Alemania reduce burocracia, Francia forma a los parados e Italia moderniza el sur: así gastarán los fondos europeos

La canciller alemana, Ángela Merkel, dialogando con el primer ministro francés, Emmanuel Macron, durante la cumbre.
La canciller alemana, Ángela Merkel, dialogando con el primer ministro francés, Emmanuel Macron, durante la cumbre.
EFE

Los Estados miembros de la UE ya han empezado a enviar a la Comisión los planes de recuperación para acceder a su parte correspondiente de los 750,000 millones de euros del fondo. Alemania, Francia, Italia o Portugal ya han remitido sus reformas y aunque comparten prioridades en torno a la transición ecológica, la digitalización y la sanidad, cada país incluye medidas específicas.

En el plan español, según anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el 39% de la financiación se destinará a la transición ecológica, el 29% a la transformación digital, el 10,5% a educación y formación y un 7% irá destinado a la I+D+I. El proyecto más cuantioso irá destinado a impulsar el vehículo eléctrico.

Por capítulos, en el desglose de las inversiones de los 69.528 millones de euros en transferencias no reembolsables la rama que más dinero recibirá será la modernización y digitalización del tejido empresarial, las pyme y la recuperación del turismo, que tendrá 16.075 millones de euros. Le sigue la agenda urbana y rural, contra la despoblación y el desarrollo de la agricultura, que recibirá un total de 14.407 millones.

Pero, ¿qué se proponen el resto de países? ¿Cuáles son sus prioridades? Así gastarán nuestros vecinos los fondos europeos.

Alemania: la digitalización, gran prioridad

El Gobierno alemán dispone de un total de 28.000 millones de euros, pero solamente solicitará unos 25.600 millones, puesto que renuncia a los créditos y apuesta solo por las transferencias a fondo perdido. Con ellas, la gran apuesta es la digitalización, para la que destina unos 14.000 millones (el 50% del total que podía solicitas). Dentro de esta partida se encuentran medidas como la modernización del ferrocarril o de los sistemas de las administraciones públicas, buscando además reducir la burocracia.

Por otro lado, Angela Merkel -y su sucesor o sucesora, pues hay elecciones en septiembre- se ha comprometido a dedicar 11.500 millones de euros al clima y la transición energética (el 40% del fondo). En esa área, Alemania apuesta por apoyos fiscales para el coche eléctrico o la renovación de edificios. Los cálculos del Ejecutivo germano apuntan a que con el plan de reformas se pueden alcanzar un impulso del 2% de crecimiento del PIB en los próximos cinco años.

Francia: clima y empleo

El Gobierno de Emmanuel Macron tiene una prioridad por encima del resto: su ley del clima. No es solo una de las medidas más importantes del plan, sino también una de sus grandes promesas de cara a las elecciones del año que viene. Igual que Alemania, Francia dará prioridad a las transferencias a fondo perdido (unos 40.000 millones), y esperará a pedir los créditos, si los necesita, a partir de 2022. La mitad de lo presupuestado se enfocará a la cuestión climática e incluirá un sistema de primas para la renovación de edificios, entre otras medidas.

La otra gran medida que quiere aprobar Macron es una reforma laboral con la que crear un sistema de incentivos para reintegrar en el mercado laboral a los parados a través de una formación constante (y de esa forma reducir el desempleo de larga duración). También incluye medidas para la digitalización "masiva" de la administración y ayudas directas a pymes por valor de 1.000 millones de euros.

Italia: prioriza las regiones más deprimidas y baja impuestos

El plan italiano pone el foco en las regiones del sur, que son las más deprimidas y las que resultaron más afectadas por la anterior crisis económica. Ahora recibirán el 40% de los 60.000 millones correspondientes para el país en un primer momento. En esas zonas, el Gobierno de Mario Draghi tiene previsto, por ejemplo, construir el tren de alta velocidad. Además, el Ejecutivo ha anunciado bajadas del IRPF y ayudas directas a jóvenes para que tengan acceso a una hipotecas.

En el cómputo total, el 31% se destinará a la transición verde y la lucha contra el cambio climático. Entre estas medidas destaca la renovación de edificios para hacerlos eficientes, a lo que se destinarán en torno a 18.000 millones. El Gobierno italiano, asimismo, tiene previsto aprobar una serie de reformas para reducir la burocracia a través de la digitalización, sobre todo en el sistema judicial. A esa transición digital el Ejecutivo destinará unos 41.000 millones (en torno a un 21% del total).

Portugal: mejoras en la sanidad e impulso de la industria textil

Portugal fue el primer Estado miembro que envió su plan de recuperación a la Comisión. Cuenta con tres pilares fundamentales: resiliencia, transición climática y transición digital. El país luso dispone de 13.900 millones de euros en subvenciones y 2.700 millones en préstamos. La mayor partida se destinará a la innovación empresarial (2.914 millones, un 17,5% del total), focalizada sobre todo en la renovación y el impulso del sector textil, uno de los elementos más importantes de la economía lusa. El Gobierno de Antonio Costa prevé dar ayudas directas e impulsar la digitalización de las fábricas.

El Ejecutivo da prioridad también a la vivienda y el urbanismo, para lo que se destinarán 2.733 millones (un 16,4%). En este sentido, algunas de las medidas consisten en la renovación de edificios y el impulso al coche eléctrico y las energías limpias. Por otro lado, 1.383 millones de euros (un 8,3%) se emplearán, según el plan, para renovar el sistema nacional de salud, muy tocado por la pandemia.

Además de Alemania, Francia y Portugal, también Grecia y Eslovaquia han entregado ya sus planes a Bruselas. España tiene previsto hacerlo este viernes, al límite del plazo. Sánchez anunció el plan el 6 de abril, lo presentó el 14 de abril en el Congreso pero no fue hasta este martes cuando el Consejo de Ministros dio la luz verde definitiva, eso sí, sin ofrecer detalles concretos sobre las reformas, algo que, según Moncloa, se hará a medida que la Comisión vaya publicando las "fichas técnicas" del plan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento