Draghi avisa a Italia de una nueva ola de coronavirus y pide paciencia

El primer ministro de Italia, Mario Draghi, durante en la Cámara de Diputados antes de la votación para avalar su gabinete,
El primer ministro de Italia, Mario Draghi.
EFE / EPA / ROBERTO MONALDO

El primer ministro italiano Mario Draghi avisó hoy de que el país atraviesa "una nueva oleada" de contagios de coronavirus y agradeció la paciencia de la población ante las últimas restricciones decretadas de cara a la Semana Santa.

"Un año después del inicio de la emergencia sanitaria estamos lamentablemente ante una nueva oleada", afirmó Draghi tras visitar el centro de vacunación del aeropuerto romano de Fiumicino.

Los datos así lo demuestran: en la última semana se acumularon 150.175 nuevas infecciones, frente a las 130.816 de la pasada, un 15 % más. En estos catorce días las hospitalizaciones crecieron en casi 5.000 pacientes y los enfermos en Cuidados Intensivos en 650.

Por esa razón, y ante la llegada de la Semana Santa, el Gobierno de Mario Draghi, de unidad, apoyado por casi todos los partidos del Parlamento, ha aprobado un decreto con nuevas restricciones.

Entre el próximo lunes y el 6 de abril, todas las regiones que tengan una incidencia semanal de 250 contagios por cada 100.000 habitantes pasarán automáticamente a "zona roja", un régimen de confinamiento blando con todas las tiendas no esenciales cerradas.

En los días festivos, es decir, del 3 al 5 de abril, todo el país pasará a considerarse "zona roja", aunque se podrá visitar a parientes dentro de la región y acudir a otras residencias, una vez al día y solo dos personas, sin contar a los menores de 14 años.

Se espera que desde el próximo lunes la mayoría de las veinte regiones estén en nivel medio o alto de contagio, es decir, en "naranja" o "rojo".

En este último color podrían quedar las provincias autónomas de Trento y Bolzano (norte) y las regiones de Lombardía, Emilia Romagna, Piamonte, Véneto, Friuli Venecia Julia (norte), Las Marcas (centro), Basilicata, Campania (sur) y Lacio, con capital en Roma.

Nuevas ayudas a familias y empresas

"Hace unos días agradecí a los italianos su infinita paciencia, se que estas medidas tendrán consecuencias en la educación de los hijos, en la economía y en el estado psicológico de todos nosotros, pero son necesarias para evitar un empeoramiento", animó.

Draghi explicó que en el decreto se incluyen medidas de apoyo a las familias como el reconocimiento del "derecho al teletrabajo" de quienes tengan hijos en cuarentena o que estudien a distancia.

Para las familias que deban desempeñar su trabajo de forma presencial se les reconocerá el acceso a los permisos parentales extraordinarios y a las ayudas para tener un cuidador o niñera.

Adelantó que la semana que viene se aprobarán nuevas ayudas a las empresas, para lo que pedirá al Parlamento una nueva desviación presupuestaria.

Se incluirán, entre otras cosas, la prórroga de la Caja de Integración, similar al fondo para los expedientes temporales de regulación de empleo, así como ayudas para los "nuevos pobres" y para los autónomos "sin distinción sectorial".

Un nuevo impulso a las vacunaciones

Por otro lado se comprometió a dar "un nuevo vigor a la campaña de vacunación", acelerándola. Draghi afirmó que en los primeros once días de marzo se inoculó el 30 % de las vacunas repartidas desde diciembre con un ritmo diario actual de 170.000 dosis, aunque la intención es triplicarlo.

Italia ha recibido ya 7,9 dosis de la vacuna pero espera una "fuerte aceleración" con el compuesto monodosis de Johnson & Johnson, aprobado ayer por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Asimismo adelantó que entre sus planes está el de seguir buscando nuevos espacios en los que vacunar: "Se podrá hacer no solo en los hospitales, sino también en las empresas, en los gimnasios o en los aparcamientos como este de Fiumicino", refirió.

En Italia hay ya 1.694 centros de vacunación, aunque pronto otros muchos serán habilitados, y Draghi adelantó su intención de reclutar a médicos deportivos y odontólogos para inyectar, sumándose a los médicos de cabecera, sanitarios y residentes.

"Su aportación es central para el éxito de esta campaña, como ya lo fue en todas las otras fases de la pandemia, pero funtamental es también la participación de todos los ciudadanos. Solo con una vacunación extendida podremos aligerar las restricciones que hemos debido adoptar", zanjó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento