Interior refuerza la valla de Melilla con otros 40 agentes y más peines invertidos

Salto a la valla de Melilla.
Salto a la valla de Melilla.
EP

El Ministerio del Interior está reforzando la valla fronteriza entre España y Marruecos en Melilla con la instalación de más peines invertidos y una dotación extraordinaria de 40 agentes antidisturbios de la Guardia Civil, que se unen a los 45 de la Policía Nacional que ya estaban desde la crisis fronteriza con Marruecos en mayo.

La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, ha asegurado que este refuerzo de agentes antidisturbios, 85 en total, se mantendrá en la ciudad mientras continúe la presión migratoria que sufre el perímetro desde mediados de este mes.

Ha informado de que, el pasado 19 de julio, después de que se registraran dos saltos masivos en 48 horas, que dieron lugar a la entrada irregular de unos 140 inmigrantes, llegaron dos Módulos de Intervención Rápida (MIR) de la Guardia Civil para reforzar la valla.

Ello supuso 40 agentes más que se unían a los 60 asignados anteriormente de otros tres MIR de la Guardia Civil que ya había destinados en Melilla "de manera continuada".

Además, Melilla ya contaba desde mayo con un refuerzo extraordinario de 45 efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, que se ha seguido manteniendo desde entonces por el repunte de la presión migratoria.

La delegada del Gobierno ha reconocido que la valla de Melilla está sufriendo "una presión migratoria bastante intensa", lo que ha dado lugar a saltos de inmigrantes en los últimos días, en cuya contención ha señalado la "colaboración estrecha" de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento