Lambán espera que el futuro centro de salud del barrio Jesús abra sus puertas en 2022

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este martes el solar sobre el que se levantará el nuevo centro de salud del barrio Jesús de Zaragoza, acompañado de la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el alcalde, Jorge Azcón, y la presidenta de la Junta de Distrito del Rabal, Lola Ranera. El centro abrirá sus puertas a finales de 2022.
Lambán espera que el futuro centro de salud del barrio Jesús abra sus puertas en 2022
Lambán espera que el futuro centro de salud del barrio Jesús abra sus puertas en 2022
20M EP

En declaraciones a los medios de comunicación, Javier Lambán ha recordado que este equipamiento ha sido largamente demandado por los colectivos vecinales y ha dejado claro el objetivo del Ejecutivo aragonés de centrar sus actuaciones en "garantizar la seguridad existencial en igualdad de condiciones", impulsando la salud pública y los servicios sociales, así como promover la igualdad de oportunidades a través de la educación.

Lambán ha hecho notar que, en los últimos seis años, el presupuesto de Sanidad ha pasado de 1.500 a 2.300 millones de euros más, casi un 50 por ciento más, partidas que el Departamento ha destinado a reforzar las plantillas de personal y realizar inversiones, en alusión expresa a los proyectos de los nuevos hospitales de Teruel y Alcañiz, con 180 millones de euros, la reforma de las Urgencias del Hospital San Jorge de Huesca, la mejora del Hospital 'Ernest Lluch' de Calatayud (Zaragoza) y la construcción de este nuevo centro de salud del barrio Jesús.

Para Lambán, el nuevo centro sanitario estará "a la altura de las expectativas". Ha observado que su puesta en marcha supondrá la creación de la Zona Básica de Salud del barrio Jesús, con 25.000 tarjetas sanitarias, en parte procedentes de las zonas de la Avenida Cataluña y El Rabal.

El presidente aragonés ha comentado que el nuevo centro de salud se erigirá en un solar cedido por el Ayuntamiento de Zaragoza en 2011 y ha dejado claro que en los próximos años continuará la "absoluta colaboración" entre ambas instituciones.

SIGLO XXI

El alcalde, Jorge Azcón, ha destacado que este nuevo centro de salud es "un proyecto del siglo XXI", en materias como accesibilidad, consumo energético y usabilidad, subrayando que es el mejor equipamiento que va a recibir reste barrio.

Ha comentado que, inicialmente, el solar se iba a destinar a usos educativos, por lo que el Ayuntamiento modificó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que pudiera tener un uso sanitario. Ha apuntado que la licencia de Urbanismo para iniciar el proyecto estuvo lista en tres meses.

Azcón ha resaltado la voluntad del Ayuntamiento de colaborar con el Gobierno de Aragón y su "absoluta disposición para cumplir con las demandas de los vecinos".

CRECIMIENTO

La inversión en este edificio supera los 4,9 millones de euros y responde a las necesidades asistenciales de la población en función de su crecimiento y características sociodemográficas.

El edificio tendrá 3.161 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, dos sobre rasante y una bajo rasante. La edificación se organiza a partir de la ubicación de la entrada principal, ubicada entre dos cuerpos principales del edificio. Desde el acceso peatonal, se accede al vestíbulo principal en el que se sitúa la zona de admisión con el mostrador y su correspondiente área administrativa de trabajo. Las áreas asistenciales de medicina de familia, se ubican ocupando la totalidad de planta primera.

En planta baja, se ubica el resto del área puramente asistencial: 4 módulos de pediatría -pediatra y enfermería-, diagnósticos -sala de extracciones, sala de cirugía menor, sala de urgencias-, módulo de atención a la mujer y módulo de rehabilitación. En la planta inferior, se localizan las áreas de formación y docencia, salas de personal, aseos, almacenes, instalaciones y servicios. También la zona de aparcamiento, con una capacidad de 21 plazas de aparcamiento.

Se han aplicado medidas pasivas y activas para la reducción del consumo energético, que permitirán que el centro de salud del Barrio Jesús sea un Edificio de Energía Casi Nulo (ECCN), con una calificación energética A. Los sistemas de producción de energía están basados en equipos de alta eficiencia energética, concretamente bombas de calor condensada por agua de pozo.

Se dispondrá, además, de un sistema de aerotermia para producir el agua caliente que precisa el centro y, como subsistemas para la distribución de energía, se han proyectado sistemas con baja temperatura de trabajo en invierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento