Ayuso inaugura el Hospital Isabel Zendal de Madrid para frenar la Covid entre protestas de sanitarios y apoyo vecinal

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante el acto de inauguración del hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal .
La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante el acto de inauguración del hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal .
CHEMA MOYA / EFE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha llegado poco después de las once de la mañana de este martes a la inauguración de la primera fase del Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, a cuyas puertas se han concentrado un centenar de manifestantes para pedir su "dimisión" y protestar contra la construcción de esta infraestructura. Junto a ellos, una quincena de personas se ha dado cita en el mismo lugar, en su caso para "apoyar" a la jefa del Ejecutivo madrileño. Ambos grupos han estado separados y rodeados por cordones policiales, que los han mantenido a varios metros de la entrada principal. 

Ayuso no ha accedido al recinto por dicha entrada, como sí han hecho el resto de asistentes, y ha evitado así pasar por delante de la concentración convocada por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), Juntas por la Pública, el sindicato Summat de Emergencias 112, el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud (MATS) y la plataforma Sanitarios Necesarios. La dirigente popular llegaba para presidir un acto en el que ha estado arropada por sus consejeros así como por el presidente del PP, Pablo Casado, y por el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. Por parte del Gobierno central ha acudido la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, toda vez que el ministro Salvador Illa excusó su asistencia por "motivos de agenda"

La presidenta regional, que ha reiterado que el Isabel Zendal estará abierto al resto del país, ha lamentado la ausencia de Illa, así como la de los portavoces madrileños de PSOE, Unidad Podemos y Más Madrid. La oposición de izquierdas califica este acto de propagandístico y se ha sumado a las voces que consideran que este no es un hospital necesario. "En la Comunidad de Madrid estamos para salvar vidas. Un gran hospital público no puede ser una mala noticia para nadie", ha respondido Ayuso en el discurso que ha dado tras la visita a las instalaciones y que ha sido retransmitido por streaming. Un discurso en el que ha agregado que también la apertura del hospital de Ifema durante la primera ola del coronavirus generó críticas y luego resultó ser "un verdadero éxito".

"A partir de hoy Madrid y toda España van a contar con un centro hospitalario a nivel mundial. Es la representación del esfuerzo, la perseverancia y la lucha de una región contra el virus; el recordatorio de que cuando Madrid se marca un objetivo y trabaja con convicción puede superar los retos más difíciles", ha dicho, antes de recordar a "todos los ciudadanos y profesionales sanitarios fallecidos" durante esta crisis sanitaria.

Ayuso ha señalado que se trata de un centro "pionero en España y sin precedentes en Europa" ya que "no existe otro hospital de emergencias de uso permanente como este y situado junto a un aeropuerto”. Según sus palabras, "va a ser un pulmón asistencial, una bomba de oxígeno para los sanitarios".

Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Carlos Gámez

Los primeros enfermos, la semana que viene

El proyecto estrella de Ayuso para combatir la pandemia de la Covid ha echado a andar con la apertura de uno de sus tres pabellones. 240 camas de hospitalización -de las 1.008 que tendrá- y los 48 puestos de UCI -16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios- están ya operativos. Los primeros pacientes con el SARS-CoV-2 derivados de otros centros madrileños no comenzarán a llegar sin embargo hasta dentro de unos días.

"Los primeros enfermos vendrán la semana que viene", ha especificado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una comparecencia ante los medios ofrecida en el mismo hospital y en la que ha estado acompañado del director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda de Larra, y el coordinador general del hospital, Fernando Prados. Pese a ser esta una apuesta suya, en esa comparecencia no se ha podido ver a la presidenta y ante la indignación de los periodistas, Ruiz Escudero ha alegado que han querido "dar una carácter técnico a la rueda de prensa".

Sobre los pacientes, Miranda de Larra ha añadido que serán derivados aquellos con Covid que lleguen a las urgencias de otros centros para que estos puedan "liberarse" e intentar centrarse en otras patologías. Y sobre el personal que los asistirá, en un primer momento se contará con los finalmente 116 trabajadores que se han prestado voluntarios para el traslado y que cumplen con los requisitos. "Va a ser personal que ya esté familiarizado con este tipo de pacientes", ha indicado sobre una plantilla que se ha estimado que en esta primera fase debería alcanzar los 669 trabajadores. 

Para llegar a esa cifra se irá recurriendo a parte de los 11.324 contratados por la pandemia, siempre "en función de las necesidades que vayan surgiendo". "Siempre va a haber personal suficiente. Es un modelo de hospitalización distinto, que irá incrementando profesionales conforme se incremente el número de pacientes", ha dicho Escudero, saliendo al paso de las críticas sobre la falta de profesionales. 

En su concepción inicial, el Isabel Zendal no cuenta con quirófanos pero en su configuración de centro "polivante, versátil y sectorizable", capaz de adaptarse a cualquier situación, podrían habilitarse rápidamente. "Todos los pabellones son desmontables. En pocos días cualquiera podría estar habilitado para el uso que se requiriese", ha comentado el director general de Infraestructuras Sanitarias.

"699 camas cerradas"

Mientras, fuera del edificio y desde primera hora de la mañana, un grupo de personas -en su mayoría sanitarios- protestaba al "entender que este es un gasto de dinero innecesario". "Tenemos 699 camas cerradas de los hospitales que abrió Esperanza Aguirre. Necesitamos rastreadores, reforzar la Atención Primaria... que es lo que nos va a salvar de la Covid", contaba Alma Blanco, enfermera. 

"Creo que es innecesario este hospital cuando hay otros tantos infrautilizados", coincidía Jose Antonio. "Ahora que estamos venciendo esta pandemia, ¿para qué lo queremos? ¿Para dentro de cien años?”, añadía este madrileño que no es sanitario pero que había querido sumarse a la concentración.

Opinión contraria manifestaba Ignacio, que junto a otros vecinos de la zona se había acercado al centro para apoyar a la presidenta: "Está haciendo una labor fenomenal. Este hospital es una alternativa para cuando otros hospitales se bloquean por la pandemia". 

Finalizado el acto de inauguración y ya sin representantes políticos, en la zona han quedado algunas de las pancartas que ambos grupos portaban. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento