La Agencia de Salud Pública: el primer organismo con todas las opciones de tener la sede fuera de Madrid y Barcelona

Carolina Darias preside el Consejo Interterritorial
Carolina Darias preside el Consejo Interterritorial
Europa Press

El Gobierno prepara la ley por la que se creará el Centro Estatal de Salud Pública, un organismo de nueva creación que nacerá con todas las papeletas para inaugurar el plan para descentralizar las instituciones y repartir sedes por ciudades distintas a Madrid y Barcelona. Así se lo han pedido expresamente las sociedades científicas al Ministerio de Sanidad, donde afirman que todavía no hay una decisión tomada, pero destacan la coincidencia entre el plan del Ejecutivo y lo que piden preventivistas y expertos en Salud Pública.

Mejor que mejor, apuntan fuentes del departamento de Carolina Darias sobre el hecho de que el Gobierno esté pensando en sacar de Madrid -y de Barcelona- las sedes de algunos organismos públicos y que, al tiempo, los expertos con los que Sanidad está consultado la creación de la futura Agencia de Salud Pública reclamen que no esté en estas ciudades.

Según avanzó hace unas semanas Darias, el objetivo es que este organismo vea la luz antes de que termine la primera mitad de 2022 para integrar la vigilancia epidemiológica y respuesta ante amenazas como la Covid, así como para dar asesoría científica y técnica, evaluar las políticas sanitarias y coordinar los distintos niveles de la administración en esta materia.

Para ello, el Gobierno desarrollará una ley que, de momento, acaba de terminar la fase de consulta pública y para la que Sanidad prepara ya el anteproyecto de ley, antes de convertirse en proyecto de ley que apruebe el Consejo de Ministros y que se remitirá a las Cortes.

Un día después de cerrarse la consulta pública, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, se reunió este jueves en el Ministerio con representantes de la Sociedad de Española de Salud Pública (SESPAS) y de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, que se muestran abiertamente a favor de que la futura Agencia de Salud Pública no esté ni en Madrid ni en Barcelona, ni tampoco en ninguna otra gran ciudad donde normalmente se asientan los organismos públicos.

Aprovechar fondos europeos

En el encuentro no se ha tratado la cuestión de dónde se asentaría este nuevo organismo, pero si finalmente se opta por una estructura clásica, en la que haya una cúspide con su sede, las dos partes subrayan que su ubicación fuera de Madrid o Barcelona alinearía la petición de los expertos con la intención del Gobierno de descentralizar algunos organismos públicos, al menos los que se creen de ahora en adelante.

Así figura en uno de los puntos de la propuesta que SESPAS ha entregado a Sanidad y que este organismo defiende, incluso, apoyándose en la cuestión financiera, al argumentar que el proyecto podría beneficiarse del Fondo de Recuperación de la UE por lo que respecta a la línea de subvenciones para cohesión territorial. 

Esta misma idea defiende la Sociedad de Medicina Preventiva para el caso de que la Agencia tuviera una sede centralizada, y en el Ministerio reiteran que esta idea "coincide" con el planteamiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de diseminar las sedes de organismos públicos por otros lugares distintos a las grandes ciudades.

Esta "sintonía" se ha notado, según las fuentes consultadas, en la reunión de este jueves entre Calzón y las sociedades científicas, de la que preventivistas y epidemiólogos han salido con muy buena impresión y con la sensación de que Sanidad tiene en cuenta sus aportaciones de cara a la Agencia. Así lo ha constatado uno de los participantes en el encuentro, el presidente de la Asociación de Medicina Preventiva, Rafael Ortí. "No ha habido ninguna cara de sorpresa" ni ninguna sensación de que sentirse "incómodo", como pasa en otras ocasiones, ha dicho.

Organización en red

En todo caso, tanto Sanidad como Ortí advierten de que aún queda "mucho trabajo" que hacer para diseñar la Agencia, particularmente para establecer cómo será su organización. Aquí las sociedades científicas apuestan por un esquema en red, de nodos formados por institutos y laboratorios y por los propios hospitales y centros sanitarios en las distintas comunidades, que Ortí destaca que son la primera línea para detectar amenazas para la salud pública. "No quiero un centro, quiero algo descentralizado. Poner una sede en Madrid, en Valencia o en otros sitios no es lo más importante, sino que la información fluya", dice el presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, que destaca que lo importante es que sienten las bases de la Salud Pública en España. 

También en esta cuestión Sanidad se ha mostrado receptiva, aunque en el Ministerio insisten en que no hay una decisión todavía. "Todavía es muy pronto para decir exactamente dónde va a estar la sede o qué tipo de organización va a ser, tendrá que decidirse si es más capilarizado [por los distintos territorios] o más centralizado" en un único sitio, dicen en Sanidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento