Unos 74.000 enfermeros han sufrido la covid-19, pero a un 8% no le han hecho pruebas diagnósticas: "La falta de previsión ha sido constante"

Una enfermera trabaja durante la pandemia de coronavirus.
Una enfermera trabaja durante la pandemia de coronavirus.
20MINUTOS
Unos 74.000 profesionales enfermeros han padecido coronavirus en España y, de ellos, 5.500 han estado graves, según una encuesta del sindicato Satse, que pone de manifiesto que sólo a tres de cada diez enfermeros se les ha realizado más de una prueba diagnóstica de la enfermedad durante la crisis sanitaria.

Un nuevo estudio del sindicato de enfermería SATSE calcula que unos 74.000 de las enfermeras y enfermeros entrevistados han tenido síntomas de coronavirus, 5.500 de forma grave. Sin embargo, a la mitad de ellos solo se le hizo una prueba de detección y a un 8% ninguna. La gran mayoría, 8 de cada 10, han tenido que reciclar mascarillas, y califican de 3 en una escala de 10 la calidad del material de protección recibido. 

La encuesta, hecha para el sindicato por la empresa de estudios Sondea, fue hecha a finales de mayo y principios de junio a 120.286 personas. Sus principales conclusiones son que la pandemia ha afectado gravemente al colectivo y que han tenido escaso material de protección.

"La falta de previsión y de medios de protección ha sido las constantes en la lucha contra la pandemia y desde luego y sin lugar a dudas ha sido lo que ha generado que España tenga el deshonroso récord de profesionales sanitarios contagiados", ha dicho a 20minutos María José García, portavoz del sindicato. 

Incidencia de la covid-19 en la enfermería, en el estudio de SATSE.
Incidencia de la covid-19 en la enfermería, en el estudio de SATSE.
Henar de Pedro

De acuerdo con la encuesta, la implicación de enfermeros y enfermeras durante la crisis sanitaria ha sido alta. Nueve de cada diez profesionales han trabajado, y en esa misma proporción (91,6%) han tenido contacto con pacientes afectados por la enfermedad.

Sin pruebas ni protección

Casi tres de cada diez de estos sanitarios (28,7%), unos 74.000, manifiestan haber tenido síntomas de coronavirus. En 5.500 casos (2,1%) la sintomatología fue grave.

Pese a esta gran incidencia, solo al 36,6% se le hicieron más de una prueba de detección, y a la mitad (55,35%) solo tuvo una. Incluso un 8% manifiesta que nunca le han hecho un test.

Estas pruebas fueron PCR en el 56,2% de los casos, test rápidos en el 53,7% y estudios serológicos en el 46,4%.

Los sanitarios tampoco han contando con buena protección contra el virus. La calidad y cantidad de los equipos que recibieron en durante las semanas más graves de la pandemia han sido calificados con 3,46 puntos sobre 10. Dos de cada 10 enfermeros (67%) la han suspendido. 

En las últimas semanas, cuando hay más material de protección disponible, la calificación no mejora mucho: Ese rubro es calificado con una media de 5, y un 38% de los encuestados la suspenden..

Un 35% de los encuestados afirman que no recibieron ningún tipo de formación o información sobre el manejo de los trajes de protección, los EPI.

Mascarillas recicladas

En el punto álgido de la crisis, uno de los materiales que más escaseó fueron las mascarillas. Un 77,3% de los encuestados tuvieron que reutilizar su mascarilla FPP-2 o FPP-3, y un 60% lo hicieron con las quirúrgicas. 

Las batas impermeables fueron reutilizadas por un 53,6% y un 25,7% usó varias veces su traje de buzo de un solo uso.

La pandemia también ha afectado a la estabilidad del puesto de trabajo en un 20% de los casos y el 15% de las encuestados han necesitado ayuda psicológica.

La encuesta para el SATSE se hizo a 120.286 afiliados, de un total de 316.000 profesionales en el país. El 85% de los encuestados eran mujeres, y el 92,8 trabajan en el sector público. Consulta el informe íntegro del sindicato de Enfermería:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento