ERC exige el cese de Marlaska por las muertes de Melilla: "Si los fallecidos fueran blancos y no negros y pobres, no seguiría de ministro"

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles durante su comparecencia.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este miércoles durante su comparecencia.
EFE

Los socios parlamentarios del Gobierno incrementan la presión sobre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras las nuevas imágenes publicadas en el diario El País que revelarían que al menos uno de los -como mínimo- 23 inmigrantes fallecidos en el salto a la valla de Melilla el pasado mes de junio murió en territorio español. Pese a que Marlaska negó que ninguna persona muriera en suelo nacional, tanto ERC como PNV y EH Bildu fueron muy duros a la hora de valorar tanto la actuación de las fuerzas policiales como la respuesta del ministro durante estos meses, y los republicanos catalanes pidieron su dimisión.

Una de las intervenciones más crudas fue la de la diputada de ERC María Carvalho Dantas, que nada más comenzar su discurso espetó a Marlaska que "continúa siendo ministro porque las personas muertas en la frontera son negras y pobres, si hubieran sido blancas usted hoy no sería ministro". Carvalho planteó una detallada cronología de los hechos ocurridos en la frontera de Melilla con Marruecos el pasado 24 de junio, y cargó en varias ocasiones contra el "cinismo" y la "mentira" con las que, a juicio de ERC, se está manejando el Gobierno a la hora de afrontar esta cuestión.

"Hay que acabar con el relato mentiroso y racista que se ha creado desde la institucionalidad y que va en el mismo sentido de la extrema derecha", pidió la diputada de ERC, que reclamó a Marlaska que admita que los medios utilizados por las fuerzas de seguridad no fueron "idóneos" cuando "murieron personas entre pelotas y gases" o que deje de defender que "no hubo palizas de la Guardia Civil a las personas migrantes" cuando -dijo- está documentado que sí tuvieron lugar. "Sí, hubo muertes en territorio español, al menos un muerto" y "no hubo asistencia médica ni en España ni en Marruecos", zanjó asimismo Carvalho Dantas.

Para zanjar su intervención, la diputada de ERC preguntó a Marlaska "qué diferencia [al Gobierno] del PP y la ultraderecha". "¿En qué se diferencia? Se lo digo yo: en que ustedes prometieron ser un gobierno de izquierdas. En ustedes hubo mucha gente que depositó una esperanza de cambio, pero ustedes son tan de izquierdas como Vox es de centro", espetó Carvalho Dantas, que aseguró que no es "progresismo tratar así a personas en la frontera" y volvió a exigir "una comisión de investigación" y la renuncia del titular del Interior. 

"Un ministro así no puede seguir un día más", cerró la diputada. Y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, no quiso verbalizar directamente la petición de dimisión de Marlaska, pero tachó su comparecencia de "decepcionante" y aseguró que "le está cercando la verdad". "La última vez que un Gobierno mintió en torno a la muerte, y no quiero comparar, salió mal, así que yo le recomiendo a este Gobierno que no se sustente en la mentira en torno a unas muertes que tienen que esclarecerse", señaló Rufián en una referencia velada a la actuación del Ejecutivo de José María Aznar en las horas y días posteriores a los atentados del 11-M.

La comisión de investigación

Por su parte, PNV y EH Bildu, los otros dos socios habituales del Gobierno, acusaron a Marlaska de "enrocarse" en su negativa a aceptar que hubo muertes en territorio español pese a las pruebas que así lo atestiguan. "Deje de enrocarse: es palmario, según los vídeos, que la avalancha produjo una montonera de personas en la línea del puesto fronterizo" y que las actuaciones se produjeron en territorio español, pidió en este sentido el diputado Mikel Legarda, del PNV, que deslizó que las grabaciones que ha aportado Interior al Congreso tienen "interrupciones en momentos clave". "Se nos dice que esos cortes son por causas operativas del helicóptero y el dron" y "no tenemos por qué dudar, pero nos gustaría conocer las comunicaciones" con el control de esos vehículos, señaló Legarda.

En la misma línea, Jon Iñarritu, parlamentario de EH Bildu, preguntó que "si tan claros están los hechos y si tan diferentes los ve el resto de instituciones y el resto de partidos, independientemente de su ideología, ¿por qué no se activa una comisión de investigación?". Iñarritu, al igual que Legarda, aseguró que el Gobierno no ha proporcionado todas las imágenes de ese día de las que dispone, y señaló que "mientras esto no se esclarezca, el ministro contará su versión de los hechos pero el resto habremos visto otra muy diferente".

Quien menos combativo se mostró fue Enrique Santiago, que en representación de Unidas Podemos se centró en condenar los hechos ocurridos en la frontera de Melilla y en exigir que Interior se "responsabilice de lo ocurrido y tome medidas para que nunca más vuelva a ocurrir", si bien rechazó la versión ofrecida por Marlaska y aseguró que, "como hemos podido ver, al menos se produjo un fallecido en dependencias fronterizas españolas".

"Ni la legislación española ni la de la UE tienen mecanismos eficaces para garantizar que una persona perseguida pueda alcanzar de forma segura la frontera para pedir asilo o protección internacional", lamentó además Santiago, que aseguró que "nadie se jugaría la vida saltando una valla si puede presentar una solicitud de protección en una oficina diplomática en Marruecos o las oficinas de asilo en la frontera". "Pero eso hoy no es posible", criticó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento