Así es el Hospital Isabel Zendal, por dentro: más de 1.000 camas, 80.000 m. cuadrados, 100 días de trabajo...

Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Carlos Gámez
Uno de los edificios del nuevo Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal.
EP

El trabajo de 1.350 empleados de 635 empresas, organizados en tres turnos para cubrir las 24 horas del día los siete días de la semana, ha hecho posible que el Hospital Enfermera Isabel Zendal eche a andar este martes, tras una construcción que ha durado cien días. Un mes después de la fecha que se barajó en un primer momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, va a presidir un acto inaugural al que el ministro de Sanidad ha declinado acudir. Salvador Illa ha alegado "motivos de agenda" y en su lugar asistirá su número dos, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

El hospital de emergencias arranca de forma paulatina. En la fase inicial estará operativo uno de sus tres pabellones de hospitalización y se espera que los primeros pacientes con coronavirus derivados de otros centros comiencen a llegar en los "próximos días", según ha informado la Consejería de Sanidad a Europa Press.

Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Carlos Gámez

Ayuso ha defendido en reiteradas ocasiones que el Isabel Zendal será un centro de referencia en enfermedades contagiosas, dotado con las tecnologías médicas más avanzadas y "con voluntad de dar servicio a cualquier ciudadano español". La presidenta ha señalado que está diseñado para gestionar pandemias y que en la actualidad permitirá a otros hospitales rebajar la presión por la Covid y recuperar su actividad asistencial habitual. Una vez que esta crisis pase "ayudará con la gripe", complementará la red hospitalaria y "aliviará las listas de espera". También ha destacado de él su construcción en "tiempo récord" y su ubicación al lado del aeropuerto, en el barrio de Valdebebas.

La Comunidad ha reconocido que su coste se ha duplicado, pasando de los 50 millones estimados a los 100, y justifica que se ha debido a "la introducción de mejoras" que no se habían previsto en un principio. De hecho finalmente se han ampliado a 80.000 los 56.000 metros cuadrados estimados en el anteproyecto. El objetivo ha sido levantar un hospital "polivalente, versátil y sectorizable", para poder ser adaptado a cualquier crisis sanitaria y diseñado y organizado para "evitar el riesgo de contagio".

Zonas para ingresos

Más de 1.000 camas. Tres pabellones, de 10.500 metros cuadrados cada uno, albergarán 1.008 camas de hospitalización y 48 puestos de UCI, de los cuales 16 serán de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios. Este martes se abrirá el módulo 2, con 240 plazas y todos los puestos de UCI. 

Sobre esta unidad, el Ejecutivo madrileño reseña que se trata de "la más avanzada" de la región, con capacidad de presión negativa, puestos individuales, paneles acristalados para que el paciente sea monitorizado desde el control de Enfermería y sistemas de esclusas con doble puerta automática para garantizar la seguridad de los sanitarios. Las esclusas se accionan acercando la mano a un sensor de proximidad, sin necesidad de contacto.

Otras áreas

"Más que un hospital". El nuevo hospital acoge además el Centro Logístico Sanitario, de casi 8.000 metros cuadrados y 12 metros de altura, que facilitan su máximo aprovechamiento mediante robotización. Con cuatro depósitos para productos sanitarios, este albergará la sede del almacén central del Servicio Madrileño de Salud. Con esta capacidad, Ayuso ha ofrecido la instalación para atesorar las vacunas contra el coronavirus que vayan llegando a España, un ofrecimiento que Sanidad considera que no será necesario.

El Isabel Zendal cuenta también con un edificio de usos múltiples donde se ubicarán el centro coordinador del Summa 112, el Laboratorio Regional de Salud Pública y el Centro de Coordinación de Crisis Sanitarias. A todo ello se suman 6.800 metros cuadrados de centrales de instalaciones (calderas, climatización, suministros, transformadores, etc.), colocados bajo rasante y que conectan todos los edificios con el anexo Instituto de Medicina Legal.

Personal

Traslados. La Comunidad abrió a mediados de noviembre un procedimiento de adhesiones voluntarias de profesionales sanitarios para trabajar en el nuevo hospital. Se ofertaron los 669 puestos necesarios para esta primera fase pero solo 111 trabajadores cumplen con los requisitos y quieren ser trasladados. Ante esta situación, el personal se completará con parte de los 11.500 contratados por la pandemia que también serán derivados desde otros centros, en los que habrá menos actividad Covid. 

Los más demandados son médicos (103), enfermeras (247), celadores (60) y técnicos de radiodiagnóstico (39). El resto de incorporaciones se realizarán de forma progresiva en función de las necesidades asistenciales que se precise atender en cada momento.

Críticas

"Innecesario". Sindicatos y plataformas sanitarias, así como partidos como Unidas Podemos y Más Madrid, consideran que esta infraestructura no es necesaria, lamentan el gasto que supone y que "vendría genial a otros problemas", y se oponen al traslado forzoso de profesionales porque supone "desmantelar" el resto de la red hospitalaria. El domingo hubo una manifestación en defensa de la sanidad pública y contra este hospital y este martes ha sido convocada otra protesta en la puerta coincidiendo con la inauguración. En esta manifestación ha participado tanto personal sanitario de distintos colectivos como vecinos anónimos que han defendido que este gasto es "innecesario".

Junto a los manifestantes que han recibido a Díaz Ayuso con abucheos un grupo más pequeño se ha concentrado para apoyarla y han aplaudido a su llegada. Ambas concentraciones han sido separadas y rodeadas por cordones policiales.

Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Gráfico: así es el Hospital Isabel Zendal.
Carlos Gámez
Mostrar comentarios

Códigos Descuento