España destruye 137.500 empleos en el primer trimestre y los hogares con todos sus miembros en paro se disparan

Una oficina del INEM.
Una oficina del INEM.
JORGE PARÍS

El panorama laboral español sigue siendo preocupante. Entre enero y marzo se destruyeron 137.500 empleos, según los datos de la EPA publicados este jueves. Esa destrucción de empleo fue del doble en el mismo periodo de 2020, cuando se perdieron 285.600 empleos, justo en el momento en el que más duramente golpeaba la pandemia. En el último año previo a la pandemia, 2019, el primer trimestre también arrojó resultados negativos, con la destrucción de 93.400 puestos de trabajo entre enero y marzo.

Además, hay 152.000 hogares más con todos sus miembros en paro, un 14% más que hace un año. El total es ya de 1,22 millones, la mayor cifra desde 2018. Los hogares con todos sus miembros ocupados se han reducido en 277.500 en el último año (un descenso de un 2,4%) y al cierre de marzo eran 10,4 millones.

En cuanto al paro, el paro bajó en 65.800 personas en el inicio de año, lo que supone un 1,7% menos que en el trimestre anterior, registrando así su primer descenso en un primer trimestre desde el año 2015, cuando el desempleo disminuyó en 13.100 personas.

Con esos datos, en el primer trimestre la tasa de paro disminuyó algo más de una décima, hasta el 15,98%, estancándose en el entorno del 16%, la más alta de la UE hasta el momento. Mientras, la tasa de actividad bajó medio punto, hasta el 57,69%, tras reducirse el número de activos en 203.400 personas entre enero y marzo (lo que supuso un 0,9% menos). Al final de marzo, la cifra de parados se situó en 3,65 millones de personas y la de ocupados en 19,2 millones.

La destrucción de empleo en el primer trimestre del año se concentró en el sector privado, que perdió 155.800 empleos (una caída de un 1%). Por el contrario, el sector público elevó sus puestos de trabajo en 18.300, un 0,5% más respecto al trimestre anterior.

El número de ocupados a tiempo completo se redujo en 34.500 personas hasta marzo (una bajada de un 0,2%), mientras que los asalariados a tiempo parcial bajaron en 103.000 (lo que supone una caída de un 3,7%). El 11,2% de los ocupados (2.14 millones de personas) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 9,9% observado en el cuarto trimestre de 2020.

En cuanto a los jóvenes, colectivo especialmente afectado por el desempleo, en el primer trimestre se registró un descenso del paro en 21.400 personas. En el último año, aumentó el paro en 64.000 personas en el colectivo entre 16 y 24 años. La tasa de paro juvenil en el primer trimestre se situó en el 39,5%. Sigue siendo el porcentaje más alto en toda la Unión Europea.

El Gobierno dice que la recuperación llegará en el segundo semestre

Tras conocerse los datos, la vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz aseguró que las cifras demuestran "la eficacia" de las medidas aprobadas por el Ejecutivo ante la crisis. "Un año después de la mayor crisis que ha vivido el país, la tasa de paro se ha incrementado poco más de un punto", reslató la vicepresidenta, tras dejar claro que el paro sigue siendo una de las principales preocupaciones el país.

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, sostuvo que el Ministerio que lidera Nadia Calviño prevé que la recuperación del empleo se acelere a lo largo del año. "En los últimos datos que tenemos del mes de abril estamos viendo una cierta recuperación, y a partir de la segunda parte del año es cuando se sustanciará en mayor medida la recuperación", comentó.

De la Cueva sostuvo que en los datos de primer trimestre se aprecia "un impacto de la tercera ola superior a lo esperado", que hizo que se pusieran en marcha más restricciones adicionales para frenarla que se sumaron al impacto de la tormenta 'Filomena'. "Lo que vemos, por tanto, es que se ha producido un retraso en la recuperación como consecuencia de este mayor impacto de la tercera ola", sentenció.

El presidente del PP, Pablo Casado, acusó por su parte a Pedro Sánchez de "ocultar un drama" y contrapuso los datos nacionales con los de Madrid donde, dice, "se crearon 40.400 empleos con 6 puntos más de actividad que la media nacional". Y en un mensaje de cara al 4-M llamó a decidir "entre socialismo o empleo".

Por comunidades

Por comunidades autónomas, el comportamiento fue desigual en el trimestre. Las comunidades en las que se creó empleo fueron Madrid, con 40.400 ocupados más, seguida de Cataluña, con 33.300, y Cantabria, con 1.200. Entre las comunidades en las que más se redujo el empleo están la Comunidad Valenciana, con 40.200 ocupados menos, seguida de Andalucía, con 30.800 empleados menos, y Canarias, con 27.400.

En el último año se registró un descenso de la ocupación en todas las comunidades autónomas, a excepción de Castilla-La Mancha, donde la ocupación aumentó en 13.200 personas, Murcia, con 8.100 trabajadores más, y Melilla, con un aumento de 3.000 personas ocupadas. Las comunidades en las que más disminuyó la ocupación fueron Canarias, con 130.000 trabajadores menos, la Comunidad Valenciana, con 80.500, y Cataluña, con 77.300 ocupados menos.

Ante los datos de la EPA, los sindicatos insisten en que es el momento de aplicar medidas para recuperar los derechos laborales perdidos, "avanzando en la agenda política aún pendiente". Para UGT, es necesario el aumento del salario mínimo interprofesional y la derogación de la reforma laboral. "Sin estas decisiones aún por adoptar, las inversiones proyectadas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, no llegarán a quienes más las necesitan", apuntan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento