Cinco familias, cinco dramas y un factor común: no haber recibido el pago de los ERTE en los dos meses de pandemia

La pandemia del coronavirus, como todas las crisis, no está afectando de igual manera a todos los españoles. Desde el Gobierno mantienen el discurso de "no vamos a dejar que nadie se quede atrás", pero por el momento no está siendo así. Los millones de trabajadores que se han quedado en paro, tienen condiciones contractuales diferentes y algunos de ellos todavía no han recibido ni un euro de las prestaciones destinadas por el ejecutivo.
La pandemia del coronavirus, como todas las crisis, no está afectando de igual manera a todos los españoles. Desde el Gobierno mantienen el discurso de "no vamos a dejar que nadie se quede atrás", pero por el momento no está siendo así. Los millones de trabajadores que se han quedado en paro, tienen condiciones contractuales diferentes y algunos de ellos todavía no han recibido ni un euro de las prestaciones destinadas por el ejecutivo.
Vídeo de la plataforma de afectados por el ERTE. (@2020Erte) 

La pandemia del coronavirus, como todas las crisis, no está afectando de igual manera a todos los españoles. Desde el Gobierno mantienen el discurso de "no vamos a dejar que nadie se quede atrás", pero por el momento no está siendo así. Los millones de trabajadores que se han quedado en paro, tienen condiciones contractuales diferentes y algunos de ellos todavía no han recibido ni un euro de las prestaciones destinadas por el ejecutivo.

Desde el Ministerio de Trabajo, presidido por Yolanda Díaz, decidieron implementar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para aquellas empresas que hayan tenido que despedir a sus trabajadoras como consecuencia del coronavirus. Hasta el viernes 15 de mayo, el número de personas que han sido afectadas por un ERTE asciendía a 3,3 millones, de las cuáles 300.000 todavía no habían recibido el pago, según datos del Ministerio. 

La ministra aseguró en una entrevista para 20Minutos que "desde el lunes 18 de mayo, están todos los ERTE reconocidos y en estos días, los pocos que quedaban, tienen que estar percibiendo su prestación, salvo que haya errores en la tramitación". Además, alentó a todo aquel que siga sin recibirla a contactar con el SEPE para solucionar su situación. Sin embargo, muchas personas siguen sin cobrar lo que les pertenece por los ERTE.

Estas personas atraviesan una situación difícil en cuanto a su economía familiar. Por ello se han unido a través de grupos y redes sociales, como la de Afectados por el ERTE 2020 (@2020Erte). Muchas familias, las que se lo pueden permitir, han tenido que utilizar sus ahorros para seguir con el día a día en sus vidas. Sin embargo, las que carecían de este colchón económico, viven ahogadas y con auténticos problemas para salir adelante. 

"Estamos con el agua al cuello, he devuelto mis recibos este mes"

Las familias afectadas son muy variadas y viven situaciones diferentes en sus hogares. Pilar, por ejemplo, es madre jubilada de dos hijos que viven en Barcelona, a 800 km de distancia de su ciudad, Gijón, y cuenta a 20Minutoscomo le ha afectado la situación. "A mis dos hijos les aplicaron un ERTE cuando se declaró el estado de alarma. Al ver que pasaba el tiempo y no llegaba el pago, hablaron con la Administración y su sorpresa fue que ninguno figuraba en el ERTE"

Pilar asegura que han repasado la documentación entregada por sus respectivas empresas y todo está en regla. Esto se ha traducido en que sus hijos llevan dos meses corriendo con unos gastos que no pueden afrontar sin tener ingresos, por lo que Pilar y su marido, jubilado por accidente laboral, han tenido que ayudarles como han podido. "Nosotros no tenemos ahorros, pero si tienes una hija y un hijo en esta situación les tienes que ayudar. El problema es que la pensión no llega y estamos con el agua al cuello, he devuelto mis recibos este mes y somos miles en esta situación", concluye Pilar. 

Cuando la carrera universitaria depende del pago del ERTE

Lucía (nombre ficticio ya que ha pedido el anonimato), es estudiante de Estudios Ingleses en la Universidad Complutense de Madrid. Para pagarse la carrera y la mitad del alquiler del piso, en el que vive con su madre, trabajaba en una franquicia de comida de la cadena Rodilla. El 14 de marzo le comunicaron que iban a hacer un ERTE. Un mes después, el 14 de abril, desde la Administración le confirmaron que lo iban a tramitar. Sin embargo, aún no se le ha ingresado ese dinero. 

Desde la universidad aplazaron el recibo de marzo a mayo, algo que celebró porque esperaba contar con el dinero del estado para entonces, pero este retraso le ha colocado en una difícil situación

"Si no me pagan yo no puedo pagar, es sencillo. Tengo muchos gastos pendientes además de la universidad. Por culpa de que no paguen los ERTE, como prometieron, yo voy a perder 6 asignaturas en las que he estado trabajando durante el confinamiento y por las que además tendré que pagar el doble de dinero el año que viene por ser segunda matrícula", ha declarado a 20Minutos.

Hector, cocinero, ha recibido 131,60€ por un mes y medio de trabajo

Hector es el jefe de cocina de un restaurante en Montecarmelo, Madrid. El negocio echó el cierre y a todos los empleados les aplicaron un ERTE. Un tiempo después, recibió un correo de la Administración había aprobado la solicitud y que recibiría el pago de 131,60€ por el periodo desde el 14 de marzo hasta 30 de abril. "Yo tengo un contrato de 40 horas y 1.200€ al mes y me están pagando 3,66€ por día. La sensación de indefensión es total", ha declarado. 

Su mujer, embarazada de 30 semanas y también en un ERTE, sí lo ha cobrado debidamente y es gracias a ello, y al dinero que tenían ahorrado para los gastos de la niña, como han sobrevivido estos dos meses. "Hemos tenido que hacer malabares económicamente. Cuando vas a ser padre necesitas preparar un poco la llegada de un bebé, y con 131€ es imposible", afirma Hector. 

Por último, ha comentado que está en contacto con el Defensor del Pueblo para denunciar ante los tribunales esta situación, mientras que desde la Administración le confirman que están estudiando su caso. 

"Nos quedan 150€ para las dos semanas de mes que quedan"

Cuando en una familia uno de los progenitores se queda en esta situación, el panorama se complica, pero si tanto la madre como el padre están en ERTE y ninguno de los dos lo ha cobrado, la dificultad es máxima. Es el caso de Soraya, madre de dos hijos menores y residentes del madrileño barrio de Vicálvaro. Ella trabajaba en una cafetería y su marido era repartidor, y el 16 de marzo les aplicaron un ERTE y todavía no les han pagado ni un euro. Por suerte han sido notificados que lo recibirán el 15 de junio, tres meses después.

"Llevamos un tiempo tirando de lo que tenemos pero no da para más. Hemos tenido que pedir ayuda a amigos y familiares. Al final, hemos terminado acudiendo a los servicios sociales para acceder al banco de alimentos. Nos quedan 150€ para las dos semanas de mes que quedan", declara Soraya. 

Además, algo que se repite en muchos testimonios como el de Soraya, es la imposibilidad de contactar con la Administración, ya que ni por correo ni por teléfono tienen sistemas eficaces para absorber tantos casos: "Contactar con el SEPE es misión imposible. Llevamos llamando desde abril y nada, el colapso es total", concluye.

"Al principio te crees lo que dicen por la tele, luego compruebas que no" 

Desde la localidad catalana de Tarrassa, Laura explica su situación personal, que fue la que le impulsó a crear una estructura de grupos de WhatsApp y redes sociales para organizarse y visibilizar los casos de ERTE sin cobrar. Ella trabajaba en el sector hostelero y le aplicaron el expediente temporal el 13 de marzo. Le aseguraron que iba a cobrar el medio mes y los siguientes, pero de pronto vio como le habían dado de baja el 30 de marzo "por colocación por cuenta ajena", que se traduce en que el 1 de abril supuestamente había comenzado a trabajar, lo cual era falso.

Tras sondear las redes y observar que era algo que le había pasado a muchas personas, creó los grupos y empezó a moverlo por internet. Consiguió hablar con el SEPE, que le afirmó que para el 15 de mayo estaría solucionado, pero no ha sido así. La Administración ya le ha confirmado el pago del mes de abril, que se hará en junio, pero le indican ahora que ha llegado al límite de la prestación, lo que complica aún más todo. "Ahora mismo debo un mes y medio de alquiler, que podría pagar perfectamente si me ingresasen el dinero que me deben por el ERTE", concluye Laura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento