La segunda ola de la Covid sacude Europa: todos pendientes de España y Francia con Reino Unido al borde del confinamiento total

Varias personas con mascarillas por la pandemia del coronavirus caminan junto al Puente de la Torre, en Londres.
Varias personas con mascarillas caminan junto al Puente de la Torre, en Londres.
EFE
Varias personas con mascarillas caminan junto al Puente de la Torre, en Londres.
EFE

La segunda oleada del coronavirus desembarca en Europa. Como pronosticaban muchos epidemiólogos e instituciones médicas, tras el paréntesis vivido por las vacaciones de verano, la Covid-19 se ha hecho notar y el número de positivos se mantiene en continuo crecimiento, motivando que los ejecutivos de países de toda Europa vuelvan a tomar medidas de contención de virus. 

"No hay duda, ahora vemos una segunda ola que se avecina. Lo vemos en Francia, en España, en toda Europa. Es inevitable que lo veremos también en este país", señaló el primer ministro británico, Boris Johnson, el pasado viernes. Y no es para menos, ya que las cifras a nivel europeo son alarmantes: el récord de positivos en un día se produjo el 11 de septiembre, con 54.000. Hasta entonces, el mayor dato registrado era correspondiente al mes de abril, donde se dieron 43.000 contagios en 24 horas. 

Al respecto de este dato se pronunció el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, quien señaló que "las cifras de septiembre deberían servir de alarma para todos". Además, señaló que, "aunque estos números reflejan que se han hecho más test, también muestran tasas alarmantes de transmisión en la región. La situación es muy grave”. 

Según los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), el número de casos positivos reportados lleva más de 50 días consecutivos creciendo. Desde el organismo admiten que ha coincido con la vuelta al colegio de millones de niños, junto con el regreso a un cierto nivel de presencialidad en los trabajos, pero lo achacan también a una relajación por parte de la población europea de las medidas de prevención de la Covid-19. 

España y Francia a la cabeza de Europa

En un ranking que nadie quiere liderar, el de mayor tasa de contagiados por cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días, España no solo se encuentra en primera posición, sino que ha obligado a cambiar los varemos establecidos para calificar una zona como de 'alto riesgo'. El pasado 4 de septiembre la Comisión Europea estableció un código de colores para identificar a las áreas de más incidencia del virus, en el que se determinaba que se consideraría como tal a aquellos lugares que presenten más de 150 casos por 100 mil habitantes en los últimos 14 días. La realidad actual es que España tiene el doble, 300,5 positivos por cada 100 mil habitantes, con algunos distritos en Madrid que superan los 1.000 casos. Así, ha pulverizado la referencia europea tomada hace apenas dos semanas. 

El caso de Francia también supera el criterio establecido inicialmente por la Comisión Europea, ya que el ratio de contagios en los últimos 14 días es de 185,8 por cada 100 mil habitantes. Adicionalmente, los positivos diarios no dejan de crecer, hasta el punto que el pasado sábado 19 de septiembre registró su máximo número de casos en 24 horas, con 13.498. Además, ciudades como París cuentan ya con una presión hospitalaria del 20%. 

Por ello, las autoridades francesas han establecido ya nuevas medidas de contención del virus, como el uso obligatorio de mascarillas en los puntos con mas incidencia, como París, Burdeos o Marsella, reuniones de un máximo de 10 personas y mayor limitación de aforos en hostelería y eventos culturales. 

El resto de los países, prevenidos y tratando de adelantarse a los acontecimientos 

Para Reino Unido la situación epidemiológica también es preocupante. En las últimas dos semanas, su tasa de nuevos casos es de 69,3, un dato mucho mejor si se compara con España y Francia, pero que preocupa en el país. Además, el viernes pasado registró 4.422 nuevos casos, la mayor cifra de contagios diarios registrada en Reino Unido desde el pasado mayo. Por ello, Boris Johnson ha prohibido reuniones de más de 6 personas, ha lanzado nuevas restricciones que se centran en el ocio y ha señalado: "No quisiera entrar en un segundo cierre nacional. La única forma en que podemos evitarlo que la gente siga la guía de prevención".

Por su parte, Italia (33,5) y Alemania (25,8) se encuentran en niveles bajos en cuanto al ratio de contagio en 14 días, pero no bajan la guardia ya que en los últimos días están regresando a un número de positivos similar a los datos de mayo. Portugal sigue la estela y notificó el pasado viernes su cifra más alta de nuevos positivos desde el pico de la pandemia, con Lisboa como la principal ciudad afectada, y se están estudiando ampliar las medias de prevención. 

República Checa y los Países Bajos también han registrado récords de positivos en un solo día, por lo que están comenzando a volver a implantar la mascarilla obligatoria. El primer ministro holandés, Mark Rutte, pronunció un discurso el pasado viernes advirtiendo a su población: "Con una R (tasa de reproducción) de 1,4, el número de contagios crecerá en tres semanas a más de 10.000 por día. No es necesario ser matemático o virólogo para comprender que este tipo de números inevitablemente impactarán los hospitales". 

Por último, Austria es otro de los países que está sufriendo el impacto del virus. “Lo que estamos viviendo en estos momentos es el comienzo de la segunda ola”, dijo el 13 de septiembre su canciller, Sebastian Kurz. Además, Kurz admitió que la situación epidemiológica en Viena es "particularmente dramática" tras superar los 1.000 casos nuevos diarios y ha establecido nuevas medidas para tratar de frenar la expansión del virus. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento