La cara "más inestable" de abril presenta un fin de semana con bolsas de aire que bajarán hasta los -32 grados

  • Entre el viernes y el sábado aparecerán copos de nieve a partir tan solo de los 500 metros en Cataluña y poco más arriba en el resto del Pirineo y sistema Ibérico.
  • La segunda quincena presumirá de un ambiente muy variable en el que se alternarán las jornadas estables y cálidas con otras de importantes lluvias.
Isobaras
Entre mañana y el sábado un embolsamiento de aire gélido en altura llegará al noreste peninsular, con temperaturas de -32 ºC.
METEORED

La cara "más inestable" del mes de abril no solo ha venido acompañada por una sucesión de borrascas que vienen dejando chubascos tormentosos, sino que este fin de semana también viene de la mano de un embolsamiento de aire frío inusual, en su interior se alcanzarán temperaturas que ronden los -32 grados, que sobrevolará Cataluña, los Pirineos y después el mar Balear, según Meteored.

Un frío atípico que se situará en las capas medias y altas de la troposfera, a unos 5500 metros de altitud, pero que desde ahí tendrá la capacidad de dar un vuelco al tiempo con fenómenos asíncronos como la nieve en cotas bajas, sobre todo en el noreste peninsular y Baleares.

Las temperaturas tan frías de esa depresión, unidas a las presentes en capas más cercanas a la superficie, permitirán que entre el viernes y el sábado aparezcan copos de nieve a partir tan solo de los 500 metros en Cataluña y poco más arriba en el resto del Pirineo y sistema Ibérico, donde la cota rondará los 600 o 700 metros.

Además de la nieve, este embolsamiento de aire también provocará el desarrollo de chubascos acompañados de granizo en esas zonas, así como en la Comunidad Valenciana.

Hasta la tarde del viernes, cuando está previsto que irrumpa este fenómeno, seguirán produciéndose precipitaciones localmente fuertes en el extremo sureste peninsular y en Melilla, nevando ya en los sistemas montañosos, pero aún en cotas altas. Así como se registrarán chubascos tormentosos en puntos de Extremadura y del occidente de Andalucía. 

La segunda quincena

En la segunda quincena de abril no se producirán importantes cambios en la situación sinóptica. El resultado de esto será un ambiente muy variable en el que se alternarán las jornadas estables y cálidas con otras de importantes lluvias.

Respecto a las temperaturas, la mitad oriental peninsular y Baleares podrían permanecer un grado por debajo de los valores medios. En la zona atlántica y Canarias, debido a la llegada de vientos de levante recalentados, se espera que sean más altas de lo normal, hasta un grado y medio superiores a la media de estas fechas.

En cuanto a las precipitaciones, las próximas dos semanas probablemente estarán caracterizadas por los aguaceros y las tormentas en la Meseta Sur, Andalucía, litoral este y Baleares; incluso los valores acumulados, durante la segunda quincena, podrían ser mayores que la media, al contrario de lo que sucederá en el extremo norte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento