Iceta promete reparar el malestar de los productores independientes dedicándoles una definición más "restrictiva" en la Ley del Cine

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel iceta, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso
El ministro de Cultura y Deporte, Miquel iceta, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno este miércoles en el Congreso
EFE

La nueva Ley del Cine enmendará parte de la recién aprobada Ley Audiovisual. Concretamente, lo referido a la definición del cine independiente, cuya redacción, alterada en una enmienda in extremis del PSOE, puso en pie de guerra a los pequeños productores por considerar que la norma los equiparaba con los grandes grupos mediáticos cuando ni cuentan con la misma inversión ni tienen las mismas posibilidades de colocar sus producciones. Con ánimo de reparar su malestar, el ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha asegurado este miércoles que la próxima regulación sobre el cine describirá al productor independiente de una forma "más restrictiva" y "rigurosa".  

Su promesa se ha enmarcado en el Pleno del Congreso donde el titular de Cultura respondía, entre otras cuestiones, a preguntas acerca de la nueva Ley del Cine y de la Cultura Audiovisual que, según anunció hace apenas dos semanas, está previsto que inicie su tramitación parlamentaria "antes de que finalice" el presente año y que sea aprobada por las Cortes Generales en el último trimestre de 2023. Plazos difíciles de cumplir dado el angosto margen temporal que concede el calendario antes de que los españoles concurran a la urnas de las elecciones generales. 

"Un acto de fe", en palabras de uno de los portavoces de los productores, José Antonio Hergueta, quien avisó hace también una semana de que de no haber cambios en el texto, podrían elevar sus peticiones a Bruselas. "Las promesas de futuro pueden ser interesantes, pero esperamos más, sobre todo de Cultura", reivindicó.

Hergueta, como otros directores de películas y series independientes, pusieron su grito en el cielo al descubrir que la Ley General Audiovisual, además de hacer oídos sordos a muchas de sus reclamaciones, modificaba el artículo 110.1: sustituyendo la palabra "un" prestador por "dicho" prestador en la consideración de productora independiente a toda empresa o persona que, sin estar "vinculada de forma estable en una estrategia empresarial común" con una televisión, produce "programas o contenidos audiovisuales por iniciativa propia o por encargo" para venderlos a "un [ahora, dicho] prestador del servicio de comunicación audiovisual".

Un cambio semántico casi imperceptible que, por contra, entraña una verdadera amenaza a los beneficios económicos de los pequeños productores, a decir del colectivo. Estos denuncian que podrían dejar de ganar decenas de millones de euros con esta modificación, puesto que ahora la ley permite que productoras que trabajan para grandes grupos de comunicación se beneficien también del 5% que las televisiones y plataformas digitales han de invertir por normativa europea en proteger la diversidad cultural mediante el apoyo a la producción independiente. 

Iceta pone en valor la Ley Audiovisual

Pese a la mala reputación que se granjeó en sus primeros pasos la Ley Audiovisual, Iceta ha querido romper una lanza este miércoles por una norma que, según ha dicho, "va a ampliar el apoyo" a la producción independiente, pasando del 0,9 al 3,5% las obligaciones de los prestadores para fomentar la producción. "Puede ser una producción que no vaya solo a la producción independiente, pero aún así el incremento es tan grande que es imposible pensar que se vaya a producir un retroceso", ha argüido.

"Si hemos hecho bien los cálculos, el aumento de la inversión en la producción va a pasar de 70 a unos 250 millones de euros en aplicación de la Ley Audiovisual, esta que es tan criticada", ha declarado socarrón antes de zanjar que "la producción independiente no está en peligro ni en España ni en Cataluña".

No obstante, diciendo que puede "entender, pero no compartir en su literalidad" las críticas, Iceta ha aseverado que "la producción independiente va a tener más ayuda que la que tenía hasta ahora" con la ley que esta por venir en el cine. Si bien ha apuntado que "el sector audiovisual está en un buen momento a pesar de las dificultades que la pandemia ha causado", también ha reconocido que "tiene que estarlo mejor".

Algunas de las 'ayudas' a las que se refería el ministro podrían contemplarse en la próxima regulación del cine, una vez trascurridos 15 años desde la última. Entre las principales novedades que han trascendido figura una ampliación de las convocatorias de ayudas a toda la cadena de valor del sector audiovisual, el apoyo a la promoción internacional de todo el audiovisual, y no solo películas, o la protección del patrimonio. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento