Un curioso estudio ofrece una visión única de cómo ven los perros el mundo

Un perro mira fijamente, en una imagen de archivo.
Un perro mira fijamente, en una imagen de archivo.
PIXABAY

¿Ven los perros el mundo igual que los humanos? Un equipo de científicos ha tratado de dar respuesta a esta pregunta a través de un experimento de lo más peculiar que ha arrojado un descubrimiento fascinante sobre cómo funciona la percepción en estos animales.

Para ello, investigadores de la Universidad de Emory observaron el cerebro de dos perros a través de una máquina de resonancia magnética mientras estos miraban películas caseras. Los resultados de este estudio ha revelado que los perros presentan diferencias significativas en la forma en que perciben el mundo en comparación con los humanos.

A diferencia de las personas, los canes están en mucha más sintonía visual con las acciones, en vez de qué o quién está ejecutando dichas acciones. Este hallazgo supone una pieza importante del rompecabezas de la cognición canina, apuntan los investigadores en un comunicado, ya que revela qué es lo que prioriza el cerebro de un perro cuando se trata de la visión.

La investigación, publicada en Journal of Visualized Experiments, se realizó únicamente en dos perros, Daisy y Bhubo, que observaron una serie de películas en tres sesiones de 30 minutos mientras se encontraban relajados en una máquina de resonancia magnética. 

El contenido de las imágenes era específico para perros, y entre ellas se veía a estas mascotas corriendo, humanos interactuando con perros, o dándoles golosinas. También se incluyeron otro tipo de imágenes como vehículos pasando ante la cámara, personas interactuando entre sí, un ciervo cruzando un camino o un gato en una casa.

En paralelo, y para comparar ambas observaciones, dos humanos también vieron los mismos vídeos mientras se sometían a una resonancia magnética.

"Los humanos estamos muy orientados a los objetos", ha apuntado el psicólogo Gregory Berns. "Tenemos una obsesión particular con nombrar objetos. Los perros parecen estar menos preocupados por quién o qué están viendo y están más preocupados por la acción en sí", ha explicado.

Asimismo, los perros muestran otras diferencias respecto de los humanos, y es que solo distinguen tonos de lo que se percibiría como partes azules y amarillas del espectro. Por contra, tienen una mayor densidad de receptores de visión sensibles al movimiento, algo que podría deberse a que los perros necesitan ser más conscientes de las amenazas en su entorno que los humanos, según los investigadores.

Si bien los humanos están muy enfocados en lo visual, para los perros el sentido del olfato es el más poderoso, de ahí que el procesamiento de la información olfativa ocupe una proporción mucho mayor en su cerebro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento