Barcelona inaugura 'La Violeta', un centro de acogida para mujeres sin hogar

Habitación del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Habitación del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Miquel Taverna

Barcelona contará a partir de este mes de abril con un nuevo equipamiento que acogerá a 26 mujeres sin hogar: el Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’. En él se ofrecerá alojamiento y atención social a mujeres en situación de extrema vulnerabilidad desde una perspectiva de género, teniendo en cuenta las particularidades del sinhogarismo femenino, una realidad "invisibilizada", según advierten las entidades sociales.

“El sinhogarismo femenino está muy vinculado a la violencia machista” ha recordado este lunes el conseller de Trabajo y Asuntos Sociales, Chakir El Homrani. De hecho, la violencia de género es la primera causa del sinhogarismo femenino en Barcelona, seguido de la muerte de un familiar que les prestaba ayuda y de las dificultades que viven las mujeres migrantes, según un estudio del centro Assís.

“Sabemos que las mujeres llegan más tarde a vivir en la calle porque estamos dispuestas a aguantar situaciones muy límite. Estas experiencias acaban convirtiéndose en sucesos traumáticos, relaciones de abuso y explotación”, ha explicado la responsable del programa Mujeres con Hogar de Assís, Elena Sala.

Las mujeres llegan a vivir sucesos traumáticos, explotación y abusos antes de terminar viviendo en la calle

Es por ello que en ‘La Violeta’ buscan trabajar para "frenar el proceso de deterioro personal" que sufren estas mujeres. Así, además de un alojamiento digno, también se les ofrecerá acompañamiento emocional, ayuda para su inserción laboral y para la búsqueda de alternativas residenciales estables.

Un equipamiento "con mucha dignidad"

El equipamiento cuenta con un comedor, sala de estar, cocina, lavandería y terraza comunes, pensadas para que las residentes se relacionen y compartan experiencias. A parte, cada una tendrá su propia habitación con cama, escritorio y baño privado. 

El centro también cuenta con despachos de atención individualizada para las mujeres y otro para el equipo técnico, que les prestará atención las 24 horas. "Es un equipamiento con mucha dignidad", ha apuntado el concejal del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, Albert Batlle, durante su presentación este lunes.

Sala de estar del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Sala de estar del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Miquel Taverna

De entrada, el plan es que las usuarias se establezcan durante seis meses en el centro. Luego, las estancias se irán renovando cada tres meses en función de la evolución de cada caso. Las mujeres vendrán derivadas de Servicios Sociales Territoriales y Centros de Primeras Acogidas (CPA).

Las usuarias se establecerán durante seis meses en el centro e irán renovando su estancia cada tres meses, según su evolución
Comedor del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Comedor del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Miquel Taverna

Colaboración público-privada

El equipamiento se pondrá en marcha a raíz de una colaboración entre la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y las Franciscanas de la Natividad. Estas últimas son quienes han cedido el espacio, que está ubicado en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi y ha sido reformado en los últimos dos meses.

La gestión del equipamiento 'La Violeta' correrá a cargo de la entidad Assís Centre d’Acollida. La previsión es que funcione con un presupuesto de 564.000 euros anuales, y el 50% correrá a cargo de la Generalitat.

2.700 plazas en toda Barcelona

La ciudad de Barcelona cuenta actualmente con cerca de 2.700 plazas para acoger a personas sin hogar, unas 500 más que antes de la pandemia. Además de tres hoteles y residencias, también se han puesto en marcha otros equipamientos como centros para mujeres, jóvenes o para personas con drogodependencias, y que en su conjunto supusieron una inversión de 45 millones de euros para el Ayuntamiento en 2020. 

A día de hoy, hay 914 personas que duermen al ras en la capital catalana, según los últimos datos del consistorio. Son 150 menos que el año anterior, a pesar de que la pandemia ha precipitado situaciones de sinhogarismo en personas que nunca habían estado en la calle. 

914 personas duermen al ras en Barcelona, 150 menos que hace un año

En cuanto a la Generalitat, el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales destinó 14,2 millones de euros al sinhogarismo en 2020 en Cataluña, y tiene previsto "ampliar sus acciones en este ámbito" en el período 2021-2024.

Cocina del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Cocina del Centro Residencial de Inclusión ‘La Violeta’ de Barcelona.
Miquel Taverna
Mostrar comentarios

Códigos Descuento