Empieza la semana clave para confirmar el cambio de tendencia hacia el control de la sexta ola

Ciudadanos pasean con mascarilla por la madrileña calle Preciados.
Ciudadanos pasean con mascarilla por la madrileña calle Preciados.
Jorge París

En el particular calendario de efemérides de la Covid, la mitad de enero tiene su propio círculo en rojo. Hace justo un año, entre los días 16 y 17 de enero de 2021, el Ministerio de Sanidad daba por superado el pico de la tercera ola, aunque es algo que no se confirmó hasta una semana después.

La semana que empieza este lunes se cumple el aniversario de aquello y, de la misma manera que entonces, todavía no hay confirmación plena, pero Gobierno y comunidades tienen puestas sus esperanzas en que en los próximos días los datos verifiquen lo que ya se empezó a ver la semana pasada, que más de dos semanas después de Nochevieja la sexta ola empieza por fin a desvanecerse.

"La velocidad de crecimiento [ de los contagios] se ha reducido en la última semana , todavía no se ha confirmado, pero se empieza a manifestar", dijo la semana pasada, "con toda la prudencia", la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Por su parte, el investigador Juan José Badiola, apuntaba en una entrevista a EFE que el pico se alcanzó el pasado fin de semana, después de días con un crecimiento cada vez menor de los contagios. Su previsión es que en las próximas dos o tres semanas veamos un descenso "muy rápido" de los casos, como ocurrió en Sudáfrica, cuna de la variante ómicron.

Estas predicciones se basan en el comportamiento–todavía variable– de la pandemia a lo largo de la semana pasada. La incidencia aumulada a 14 días siguien creciendo –el lunes era de 2.989 y el viernes, de 3.192– pero lo hace más lentamente y la incidencia a siete días estuvo durante la mayor parte de la semana por debajo del 50%.

65.937

  • La cifra de contagios nuevos del jueves al viernes pasados,. A principio de semana eran casi 80.000 diarios.

En cuanto a los nuevos casos, los que se detectaron en el día anterior, los informes de Sanidad para toda España muestran una progresión a la baja, dentro de la incertidumbre en las cifras que ha introducido la autogestión de los diagnósticos y los aislamientos, que ya no deben pasar por el médico.. Así, del lunes al martes de la semana pasada hubo 79.601 nuevos contagios; del martes al miércoles, 78.855; del miércoles al jueves, 70.803, y del jueves al viernes,  65.937 nuevos contagios.

La situación es muy dispar entre unas comunidades y otras y oscila entre la incidencia de cerca de 6.000 en Aragón y rondando los 6.500 casos en Navarra y País Vasco –las más golpeadas por la sexta ola– y la Comunidad de Madrid, Andalucía o la Comunidad Valenciana por debajo de la media nacional este viernes. O Cataluña, con el 48% de las UCIs ocupadas pero que también ve estabilizarse el número de contagios.

El optimismo con el que los gobiernos regionales afronta las próximas semanas es general, pero no su manera de encararlas.

La Comunidad de Madrid ha sido la primera en observar la llegada al pico de la sexta ola, algo que calcula que ocurrió ya la semana pasada, cuando observó una disminución del 16% de los casos. Madrid cerró la semana con una incidencia de 2.408, casi 800 por debajo de la media nacional. Su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, esperaba una "meseta" entonces que esta semana dé paso a una bajada de los casos.

Con una incidencia de 2.875 el pasado viernes, el presidente de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig, también señaló hace unos días que espera que en breve empiece a verse una disminución de contagios "bastante importante y rápida".

Por su parte, Cataluña levantará el toque de queda nocturno el viernes, 21 de enero, después de que Govern anunciara que no piensa volver a pedir a su Tribunal Superior de Justicia una ampliación de la medida. Aunque todavía considera que las cifras son "astronómicas" –el viernes, pasado, una incidencia a 14 días de 3.777 y un 43% de ocupación de UCI–, su portavoz, Patricia Plaja, dijo que a mitad de la semana pasada "indicios de una futura mejoría" y se esperaba alcanzar "el pico o un altiplano" en los días siguientes.

Por el contrario, Navarra, Aragón o Galicia han optado por mantener hasta final de enero sus restricciones, que pasan por reducir el horario de apertura de la hostelería y el ocio nocturno o la exigencia del pasaporte Covid en el caso de la Comunidad Foral, que ha vuelto a pedírsela a los jueces. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento