Zarzuela confirma que el rey emérito Juan Carlos I está en Emiratos Árabes desde que anunció su marcha

La conversación definitiva entre Felipe VI y su padre se produjo el pasado domingo. Fue entonces cuando el Rey emérito le entregó la carta en la que le comunicaba su decisión de marcharse de España. Decisión conocida por el Gobierno que mantiene el hermetismo sobre la negociación que durante meses ha mantenido con la Casa Real en busca de una solución para que los asuntos privados de Juan Carlos I no afectaran a la monarquía. Envueltos en esa discreción barajaron todas las opciones posibles para encontrar la salida al problema hasta que el propio Felipe VI plantea que su padre salga del país. Alternativa que Juan Carlos I aceptó para proteger la institución. Abandonó el domingo la Zarzuela y el lunes cruzó a Portugal. Nadie confirma dónde se encuentra ahora y nadie aclara quién pagará su estancia fuera de España o si será el Estado quien se haga cargo de su seguridad.
imagen de archivo de Juan Carlos I y Felipe VI.

El rey Juan Carlos I llegó el pasado 3 de agosto a Emiratos Árabes Unidos y permanece allí desde entonces, según ha informado la Casa Real. En un escueto comunicado, Zarzuela señala que "Su Majestad el rey don Juan Carlos ha indicado a la Casa de Su Majestad el rey que comunique que el pasado día 3 del presente mes de agosto se trasladó a Emiratos Árabes Unidos, donde permanece en la actualidad".

El paradero del anterior jefe del Estado no era conocido desde que ese lunes 3 de agosto Zarzuela emitiera otro comunicado en el que trasladaba la decisión de don Juan Carlos de abandonar España y fijar su residencia en otro país.

Una decisión que decía haber adoptado ante la repercusión publica de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada y para facilitar a su hijo, Felipe VI, la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones.

Desde que se emitió ese comunicado se habían barajado varios destinos posibles después de que la noche anterior pernoctara en Sanxenxo (Pontevedra) en casa de su amigo el regatista Pedro Campos.

Hubo noticias que le situaron en varios puntos de Portugal, en la República Dominicana o en un lujoso hotel del lugar en el que finalmente se encuentra, Emiratos Árabes Unidos, y en el que ya había estado en diversas ocasiones desde su abdicación en 2014.

Días después el digital Nius aportó una fotografía en la que se le veía bajando por la escalerilla del avión y le situaba en Abu Dabi, la capital de ese país. Ni Zarzuela, ni el Gobierno ni el abogado de don Juan Carlos habían desvelado hasta ahora su paradero.

Fuentes de la Casa Real apuntaban que debía ser él quien decidiera cuándo lo comunicaba, mientras que el Ejecutivo, con su presidente, Pedro Sánchez, a la cabeza, trasladaba también la responsabilidad de esa información a Zarzuela o al padre de Felipe VI.

Tras el comunicado del día 3, el abogado de don Juan Carlos, Javier Sánchez Junco, emitió otro en el que informaba de que el anterior jefe del Estado le había dado instrucciones para que hiciera público que, pese a su decisión de trasladarse fuera de España, "permanece en todo caso a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna".

La Fiscalía del Tribunal Supremo está investigando el origen de 65 millones de euros ingresados en Suiza en la fundación Lucum, radicada en Panamá, para determinar si eran comisiones abonadas por Arabia Saudí a don Juan Carlos por la construcción del AVE a la Meca. Una cantidad de dinero que fue transferida después a una cuenta en las Bahamas a nombre de la ex-amiga del rey Corinna Larsen.

El lugar en el que permanece el rey se ha comunicado el mismo día en que los reyes protagonizan su última actividad oficial en Baleares, una visita a Ibiza tras la que regresarán a Palma para volver este martes, 18 de agosto, a Madrid.

Juan Carlos I anunció su intención de abandonar España hace dos semanas, a través de una carta que envió a su hijo, el rey Felipe VI, y con el objetivo de "prestar mejor servicio a los españoles y a las instituciones". Desde aquel momento, muchas habían sido las especulaciones sobre su destino.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue cuestionado en varias ocasiones sobre el paradero del monarca emérito, delegando esa respuesta en la Casa Real, que hasta este lunes había guardado silencio.

Las finanzas del rey Juan Carlos llevan años bajo sospecha y a mediados del pasado mes de marzo, apenas decretado el estado de alarma por pandemia de covid-19, este asunto volvió a primera línea informativa tras diversas informaciones publicadas en la prensa suiza y británica, provocando que la Casa Real anunciara que Felipe VI renunciaba a la herencia que podría percibir de su padre y suspendiendo su asignación anual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento