"Bofetada" a la OMS: 'The Lancet' da diez razones científicas que apoyan la transmisión del coronavirus por el aire

Varias personas sentadas en una terraza del centro de Madrid.
Varias personas sentadas en una terraza del centro de Madrid.
Jorge París

Tras un año de pandemia, la ciencia sigue discutiendo sobre la forma en la que el SARS-CoV-2, el virus que causa la covid-19, se transmite. Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene que el virus "se transmite principalmente entre personas a través del contacto y de gotículas respiratorias", un artículo publicado en The Lancet concluye que "es un error científico utilizar la falta de evidencia directa del SARS-CoV-2 en algunas muestras de aire para poner en duda la transmisión aérea mientras se pasa por alto la calidad y solidez de la base de evidencia general".

Uno de los firmantes del artículo es el experto en aerosoles español José Luis Jiménez, profesor de química de la Universidad de Colorado Boulder (EE UU), se ha mostrado muy crítico con la OMS: "Son una bofetada a la OMS, cuya estrechez de miras y resistencia a aceptar la evidencia abrumadora de transmisión aérea, así como a decir claramente que la transmisión por superficies es poco frecuente, está causando mayores contagios y dificultando el control de la pandemia".

En su opinión, "es urgente que la OMS rectifique, dada la lentitud de la vacunación en muchos países, la aparición de nuevas variantes más contagiosas o letales, y la posibilidad de que las vacunas funcionen menos bien", ha dicho en un comunicado a los medios. 

En las conclusiones del artículo publicado en The Lancet, los investigadores sostienen que "existe evidencia sólida y consistente de que el SARS-CoV-2 se propaga por transmisión aérea. Aunque otras rutas pueden contribuir, creemos que es probable que la ruta aérea sea la dominante. La comunidad de salud pública debe actuar en consecuencia y sin más demora".

Diez evidencias expuestas

1. En primer lugar, los científicos citan los eventos de superpropagación: "De hecho, tales eventos pueden ser los principales impulsores de la pandemia. Los análisis detallados de los comportamientos e interacciones humanas, el tamaño de las salas, la ventilación y otras variables en conciertos de coros, cruceros, mataderos, residencias de ancianos e instalaciones penitenciarias, entre otros entornos, han demostrado patrones, por ejemplo, transmisión a largo plazo y sobredispersión del número de reproducción básico (R0), que se discute a continuación, consistentes con la propagación aérea del SARS-CoV-2 que no puede explicarse adecuadamente por gotitas o fómites. La alta incidencia de tales eventos fuertemente sugiere el predominio de la transmisión por aerosoles", reza el trabajo.

2. En segundo lugar se cita "la transmisión de largo alcance del SARS-CoV-2 entre personas en habitaciones adyacentes, pero nunca en presencia del otro", como se ha documentado en hoteles de cuarentena.

3. En tercer lugar, señalan, es probable que la transmisión asintomática o presintomática del SARS-CoV-2 de personas que no tosen o estornudan represente al menos un tercio, y quizás hasta el 59%, de toda la transmisión a nivel mundial y es una forma clave del SARS-CoV- 2 se ha extendido por todo el mundo". Esto apoya un modo de transmisión predominantemente aerotransportado y, agregan, "las mediciones directas muestran que hablar produce miles de partículas de aerosoles infecciosos y pocas gotas grandes", que caen al suelo por su peso.

4. En cuarto lugar, la transmisión del SARS-CoV-2 "es mayor en interiores que en exteriores y se reduce sustancialmente con la ventilación interior. Ambas observaciones apoyan una ruta de transmisión predominantemente aérea".

5. En quinto lugar, exponen que "se han demostrado (en un hospital de la Universidad de Harvard, con genoma) infecciones de trabajadores de salud que llevaban mascarillas quirúrgicas y protección ocular. Las quirúrgicas protegen parcialmente pero no completamente de aerosoles".

6. En sexto lugar, se ha detectado SARS-CoV-2 que permaneció infeccioso en el aire durante tres horas en muestras de aire de habitaciones de hospital ocupadas por pacientes con covid-19 y en muestras de aire del automóvil de una persona infectada.

7. La séptima razón científica que recopilan es que "se ha identificado SARS-CoV-2 en filtros de aire y conductos de edificios en hospitales con pacientes con covid-19; sólo se podía llegar a esos lugares mediante aerosoles".

8. En octavo lugar, prosiguen, "los estudios en los que participaron animales enjaulados infectados que se conectaron a animales no infectados enjaulados por separado a través de un conducto de aire han demostrado que la transmisión del SARS-CoV-2 solo puede explicarse adecuadamente mediante aerosoles". Concretamente se emplearon hámsters y hurones. 

9. "Ningún estudio que sepamos ha proporcionado pruebas sólidas o consistentes para refutar la hipótesis de la transmisión aérea del SARS-CoV-2".

"Mejorar la ventilación interior y la calidad del aire nos ayudará a todos a mantenernos seguros"

10. "La transmisión por proximidad en la mayoría de los casos junto con la infección a distancia para unos pocos cuando comparten aire es más probable que se explique por la dilución de los aerosoles exhalados con la distancia de una persona infectada. La suposición errónea de que la transmisión a través de la proximidad implica grandes gotas respiratorias o fómites se utilizó históricamente durante décadas para negar la transmisión aérea de la tuberculosis y el sarampión. Esto se convirtió en un dogma médico (...) En enfermedades donde las concentraciones de patógenos se han cuantificado por tamaño de partícula, los aerosoles más pequeños mostraron concentraciones de patógenos más altas que las gotas cuando se midieron ambos", concluyen.

"Solo una mención superficial"

Este trabajo ha coincidido también con otro artículo de opinión publicado en el The British Medical Journal que sostiene la misma conclusión: "La covid-19 ha redefinido la transmisión aérea"

"Más de un año después de la pandemia del covid-19, todavía estamos debatiendo el papel y la importancia de la transmisión por aerosol para el SARS-CoV-2, que recibe solo una mención superficial en algunas pautas de control de infecciones", reza el escrito en referencia a las guías de la OMS y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de EE UU.

Apoyándose en la evidencia científica, los firmantes defienden que "mejorar la ventilación interior y la calidad del aire nos ayudará a todos a mantenernos seguros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento