Lejos de zonas de paso, en espacios separados... ¿Dónde ubicar comederos, camas y areneros de perros y gatos?

Un perro sobre un mullido y cómodo cojín.
Un perro sobre un mullido y cómodo cojín.
PIXABAY

La comodidad de perros y gatos dentro del hogar es uno de los puntos claves para conseguir el bienestar animal y también para lograr una convivencia ideal entre las mascotas y sus cuidadores. De todas sus necesidades caseras una de las más importantes es el lugar donde ubicaremos comederos, bebederos, camas y areneros (en el caso de los felinos). Abordemos, punto por punto, todos estos aspectos.

Gatos: dónde colocar comedero y bebedero

Una norma básica es la de evitar los rincones o esquinas para ubicar estos dos recipientes. ¿Por qué? Pues porque a los gatos les gusta controlar todo lo que pasa a su alrededor, debido en gran parte a su desarrollado instinto de supervivencia, y aunque dentro casa no suele haber grandes amenazas para él, colocar su comedero y su bebedero en un lugar céntrico y a ser posible en alto le proporcionará la oportunidad de sentirse cómodo y seguro.

La segunda gran norma sería la de colocar la comida lo más lejos posible del arenero y siempre que sea posible en habitaciones separadas.

Aunque a muchos gatos no les suele importar que el comedero y el bebedero estén juntos (de hecho es muy común encontrar a la venta recipientes dobles para mascotas) hay otros que no soportan el olor de la comida mientras beben. En este caso, y si percibimos alguna señal de desagrado por su parte, conviene separarlos.

Si en casa conviven gatos y perros, también hay que intentar que la comida del felino esté fuera del alcance del can para que el primero se alimente con tranquilidad y el segundo no se acabe comiendo el pienso que no le corresponde. Ponerlo en lugares altos y de difícil acceso para el perro es lo más recomendable.

En el caso de que en la casa haya más de un gato los bebederos y comederos deben estar colocados también en lugares diferentes para evitar problemas de competición entre los animales.

Por supuesto, intentar siempre que estos recipientes estén en lugares tranquilos, alejados de zonas de paso y accesibles las 24 horas del día.

¿Y qué hay de su zona de descanso?

En el caso de los felinos, estos suelen tener preferencia por los lugares elevados para descansar. Su cama o cesto debe ubicarse en espacios tranquilos y resguardados de la casa (no olvidemos que duermen una media de 12 y 16 horas diarias). Algunas de estas camas o cestas  están especialmente diseñadas para colocar en lugares cálidos y soleados por los que los gatos también tienen especial predilección como, por ejemplo, las que se cuelgan de los radiadores o las que llevan ventosas para sujertarlas a los cristales de la ventanas.

Y por último, el arenero

Una buena ubicación del arenero también es fundamental para el bienestar de la mascota. Lo ideal, colocarlo, como ya hemos comentado anteriormente, lejos de la zona donde comen y beben y que sea un espacio tranquilo, lejos de zona de paso, ventilado y de fácil acceso para él las 24 horas del día

Conviene, además, que no esté muy alejado de los rincones de la casa donde suele pasar la mayor parte del tiempo. Si la casa es muy grande o de dos plantas podemos optar por ponerle dos areneros. Y si hay más de un gato en la casa, como ocurre también con comederos y bebederos, hay que colocar sus bandejas en lugares distintos para que no compitan entre ellos a la hora de utilizarlas.

Perros: ¿cuál es el mejor lugar para que coman?

Los perros son animales muy sociables por lo que puede resultar un estupenda idea colocar su recipientes de comida y agua cerca de la mesa de la cocina o del comedor donde sus cuidadores realizan las comidas habitualmente para que de esta manera disfruten de esos momentos juntos. Sea como sea, es fundamental ubicarlos en zonas que no interfieran el paso y a las que puedan acceder a cualquier hora del día.

Utilizar recipientes de cierta altura también facilita que el perro mastique, trague y digiera la comida con mayor facilidad y previene algunas enfermedades gastrointestinales. Si en el domicilio conviven dos o mas canes lo preferibles es que se sirvan sus alimentos por separado y en zonas diferentes para evitar cualquier tipo de riña o estrés porque uno se sienta amenazado por otro.

¿Y dónde debe dormir el perro?

Hay algunas reglas de oro que pueden considerarse fundamentales a la hora de ubicar la zona de descanso de un perro. Por un lado, hay que tener en cuenta que duermen una media de 12 horas al día por lo que se trata de un espacio prioritario para él. Por otro, que se despiertan al menor ruido, así que se recomienda una zona tranquila y poco transitada. Y por último, que aman los lugares cálidos y resguardados, así que los mejores rincones serán los que estén lejos de corrientes, puertas o ventanas.

Además, hay que recordar que por su carácter social siempre van a preferir dormir en un lugar donde estén en contacto con los humanos que le cuidan para sentirse acompañados. Así que situar su manta, cojín o cama cerca en el dormitorio será una de sus opciones preferidas. 

En cuanto a las ‘camas alternativas’ que puede utilizar en horario diurno es posible que el perro siga durmiendo en la habitación porque huele a su cuidador o cuidadores o bien que prefiera estar cerca de nosotros cuando estamos en casa en lugares de reunión habitual como la sala de estar o a los pies de nuestra mesa mientras teletrabajamos. Otros, por el contrario, prefirán espacios privados que les permitan estar a su aire. Basta con observar e ir descubriendo sus preferencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento