Un médico moviliza las redes para animar un hombre de 79 años que quería "tirar la toalla" tras 5 PCR positivos

Una persona en Madrid participa en el aplauso diario dedicado a todo el personal sanitario durante el confinamiento para la contención del coronavirus.
Una persona en Madrid participa en el aplauso diario dedicado a todo el personal sanitario durante el confinamiento para la contención del coronavirus.
SEBASTIÁN MARISCAL / EFE

Ya han advertido los psicólogos en varias ocasiones que el coronavirus y sus consecuencias pueden tener graves efectos psicológicos en las personas, sacando a florecer sentimientos como la angustia, la rabia o la soledad, entre otros muchos, a raíz de la incertidumbre del estado de alarma y del confinamiento.  

Quienes se han infectado o sufren por la Covid-19, no obstante, tienen que añadir a su estado anímico la sensación de miedo que en muchas ocasiones experimentan al no percibir mejoría o llevar mucho tiempo enfermo de un virus del que todavía se desconocen demasiadas cosas. 

Es el caso de Pedro, un hombre de 79 años que, cinco tests positivos y 46 días con síntomas después, perdió la esperanza y el ánimo. "Está desolado y con ganas de tirar la toalla", lamentaba su médico en Twitter, la plataforma que escogió para recoger mensajes de voluntarios que quisieran contribuir a levantarle el ánimo al hombre al que le costaba ver la luz después del túnel.

"Twitter, haz tu magia", imploraba Carlos Hernández, su médico, en el mensaje en el que animaba a quien quisiera a mandarle un mensaje a su paciente Pedro. Y, sin duda, Twitter hizo su magia. Pocas horas después, el perfil de Carlos no daba a basto con la cantidad de mensajes de ánimo recibidos, ya no solo de España, sino de todas las partes del mundo, que llegaron a ser tantos que "Hola Pedro" se convirtió en 'Trending Topic' este miércoles, ante la incredulidad del médico que había  iniciado la iniciativa.

Twitter se llenó de mensajes para Pedro, que se emocionó enormemente al recibir la noticia junto a los mensajes seleccionados que su médico quiso darle. "Bueno acabo de hablar con Pedro y con su hija. No sabéis la llorera que nos hemos pegado los dos... Le he dado a su hija los primeros 300 mensajes impresos. El resto se los irá leyendo su nieta directamente desde Twitter", contaba Carlos Hernández en un mensaje en el que agradecía la colaboración y solidaridad de todos los que habían aportado su granito de arena para que Pedro no perdiera la esperanza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento