El registro revela un exceso de 43.034 muertes desde marzo

Féretro
Trabajadores de una funeraria trasladando un féretro.
Jorge París
Muertes
Muertes

Entre el 13 de marzo y el 22 de mayo, los registros civiles de España informaron de 43.034 muertes por todas las causas más de lo que sería normal para ese periodo en un año corriente, un exceso del 55%. Este dato procede del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo), un mecanismo que utiliza los datos de mortalidad de los registros civiles para comparar los fallecimientos que se producen en un día determinado con los de esa misma jornada pero en años anteriores en busca de anomalías.

El sistema es capaz de detectar repuntes inesperados, que puedan anticipar "eventos de posible importancia para la salud pública". Hasta ahora, había detectado excesos de muertes provocados temporadas gripales especialmente virulentas u olas de calor. Pero el gigantesco pico detectado desde que llegó el coronavirus a España no tiene precedentes comparables.

Los 13.250 muertos que se añadieron ayer de golpe a la estadística elevaron el total de muertes que normalmente no se habrían producido a 43.034 en lo que va de epidemia. La cifra oficial de fallecidos que, hasta ahora, es seguro que tuvieron que ver con la Covid-19 en España es de 27.118, el 63% de lo que sugieren los números del MoMo.

"Sabemos que algunos fallecidos por coronavirus han podido fallecer sin ser diagnosticados, igual que sabemos que algunos fallecidos a los que se les achaca una muerte por coronavirus no habrán fallecido por esta enfermedad", sostuvo ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias en rueda de prensa.

De este exceso de mortalidad detectado, el 94% corresponde a personas mayores de 65 años y, concretamente, el 82,5% a mayores de 74.Estas tasas en personas de edad avanzada son similares a las registradas por el Centro Nacional de Epidemiología que, según la última información disponible, hablan de que un 87% de las personas fallecidas por coronavirus eran mayores de 70 años.

Los datos del MoMo también dan una imagen de una tragedia desigual en toda España. Por ejemplo, en Madrid, el epicentro de la epidemia, han muerto un 162% de personas más de lo esperable, según el MoMo. En Canarias, el porcentaje es de apenas un 7%. Castilla-La Mancha (206%), Navarra (137%), Castilla y León (114%) o Cataluña (96%) presentan excesos de mortalidad mucho mayores que otras comunidades como Baleares (14%), Valencia (20%), Galicia (23%) o Andalucía (26%) donde el virus ha pasado de puntillas.

Los datos del exceso de muertes proporcionan una información muy valiosa, pero que es importante poner en contexto. Esas 43.034 personas que han muerto antes de lo normal no son por una causa concreta. Podrían ser menos o incluso más. que las atribuibles al virus.

 "Queda un número importante de fallecidos que se podrían explicar por otras razones", arguyó Simón en referencia al desfase entre las cifras oficiales y las del MoMo. Entre esas razones, Simón citó que la menor capacidad del sistema sanitario para atender otras dolencias durante los momentos de mayor presión o el propio temor de algunos enfermos a acudir a hospitales pueda estar detrás de varias muertes. 

Por otro lado, la caída a mínimos históricos en las muertes en carretera podría haber provocado el efecto contrario. Además, hay que tener en cuenta que los datos de los registros civiles llegan con cierto retraso, por lo que las cifras se van actualizando y las series históricas se van corrigiendo. Y, aunque el sistema es muy representativo, –cuenta con datos del 93% de los registros– no incluyen el 100% de las muertes.

Muertes
Muertes
Mostrar comentarios

Códigos Descuento