería estar listo para transportar hidrógeno en 2030, va camino de convertirse en un proyecto con dos fronteras con España, al este con Francia y al oeste, con Portugal. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Portugal, António Costa, tienen intención de dejar claro que el hidrógeno que circulará entre sus países será verde, renovable y de origen en la energía solar o fotovoltaica, mientras de momento evitan la polémica con Francia y no quieren entrar en si el hidrógeno que circule de los Pirineos hacia arriba o incluso el que podría ir de Francia a España debería ser o no de origen nuclear.

La cuestión energética es uno de los elementos que figurarán en la declaración final que los diplomáticos de los dos gobiernos se encontraban ultimado la víspera de que este martes empiece en Lanzarote una nueva cumbre bilateral entre España y Portugal, apenas seis meses después de la última, en noviembre en Viana do Castelo.

Fuentes del Gobierno subrayan que este corto plazo para celebrar unas cumbres que tienen intención de ser anuales, pero que por motivos de agenda no podrá celebrarse más tarde, dan muestra de las excelentes relaciones que existen entre los dos gobiernos.

Y esta "luna de miel" se traslada también al ámbito de la energía, donde Sánchez y Costa defienden posiciones muy parecidas, ya sea a la hora de fajarse el año pasado para conseguir el mecanismo ibérico, en las posiciones que defienden de cara a la reforma del mercado eléctrico o por lo que respecta al proyecto H2Med, donde no hay tanto consenso con los objetivos de la tercera pata, Francia. Ahora, de hecho, ambos gobiernos están a la espera de que Bruselas dé definitivamente el visto bueno para prorrogar la excepción ibérica seis meses más, hasta el 31 de diciembre de este año, algo que también pidieron de forma conjunta en enero.

El presidente francés, Emmanuel Macron, defiende -y de momento parece que tiene todas las de ganar- que por el H2Med pueda circular también hidrógeno "limpio", de origen nuclear. España se ha opuesto desde el principio a tal cosa, para que solo se tome en consideración el hidrógeno renovable. Pero si, como parece, cada vez existen más posibilidades de que la Comisión Europea dé el visto bueno a la energía nuclear como fuente limpia de energía, que en algunas circunstancias podría ser equiparable a la renovable, el gobierno español insiste en que al menos el hidrógeno de origen nuclear no tenga de ninguna manera la etiqueta de "renovable", como si fuera igual que producirlo a partir de energía eólica o fotovoltaica. 

España y Portugal solo producirán hidrógeno verde pero Sánchez y Costa renunciarán en la cumbre de Lanzarote a cargar las tintas contra Francia y contra su -exitosa- batalla en la UE en favor de la energía nuclear como fuente de energía limpia que permitirá ir independizando a Europa de los combustibles fósiles. Así, el Gobierno sigue la línea de rebajar el tono con Francia, después de que hace unas semanas las diferencias a cuenta del origen del hidrógeno provocaran un cruce de declaraciones nada amables entre la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, y el embajador francés en Madrid, Jean-Michel Casa.

Tramo Celorico-Zamora

Fuentes diplomáticas indican que en la declaración conjunta de la Cumbre Hispano-Portuguesa habrá una mención al H2Med y a la apuesta por el hidrógeno de origen renovable, que es el que producirán España y Portugal. Sin embargo, los dos gobiernos se centrarán en el aspecto exclusivamente "bilateral" del H2Med, que tiene que ver con la interconexión entre Portugal y España, entre Celorico y Zamora, y dejarán fuera la otra conexión transfronteriza, a través del tubo submarino proyectado entre Barcelona y Marsella y donde entraría el concurso de Francia, su hidrógeno a partir de energía nuclear y la posibilidad de que discurra en ambos sentidos y no solo desde la Península Ibérica al resto de Europa. Si bien la idea de un solo sentido de circulación es la preferida por el Gobierno, fuentes diplomáticas asumen que podría tener doble circulación.

Sánchez y Costa se centrarán, pues, exclusivamente en el futuro tramo del H2Med entre Celorico y Zamora para apostar por el hidrógeno renovable, que el Gobierno español subraya que es el que se obtiene mediante un proceso eléctrico -electrólisis- generado con energía verde, eólica o fotovoltaica particularmente. 

Los dos presidentes no tienen intención de entrar en más detalles y el motivo que esgrimen fuentes diplomáticas es que una vez que se acordó que por el H2Med solo circulará hidrógeno, y no gas de forma transitoria como quería España, para poder optar a financiación de la UE, el origen del hidrógeno -renovable o nuclear- no tiene ningún efecto en la  materialización, en la construcción, del H2Med. Añaden que el papel que la UE le dé al hidrógeno rosa, de origen nuclear, es algo que se discute en estos momentos en la directiva de renovables, algo que se escapa a la cuestión bilateral que Sánchez y Costa tratarán en Lanzarote.

Redactora '20minutos'

Actualmente cubro la información relacionada con energía, transición ecológica y transportes. Antes, también en 20 Minutos, me encargué de la cobertura sobre la crisis sanitaria por Covid y, previamente, de la información relacionada con Presidencia del Gobierno. Antes trabajé en la revista Tiempo y, en Bruselas, en las agencias Europa Press y Notimex y fui colaboradora de el periódico Levante-EMV, entre otros medios. Soy licenciada en Ciencias de la Información y postgrado en Información Internacional y Países del Sur por la Universidad Complutense. En 2021 terminé un Máster sobre Museología y Gestión de Museos de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento