La Covid-19 ha llevado al paro de larga duración a casi 100.000 mujeres

  • El 57% de los parados de larga duración en España son mujeres.
  • Casi un millón de paradas lleva más de un año buscando trabajo.
Mujer en Paro, parado
Una mujer espera en el exterior de una oficina de empleo.
EUROPA PRESS

La crisis de la Covid-19 ha afectado de lleno a sectores esenciales para la economía española. Este hecho, unido a una digitalización súbita, que ha evidenciado la ausencia de competencias tecnológicas de los demandantes de empleo, ha disparado el desempleo. Como viene siendo habitual, el paro afecta de forma más intensa a las mujeres.

De los casi 2 millones de paradas, el 43% lleva más de un año seguido en desempleo. Esto se refleja en que el 57% de los parados de larga duración en España son mujeres. 1.991.400 de mujeres están buscando trabajo, con una tasa de paro del 18,3%, mientras que la masculina desciende al 14,1%. Conviene recordarlo ahora que el próximo 8 de marzo se celebra el Día internacional de la Mujer.

De los casi 2 millones de paradas, el 43% lleva más de un año seguido en desempleo

La Fundación Adecco, por octavo año consecutivo, ha presentado su informe #EmpleoParaTodas: la mujer en riesgo de exclusión en el mercado laboral. En un escenario de tanta incertidumbre, marcado por la crisis del coronavirus, este año el informe ha puesto el foco en el desempleo femenino de larga duración como uno de los grandes disparadores de riesgo de exclusión en España, que afecta especialmente a las mujeres mayores de 55 años.

El desempleo de larga duración, es decir, aquel que acumula más de 12 meses en búsqueda activa de trabajo, afecta hoy a 1.521.000 personas en España de las cuales, un 57% es mujer. En total, la cronificación del desempleo ya roza a casi un millón de mujeres (863.200), un 12% más que el año anterior. En otras palabras, la crisis de la Covid-19 ha arrastrado al desempleo de larga duración a 92.800 mujeres. Son datos de la EPA del cuarto trimestre de 2020.

En términos absolutos, del total de 1.991.400 desempleadas en España, un 43,3% (863.200 mujeres) lleva más de un año continuado en paro, porcentaje superior al masculino, del 38%.

La tasa de paro femenina es del 18,3%, frente al 14,1% entre los hombres

A la luz de estas cifras, queda patente que el paro de larga duración tiene mayoritariamente rostro femenino. Una situación que afecta en mayor medida a las mujeres que cuentan con alguna variable antecedente de dificultad como una edad superior a los 55 años, certificado de discapacidad, responsabilidades familiares no compartidas o condición de víctima de la violencia de género.

La mujer sénior, más expuesta al paro estructural

Si segmentamos por grupos de edad a las desempleadas, las cotas más altas de desempleo de larga duración las encontramos entre las mayores de 55 años, de las que un 64% acumula más de 12 meses buscando trabajo, porcentaje que supera en 21 puntos porcentuales a la media femenina, del 43%. Además, resulta ilustrativo el dato de que las mayores de 55 años representan el 13,9% del total de paradas, pero el 20,3% del total de las desempleadas de larga duración.

El número de paradas de larga duración ha crecido un 12% en un año, por el 6,7% que lo ha hecho entre los hombres

De hecho, excluyendo a las mujeres menores de 25 años que buscan su primer empleo, a más edad, mayor es el desempleo de larga duración. Hay que tener en cuenta que muchas mujeres sénior afrontan la búsqueda de empleo tras largos periodos de inactividad, con desconocimiento sobre el mercado laboral y competencias que necesitan actualizarse.

Además, en el tejido empresarial siguen existiendo grandes reticencias a la hora de incorporar a profesionales sénior, debido a prejuicios relacionados con su productividad y rendimiento. En este sentido, un 40% de los profesionales de Recursos Humanos admitía descartar automáticamente los currículos de los candidatos mayores de 55 años, según el último informe #TuEdadEsUnTesoro, de la Fundación Adecco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento