Díaz reactiva la pugna con Calviño por la subida del salario mínimo y reclama que no se pierda poder adquisitivo

  • La ministra de Trabajo asegura que no es "justo" mantenerlo congelado porque los precios han subido un 2% desde enero.
  • Economía recuerda que el acuerdo es elevar el salario mínimo al 60% del salario medio en 2023 y auguran "debate".
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este jueves en Canarias.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este jueves en Canarias.
EFE
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este jueves en Canarias.
Europa Press

Tras varios meses en suspenso, el choque en el seno del Gobierno por la subida del salario mínimo para este año se reabre. El grupo de expertos al que el Ejecutivo encargó diseñar el calendario en el que debe elevarse la cuantía hasta el 60% del salario medio al final de la legislatura está a punto de finalizar sus trabajos. Y este jueves, la ministra de Trabajo y vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz (UP), se mostró partidaria de que el salario mínimo aumente este 2021 para evitar que "los que más lo necesitan" pierdan "poder adquisitivo", lo cual supone reeditar su desencuentro con la parte socialista del Gobierno, que ha preferido hasta ahora dejarlo congelado durante este año.

La batalla no es nueva, sino que ya se produjo a finales del año pasado, cuando Díaz peleó infructuosamente una subida del salario mínimo que rechazaba el Ministerio de Economía que lidera la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño. Finalmente, Calviño se llevó el gato al agua y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidió congelar en 950 euros la cifra, lo que en términos de poder adquisitivo supone una reducción salarial para los trabajadores que cobran el salario mínimo, ya que sus sueldos no se han movido mientras que los precios han crecido un 2% desde el comienzo del año.

Pero el Gobierno también puso en marcha a finales de enero una comisión para diseñar la senda de crecimiento del salario mínimo con el objetivo de que, en 2023, alcance un importe de 1.000 y 1.200 euros mensuales -la cifra exacta difiere según cómo se haga el cálculo-, como está comprometido en el pacto de coalición. Trabajo ha aprovechado que este grupo ofrecerá sus conclusiones en los próximos días para retomar su reivindicación de que se aumente el salario mínimo ya este año, pese al rechazo que expresó Calviño cuando se abordó el asunto hace unos meses.

Primero lo hizo el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, el miércoles, y este jueves ha sido la propia vicepresidenta Díaz la que ha dejado claro que, a su juicio, "no es demasiado justo" que el salario mínimo se quede en los 950 euros este año, porque eso supondría la "pérdida de poder adquisitivo de los que más lo necesitan". "No podemos salir de esta crisis con más desigualdad, sino con más oportunidades", señaló igualmente Díaz, que comparó la congelación del salario mínimo con las subidas de entre el 1,5% y el 1,8% que se han producido en los salarios sujetos a convenio.

"En los próximos días, el Gobierno dará a conocer el salario mínimo, que como saben ustedes está prorrogado" en su cuantía desde el año pasado, señaló Díaz. Y dejó caer que, aunque a principios de año reclamaba un aumento prácticamente simbólico del 0,9% -la cifra de crecimiento de los precios que estimaba el Gobierno para 2021-, la inflación ha aumentado hasta tasas "que superan el 2%", lo que supone que, para que el poder adquisitivo de quienes cobran el salario mínimo no decrezca, el aumento en la cuantía de este indicador debería ser al menos de ese porcentaje. Eso implicaría que la cifra creciera de 950 euros a 969 euros mensuales.

Economía augura "debate" en el seno del Gobierno

Economía, mientras tanto, no se ha pronunciado públicamente, pero fuentes de la Vicepresidencia Segunda que lidera Nadia Calviño asumen que habrá "debate" en el seno del Gobierno cuando se planteen las conclusiones del grupo de expertos sobre la subida del salario mínimo. En su momento, Calviño se mostró en contra de subirlo por la falta de "acuerdo" entre los agentes sociales, ya que la patronal se negó rotundamente a plantearse un aumento por la mala situación económica derivada de la pandemia. Y pidió "esperar a tener la recuperación económica enfilada en 2021" para abordar el asunto.

"La hoja de ruta del gobierno está definida en llegar a ese 60% del salario medio" al final de la legislatura, en 2023, se limitan a señalar fuentes de Economía. Y eso implica, aunque no lo plantean expresamente, que en ningún punto del acuerdo de coalición se especifica que el salario mínimo deba subir todos los años siempre que se alcance esa cuantía dentro de dos años. "Eso es lo comprometido en el programa y el acuerdo de investidura, cuando llegue el debate al Gobierno, veremos", apunta el entorno de Calviño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento