Dos hermanas de Barcelona, en riesgo de desahucio tras no poder afrontar una subida del alquiler de 450 euros a 950

  • Las jóvenes vivían con su abuelo, que pagaba una renta antigua de 250 euros y, al fallecer él, la propiedad subió el precio.
  • El Sindicat de Llogaters cuenta que el arrendador, una empresa gran tenedora, ha decidido denunciarlas por impago.
  • El sindicato denuncia que los jóvenes sufren un problema de "precariedad habitacional".
Concentración en la calle Marina de Barcelona para denunciar el riesgo de desahucio que sufren dos hermanas que no pueden afrontar la subida de su alquiler.
Concentración en la calle Marina de Barcelona para denunciar el riesgo de desahucio que sufren dos hermanas que no pueden afrontar la subida de su alquiler.
Sindicat de Llogaters

Tura y Vinyet, dos jóvenes hermanas de Barcelona que están en riesgo de ser desahuciadas al no poder afrontar la subida del precio del alquiler, son la cara visible del problema de "precariedad habitacional" que el Sindicat de Llogaters (Sindicato de Inquilinos) denuncia que sufren los jóvenes.

Las dos hermanas viven en el piso en el que vivía su abuelo, que pagaba una renta antigua de 250 euros. En 2019, cuando su abuelo falleció, las hermanas informaron del hecho a la propiedad y ésta les subió el alquiler a 450 euros el primer año y a 950 los dos años siguientes.

Ambas perdieron su trabajo el pasado marzo, en plena pandemia de coronavirus, lo que ha imposibilitado que puedan afrontar el pago de 950 euros que pide la empresa gran tenedora Inversiones Mobiliarias e Inmobiliarias SL.

Tura y Vinyet llevan un año intentando negociar con el arrendador, pero no han obtenido resultados. Ahora la propiedad, que, según el Sindicat de Llogaters, cuenta con noventa inmuebles por todas partes de la ciudad y otros en Palafrugell, ha decidido denunciarlas por impago y llevarlas a juicio.

Los vecinos denuncian la situación

Este miércoles, un centenar de vecinos ha acudido a la calle Marina 187 de Barcelona para denunciar públicamente a los propietarios del piso. Durante la movilización, se ha explicado el conflicto de Tura y Vinyet, pero también se ha denunciado la "precariedad habitacional" y la "carencia de posibilidades que tiene la juventud de acceder a la vivienda".

El Sindicat de Llogaters también ha denunciado que los dueños del piso en el que viven las dos hermanas están incumpliendo la Ley 24/2015 que obliga a ofrecerles un alquiler social. Además, señalan que el arrendador está incumpliendo con el Real Decreto 11/2020, aprobado por el Gobierno como medida para hacer frente al Covid-19, que "obliga a hacer una quita del 50% o una moratoria total del alquiler".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento