Madrid ofrece el hospital Isabel Zendal para almacenar las vacunas contra la Covid-19 que lleguen a España

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves en la Asamblea de Madrid.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este jueves en la Asamblea de Madrid.
Rodrigo Jiménez/ Efe

La Comunidad de Madrid ha puesto este jueves a disposición del Gobierno central las instalaciones del hospital Enfermera Isabel Zendal para almacenar las dosis de las vacunas contra la Covid-19 que vayan llegando a España en los próximos meses. Así lo ha anunciado la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, en el pleno de la Asamblea regional.

El Gobierno regional considera que la ubicación del hospital es privilegiada para este cometido, ya que la instalación sanitaria se encuentra en el barrio de Valdebebas, muy cerca del aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.

"Vamos a ofrecer el Zendal como almacén principal de las vacunas que vengan a España, de manera que pueda estar cerca del aeropuerto en condiciones óptimas y de esta manera seguir ayudando a combatir la pandemia", ha avanzado la líder del Ejecutivo madrileña.

Además, uno de los cuatro pabellones del Isabel Zendal está especialmente diseñado para ser almacén logístico de productos sanitarios, un módulo que utilizará el Servicio Madrileño de Salud cuando el hospital esté en funcionamiento. 

Tiene casi 8.000 metros cuadrados y techos de 12 metros de altura, porque el pabellón está especialmente preparado para el almacenamiento y logística. 

La forma de almacenar las futuras vacunas contra la Covid-19 es un aspecto esencial para no malograr las dosis. En algunos casos, la conservación de estos medicamentos presenta muchas particularidades

Por ejemplo, la anunciada por la farmacéutica estadounidense Pfizer este lunes necesita una conservación a temperaturas de entre menos 70 y menos 80 grados centígrados para que no se malogre su eficacia, que puede alcanzar el 90%, de acuerdo con la farmacéutica estadounidense.

Este miércoles, la Comisión Europea dio luz verde a un contrato con Pfizer y la farmacéutica alemana BioNTech para comprar 300 millones de dosis de su vacuna, pero con anterioridad Bruselas ya había firmado compromisos con otras compañías, como AstraZeneca, Sanofi-GSK y Janssen Pharmaceutica NV, para adquirir dosis de los medicamentos en los que llevan meses trabajando a contrarreloj.

El Gobierno enfría el ofrecimiento

El primero en valorar el ofrecimiento de Madrid fue Fernando Simón. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ha indicado este jueves por la tarde que, bajo su punto de vista, no será necesario hacer uso del almacén de Valdebebas porque "las vacunas rara vez tienen largos periodos de almacenamiento".

"Aunque se hagan compras centralizadas, no se almacenan en puntos únicos (...) las vacunas se distribuirán correctamente sin necesidad de hacer grandes stocks", ha asegurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento